Cargar el teléfono móvil sentado en el banco de una plaza

¿Se imaginan estar esperando la llegada del autobús y mientras tanto estar cargando su dispositivo móvil, mp3 o tablet en la marquesina? ¿O estar sentado en una terraza y haciendo lo mismo a través de la mesa del establecimiento a la vez que se toma una bebida refrescante?

Va a ser posible en poco tiempo, a partir del nuevo paso adelante dado por la empresa abulense Onyx Solar. Se trata de un kit para mobiliario urbano, consistente en un vidrio fotovoltaico y una mico-estación integrada por una batería y un conector USB. La gran ventaja de este sistema es que el vidrio fotovoltaico se conecta con la micro-estación solar mediante dos cables y un sistema de conexión easy-click, lo que propicia una incorporación muy sencilla al diseño del mobiliario urbano: marquesinas, mesas, bancos…

De esta manera, se genera energía limpia y gratuita gracias al sol, aunque el lugar en el que se instale tenga escasa luminosidad, ya que el material empleado es un vidrio fotovoltaico de silicio amorfo, que es capaz de aprovechar en un grado mayor la capacidad de captar la radiación difusa. Esta circunstancia propicia que el ‘kit fotovoltaico’ pueda comercializarse para países con baja radiación solar o instalarse en lugares de ciudades que se encuentren en zonas de sombra, teniendo en cuenta que el material empleado es capaz de captar la radiación difusa, es decir, aquella que se recibe de la atmósfera como consecuencia de la dispersión de parte de la radiación del sol.

Esta solución ha sido desarrollada como un sistema autónomo de generación de energía, con el objetivo de convertir el mobiliario exterior tradicional en puntos de carga para aparatos electrónicos vía USB. Esto propiciará la recarga de estos aparatos que todos utilizamos a diario y se descargan cada vez con mayor facilidad, debido al constante uso que realizamos de los mismos.

Ónix Solar está especializada en la integración arquitectónica de panales solares que generan energía eléctrica para edificios, si bien, en esta ocasión trata de abrirse camino en otro nuevo campo que le permitirá abordar nuevos clientes y mercados a través de energía limpia.

La idea del ‘kit fotovoltaico’ surgió «hace muchos años», según relatan ambos. De hecho, recuerdan que ya habían realizado «alguna propuesta similar para diversos proyectos de desarrollo urbano sostenible». Su apuesta por la sostenibilidad se centraba de manera especial en los edificios de las ciudades, que tal y como destacan suponen el 40% del consumo final de energía y el 70% de la electricidad demandada.

«Pero sentíamos que ya era hora de dar un paso más y quisimos extender el ámbito de la aplicación de nuestro producto -vidrio fotovoltaico- a todos los rincones de nuestras ciudades», explican sobre el origen de este nuevo proyecto que ya se está empezando a comercializar. De hecho, ya hay varias empresas de mobiliario exterior interesadas en el mismo.

Al respecto, reconocen el interés que ha despertado el producto entre clientes de Australia, Dubai, Francia o Alemania, entre otros. «Estamos seguros de que pronto veremos este producto en las calles de nuestro país», afirman Beltrán y Del Caño, tras constatar la creciente demanda que reciben desde España, algo que en su opinión denota que la crisis ha comenzado ha pasar. En el caso del «kit fotovoltaico», uno de sus principales atractivos consiste en que su integración puede ser total en bancos, mesas o cualquier otro elemento exterior del mobiliario urbano, distribuido por cualquier rincón de las ciudades y pueblos de todo el mundo.

Estos elementos repartidos por las calles dejarán de ser algo pasivo para convertirse en un activo para la generación de energía limpia y gratuita gracias al sol. Además, este producto evita la emisión de CO2 a la atmósfera. Según los responsables de Onyx Solar, este kit supone «la incorporación de un sistema de generación de energía rápido, fácil y cómodo, integrado a escala urbana, pero manteniendo una funcionalidad a nivel usuario».

Fuente: www.elmundo.es

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *