Todo lo que tiene saber sobre los sistemas solares térmicos a base de tubos de vacío

Los sistemas solares térmicos basados en tubos de vacío son cada vez más populares a la hora de realizar una instalación en la que se desea obtener agua caliente sanitaria. La explicación de este éxito se debe a que estos equipos tienen uno de los mayores rendimientos térmicos en el rubro. La invitación es dar un paseo por esta clase de sistemas térmicos, para conocer a fondo todos los detalles que se esconden en una instalación estandar.


Si hay algo que se asemeja entre los distintos sistemas solares térmicos es que no poseen demasiada tecnología. Un sistema solar térmico de tubos de vacío es un tipo de colector solar que aprovecha la energía solar para transferirla a un fluido que por lo general es agua. Hacemos esta salvedad, ya que como veremos en otro artículo, los sistemas de concentración a alta escala, no utilizan el agua como fluido caloportador.
Pero bien, si comparamos los sistemas de tubos de vacío con los colectores solares planos vamos a ver que en estos ultimos existen pérdidas por convección. Por su parte, en los tubos, al estar aislados al vacío estas pérdidas se reducen a valores en torno a un 5 por ciento, lo que supone alrededor de un 35 por ciento menos con respecto a los paneles planos. Esto, a la larga, permite incrementar el rendimiento de forma increíble, obteniéndose aumentos cercanos al 196 por ciento frente a los colectores planos.

Los sistemas de tubos de vacío le deben su rendimiento, en gran medida, a la excelente confección del tanque acumulador

El sistema de tubos de vacío se basa fundamentalmente en un tanque contenedor que está formado en realidad por dos tanques. Uno exterior que está en contacto con la atmósfera y dentro encontramos otro más pequeño de acero inoxidable que contiene la capacidad que indica el fabricante. El tanque interior está protegido por una aislación térmica muy importante, realizada en espuma de poliuretano lo que permite garantizar que estos equipos pueden llegar a tener una pérdida térmica de tan solo dos grados centígrados por día, en cualquier condición térmica exterior. Los tanques tienen además una serie de perforaciones alineadas, donde van encajados a presión los tubos de vacío. Una arandela de silicona es la que garantiza que no haya pérdidas de agua de ningún tipo.
Tanto el tanque acumulador como los tubos de vacío se montan sobre una estructura que tiene la versatilidad de poder adaptarse a distintos emplazamientos. Es así como pueden ponerse en una terraza, o en lo alto de un tejado sin ningún tipo de problemas. 
Se podrá ver en todos estos equipos, que por detrás de los tubos de vacío, se suele colocar una superficie reflectante. Esto se debe a que se busca aprovechar su forma cilíndrica para absorber la energía reflejada en la placa. 

Un tubo de vacío al detalle

Los tubos de vacío están compuestos por un doble tubo de vidrio, entre cuyas paredes se hace un vacío muy elevado (en torno a 0,005 pa) y el vidrio interior suele llevar un tratamiento a base de metal pulverizado para aumentar la absorción de radiación. Las dimensiones de los tubos son similares a las de un tubo fluorescente, en torno a los 60mm de diámetro y 180cm de largo.
En la actualidad existen dos esquemas generales de tubos de vacío: los colectores de flujo directo y los de flujo indirecto o heat-pipe.

El tubo de vacío de flujo directo fue el primero en desarrollarse, y su funcionamiento es idéntico al de los colectores solares planos, en donde el agua circula por el tubo expuesto al sol, calentándose a lo largo del recorrido y ascendiendo por el efecto de convección. Es el sistema más eficiente de captación solar.
Los sistemas indirectos o comúnmente llamados “heat-pipe” es una evolución de los colectores solares de tubos al vacío tradicionales. Estos provechan al máximo la radiación solar para el calentamiento de agua. Gracias al vacío de los tubos su perdida de calor es minima, otorgándoles un elevado rendimiento. Una de las ventajas de los sistemas heat-pipe es que gracias a la unión seca del heat pipe de cobre con su compartimiento en el tanque de agua, los tubos pueden ser extraídos o intercambiados sin afectar ni detener el funcionamiento del sistema. Además, su diseño modular permite la combinación de colectores para distintos volúmenes de agua a calentar. Una diferencia con el sistema tradicional de tubos de vacío es que al no fluir agua por los tubos y gracias a sus materiales de construcción anticorrosivos como el borosilicato, estos tubos prestan una máxima protección a los agentes corrosivos.

En los tubos de heat-pipe el agua no circula dentro del mismo.
Se calienta el bulbo de cobre que tiene en el extremo.

Una de las ventajas más importantes, es que los sistemas heat-pipe tienen un mayor rendimiento que los sistemas de tubo de vacío tradicionales. Al punto que son los sistemas con mejor rendimiento tienen en climas fríos a extremadamente fríos. Este sistema de flujo indirecto obliga a una inclinación mínima de los tubos en torno a los 15 grados para permitir la correcta circulación del fluido. Este sistema es 166 por ciento más eficiente que las placas planas.

Ventajas y desventajas. Los tubos de vacío, en comparación con los colectores planos, suponen un avance en la captación de calor en condiciones desfavorables (precisamente cuando más se necesita el calor). Los costos de fabricación son mucho menores que las placas tradicionales planas, ya que son fabricados en cristal borosilicato, al contrario que los colectores planos que al ser fabricados en cobre, son más caros.
Desde otro punto de vista, una ventaja añadida de los tubos es su mayor versatilidad de colocación, tanto desde el punto de vista práctico como estético, pues al ser cilíndricos, toleran variaciones de hasta 25 grados sobre la inclinación idónea sin pérdida de rendimiento, lo que permite adaptarlos a la gran mayoría de las edificaciones existentes. 
A esto hay que añadir la menor superficie necesaria que precisan los tubos, además por su forma cilíndrica reciben los rayos solares perpendicularmente durante todo el día, al contrario que los colectores planos que son más eficientes cuando tienen el sol incide sobre ellos perpendicularmente al mediodía.

Uno de los desprendimientos de la tecnología utilizada en los sistemas solares térmicos de tubos de vacío, se encuentra en una aplicación que por lo menos en Argentina aún no ha llegado. Es la aplicación de esta tecnología en lo conocido como “aire acondicionado solar”. Por el momento, los que mejor rendimiento tienen son los denominados “híbridos” que utilizan el sistema térmico y también utilizan energía eléctrica. 

Como vemos, los sistemas de enfriamiento solar no solamente pueden servir
para un domicilio. Aquí vemos un equipo que alimenta la refrigeración
en un laboratorio en Alemania

El aire acondicionado solar híbrido, son sistemas que utilizan el sol como fuente de calor adicional para ayudar con energía solar térmica el proceso de enfriamiento de un sistema de aire acondicionado típico, reduciendo el consumo de energía eléctrica para el funcionamiento del compresor.
El colector solar ayuda el compresor a calentar el gas y permite una reducción en el consumo de energía eléctrica del orden del 40 al 60 por ciento.

Los sistemas de aire acondicionado solar híbridos tienen una eficiencia muy alta y son una alternativa muy moderna para la refrigeración de sitios que funciona en base a energía solar, lo cual no solamente nos llega a brindar un ahorro en el consumo de energía eléctrica, sino que también resulta beneficioso para el ambiente debido a que produce una menor cantidad de dióxido de carbono a largo plazo.

 
Advertisements

Qué son los Sistemas Solares Fotovoltaicos Autónomos ?

Los sistemas fotovoltaicos autónomos se caracterizan por ser independientes de la red eléctrica. Dado que los paneles solares o módulos solares no almacenan energía, usualmente se conectan a un banco de baterías para que la energía pueda ser usada durante la noche o en períodos nublados.


Los sistemas solares a base de baterías pueden funcionar de manera autónoma y autosuficiente si están bien dimensionados.
Las principales aplicaciones para los Sistemas Fotovoltaicos con baterías son: electrificación de casas rurales en zonas apartadas, luminarias solares para alumbrado de parques o puentes, sistemas para repetidoras de microondas, sistemas de telemetría o alumbrado de helipuertos en plataformas petroleras. también tienen aplicación en la alimentación de sistemas de monitoreo en zonas petroleras.

La consideración más importante en el diseño de este tipo de sistemas es que sea del tamaño adecuado para que la energía que consumen los aparatos sea la misma energía producida por el sistema fotovoltaico. Asimismo el banco de baterías debe ser el adecuado, para almacenar la energía suministrada por el arreglo fotovoltaico y además como para que pueda guardar una reserva que satisfaga las necesidades en periodos de baja insolación.
Entre las características generales Sistemas fotovoltaicos autónomos, pueden entregar a la salida corriente continua o corriente alterna y cubren por sí solos la demanda energética del usuario.
Estos sistemas fotovoltaicos autónomos deben ser dimensionados por alguien que esté preparado en la materia. Aquí no existen soluciones mágicas sin hacer el estudio correspondiente. Generalmente están formados por cinco partes fundamentales, las cuales son calculadas por separado.
Los módulos o paneles solares: Hay de distintos tamaños lo que determina la potencia de electricidad que genera. Saber cuál necesitamos, depende de los cálculos.
Un banco de una o más baterías. El tamaño del banco de baterías depende mucho del consumo que hay que cubrir y de los días de autonomía que se espera que tenga el sistema. Estos días de autonomía no son otros que aquellos días en los que se espera que no haya sol o no exista forma de generar la energía correspondiente.
Un regulador de carga. Se encarga de analizar permanentemente el nivel de carga del banco de baterías y permite el flujo de electricidad desde los paneles hacia ellas. Si las baterías están llenas de carga, el regulador deja de enviar energía de los paneles. 
Un inversor de corriente y/o convertidor de corriente. Se encarga de convertir la corriente continua de las baterías de 12V, 24V o 48V en corriente alterna de 220V. En el “mundo de los inversores” los hay de varios tipos, algo que trataremos en un artículo aparte. Esas variantes que existen, son las que hacen que tengan distintos precios de mercado. 
Las protecciones eléctricas correspondientes. Son llaves termomagnéticas y fusibles que permiten hacer un mantenimiento correcto del sistema además de proteger todas las partes de la instalación.

Fuente: www.conermex.com.mx
 

Las ventajas de la Energía Solar

Todo el mundo sabe o debería saber que la energía solar es limpia y verde, y deberían saber que en realidad existen muchas ventajas al utilizar la energía solar. Pero bueno, entendemos que en Argentina como en muchas partes del mundo, esto no es muy conocido y como por otra parte, nadie nace sabiendo, comentamos las diez razones por las cuales la energía solar llegó para quedarse y sin duda es la energía del futuro. Osea, ahora mismo.

Si bien la energía solar tiene muchas ventajas, ésta tiene una sola desventaja, es increíble pero hay sólo una. Dado que el sol no brilla las 24 horas del día, tenemos que utilizar otras fuentes de electricidad como apoyo o soporte y consecuentemente la necesidad de almacenarla de alguna forma. En particular, se necesita almacenarla en baterías con el fin de cubrir el tiempo cuando el sol no está brillando. De todos modos, esa es la única desventaja real de la energía solar.
 
Al momento de las ventajas todo el mundo debe saber que:
 
1.- Se puede ahorrar dinero. Si bien la inversión inicial puede resultar importante, se amortiza con los años. La vida útil de los paneles ronda los 30 años y en el caso de disponer de un banco de baterías, en el caso que tengan el mantenimiento adecuado, alcanzan los 12 años. Por lo tanto, lo que puede entregarnos un sistema solar fotovoltaico puede ahorrarnos mucho dinero en facturas de electricidad.
2.- La energía solar es buena para nuestra salud. La superioridad “verde” de la energía solar está en la cima de la generación de todas las energías. Lo que mucha gente no entiende es que proteger el medio ambiente también significa proteger nuestra salud. Con el aire y el agua más limpios significa personas más sanas.

3.- La energía solar combate el calentamiento global y el cambio climático. La otra cara de la moneda que involucra al medioambiente es el “calentamiento global” y lamentablemente el cambio climático que se está produciendo puede calificarse de catastrófico. Esas crisis climáticas no sólo amenazan nuestra salud, sino también nuestros entornos construidos, viviendas, suministro de alimentos, abastecimiento de agua, y de habitabilidad en general (así como la de muchas especies) del planeta mismo. La energía solar es una de las mejores soluciones a la crisis mundial del cambio climático porque no realiza emisiones dañinas al medioambiente.

 

4.- La energía solar nos protege de la volatilidad de los precios de los combustibles. Las fuentes de energía no renovables tienen sus costos parcialmente impulsados ​​por el costo de su combustible y costos de extracción. Eso da lugar a menudo que la volatilidad de precios bastante dramática. El sol es gratuito y no se encuentra con ninguna de esas cuestiones. Los costos de capital son casi la totalidad del costo del sistema, ya que incluso las necesidades de mantenimiento son mínimos.

5.- La energía solar es renovable. Esto es obvio, pero eso no quiere decir que debe dejarse de lado. Una energía “renovable”, por supuesto, significa que el recurso que utiliza “nunca” se va a agotar. En este caso, el sol.

6.- La energía solar es muy abundante. Las energías “renovables”, y puntualmente hablando de la energía solar, es totalmente masiva. No hay ninguna fuente de energía en el planeta que se compare con la energía solar. Cuando nos fijamos en el gráfico de la izquierda, vemos cómo se compara el potencial energético de un metro cuadro de superficie que es iluminado por el sol y su equivalente de energía generada por: 95 a 120 litros de fuel oil, 95 a 120 metros cúbicos de combustible, de 180 a 235 kilogramos de briquetas carbón y de 230 a 310 kilogramos de madera. Las diferencias son una locura si tenemos en cuenta lo contaminante que representa consumir esas otras energías. 


7.- La energía solar es una fuente de empleo. Con el combustible gratis (el sol), el costo de la energía solar está recostado principalmente en el trabajo humano requerido para producir e instalar los paneles solares. Esto significa simplemente que la energía solar es una gran y novedosa fuente de empleo. En lugar de entregar su dinero a carbón, el petróleo, el gas natural o a multimillonarios, sepa que cuando cambie por la energía solar, usted está apoyando el empleo local y de fabricación.

 
8.- La energía solar necesita muy poca agua. El agua es uno de nuestros recursos más preciados y cada vez más escaso, y miles de millones de personas alrededor del mundo sufren de la sequía y la falta de acceso a agua limpia y potable. En los procesos de extracción del carbón, el gas natural y el petróleo, utilizan y a veces destruyen grandes fuentes de agua natural. Ese problema no se registra en la industria de los paneles fotovoltaicos.
 

9.- La energía solar aumenta el conocimiento y la conservación de energía. Una de las ventajas más importantes de la energía solar. Una vez que usted se convierta en generador de electricidad a través de un sistema solar, de la energía que usted mismo va a consumir, se dará cuenta de la importancia de convertirse en una persona mucho más consciente del uso de la energía. Es un antes y un después y le aseguro que tendrá una mirada mucho más analítica en busca de ahorrar más energía. Ver su producción de electricidad, puede relacionarlo mejor con un kilovatio-hora, y es probable que se encuentre inclinado a usar sólo la electricidad que genera. Después de experimentar el cambio, sus consumos se van a racionalizar mucho mejor.

10.- Energía solar distribuye poder socioeconómico y la riqueza mucho más ampliamente. Otra de las ventajas más subestimadas de la energía solar es que mejor distribuye la riqueza y el poder socioeconómico en toda la sociedad. En lugar de las empresas de energía monopólicas, que tiene cientos de millones de personas que generan electricidad. Eso democratizado el sistema eléctrico.
 
Fuente: www.planetsave.com
 
 
 
Seguinos en Facebook
Seguinos en Twitter
Seguime en Google+

ABC de la Energía Solar: Qué es la Cocina Solar ?

 
Las cocinas solares son artefactos que permiten cocinar alimentos usando el sol como fuente de energía. Se dividen en dos familias: las llamadas “de concentración” y los “hornos o cajas”. Puntualmente en esta nota vamos a hablar del primer grupo, que son las que precisamente se conocen en el mercado con el nombre de “cocinas solares”.

Las Cocinas Solares pertenecen al grupo de Concentración, ya que como bien lo indica la palabra, “concentran” la radiación solar en un punto, a través de un reflector parabólico. En este punto es donde se coloca la olla que cocinará los alimentos. Generan tan altas temperaturas que permiten freír alimentos o hervir agua. 

El principio de funcionamiento es muy simple. Por la lejanía a la que se encuentra el sol, se puede considerar que los rayos solares llegan a la Tierra en forma paralela. Estos al reflejarse en una superficie curva, tendran distintos ángulos de refracción. Por una cuestión geométrica de las superficies parabólicas todos los rayos que llegan paralelos al eje de la parábola se reflejan pasando por un mismo punto que se denomina foco. 
Un concentrador solar es un instrumento que sencillamente consiste en la concentración en un solo foco de los rayos incidentes en una superficie, consiguiendo de esta manera alcanzar altas temperaturas que permiten el cocido de los alimentos. El secreto del funcionamiento, es que siempre esté orientado en la dirección del sol. De esta forma nos aseguramos el rendimiento óptimo de la cocina solar. Por eso, habrá que hacer leves correcciones en la ubicación de la cocina solar a lo largo de toda la cocción que queremos realizar.
Las cocinas que concentran la radiación solar levantan temperatura muy rápidamente y sirven para freír alimentos. Pueden tener altas potencias de cocción y funcionan en cualquier día del año mientras exista sol directo con buena intensidad. Requieren algunos pequeños ajustes de posición mucho más frecuentes que las cocinas de tipo horno, y primordialmente se necesita cuidar el alimento. Al funcionar de forma similar a una cocina de gas y alcanzar altas temperaturas es necesario tomar las mismas precauciones que con una cocina de gas por lo que necesitan manejarse con más cuidado, por ejemplo, usar protección para las manos al tomar las ollas o cacerolas y para evitar deslumbramiento por el resplandor de la radiación que se refleja en el espejo se recomienda emplear gafas oscuras.
Estan construidas por una estructura de soporte, que generalmente no es muy pesada. Mientras tanto la superficie cóncava de la cocina solar está fabricada por láminas de aluminio (muy similar a los gajos de una naranja) que tienen un espesor muy pequeño. De un lado de estos “gajos” el aluminio está pulido hasta llegar al punto de espejado mientras el otro no (la parte convexa). Esta superficie, debe mantenerse lo más limpia posible (mas que nada libre de polvo ambiental) para que no dificulte la refracción de los rayos solares.
Entre las ventajas de las cocinas solares podemos mencionar: No contaminan, son muy ecológicas. No necesitan electricidad, ni combustible. Fomenta el uso de energías renovables. Se economiza en cuanto a dinero utilizado en la cocción de alimentos. La tecnología y conocimientos necesarios de fabricación es muy accesible. Existe alta disponibilidad de los materiales de fabricación. Los materiales de fabricación son económicos. Como frecuentemente los materiales de fabricación son sintéticos e impermeables, la cocina solar presenta un alto grado de limpieza. Es una buena solución en lugares donde el clima permite su uso cotidiano. Es un beneficio en países y sitios donde los recursos energéticos para cocinar son escasos o de costos demasiado altos.
Entre las desventajas la mas importante de todas es que si el cielo no está del todo despejado, se requiere más tiempo para cocinar (Con cielo azul los tiempos de cocción son equivalentes a una cocina de gas o eléctrica). Solo se puede ocupar de día.
En otro artículo entraremos en detalle para explicar el principio de funcionamiento de los hornos solares o cajas solares.

ABC de la Energía Solar: De qué se trata la energía solar térmica domiciliaria ?

Principio de funcionamiento: El agua fria del tanque alimenta el sistema solar
y la salida de agua caliente de éste representa la entrada de un termotanque
tradicional. Con esto logramos mantener el agua caliente durante la noche.
El sistema de energía solar térmica domiciliaria es quizás una de las formas más simples de obtener beneficios rápidamente, teniendo en cuenta el nivel de inversión necesaria. Su funcinamiento no es para nada complicado, ya que la superficie captadora recoge los rayos del sol, absorbiendo de esta manera su energía en forma de calor. A través de la superficie de intercambio hacemos circular agua de manera que parte del calor absorbido por la superficie es transferido al agua. Esta, eleva su temperatura y es almacenada o directamente llevada al punto de consumo.

Entre todas las variantes que existen de equipos que realizan este trabajo, se encuentran los equipos de placa plana y los termotanques de tubos de vacío. Los tanques de acumulación que poseen en la parte trasera de cualquiera de los dos equipos (ver fotos) garantizan que el agua acumulada en ellos puede perder tan sólo 2ºC de un día para otro. Esto se debe al efectivo aislamiento que poseen estos tanques, que difieren de los termotanques tradicionales. De esta forma nos aseguramos que en caso de tener una serie de días nublados, contaremos con agua caliente lista para usar en todo momento. Es bueno destacar que la temperatura promedio de acumulación, alcanza los 85ºC.

Sistema denominado de “placa plana” que se asemeja por su forma
a los paneles solares. Sin embargo no tienen la tecnología de éstos.
Sistema denominado de “tubos de vacío” tienen un rendimiento muy superior
a los denominados de “placa plana”. Su uso se expande cada vez mas por
los bajos costos
Cualquiera de estos dos sistemas térmicos que se pueden ubicar en los tejados de las casas o en una terraza, se puede aprovechar los rayos del Sol (radiación solar directa, difusa y reflejada) para calentar agua y en casos particulares, dotar de calefacción a la vivienda.
Desde el panel, el líquido fluye a través de un circuito hidráulico, que se compone de tuberías, bombas y válvulas, que se encargan de conducir el movimiento del fluido caliente desde el sistema de captación hasta el sistema de acumulación y desde éste a la red de consumo.
El sistema de acumulación está constituido por un depósito que almacena el agua caliente hasta que se precise su uso. Se denomina acumulador solar. Un termotanque solar puede usar otro termotanque domiciliario que ya esté instalado. De esta forma no necesitamos invertir en mayor cantidad de equipamientos.
 
Principio de funcionamiento al detalle
En futuros artículos, analizaremos y explicaremos el principio de funcionamiento de cada uno de estas dos variantes en cuanto colectores solares se trata.
 
Fuente: www.bioenergysolar.com
 

De qué se trata la energía solar fotovoltaica de alta concentración HCPV

Si algo tiene la tecnología solar, tanto la fotovoltaica como la térmica , es que uno nunca se detiene en sorprenderse sobre la evolución permanente de tecnologías.
Es así como en este artículo vamos a hablar de la energía solar fotovoltaica de alta concentración o HCPV (de Hight Concentrated PhotoVoltaic) donde se aplican los principios de la concentración solar. Además de para las más conocidas aplicaciones térmicas de generación de electricidad, es también utilizada en la energía solar fotovoltaica.
Hace más de 20 años varias compañías iniciaron los estudios para superar una de las dificultades que más ha limitado el desarrollo de la electricidad fotovoltaica: los elevados costos de los materiales fotovoltaicos.
Estos estudios han dado sus frutos y actualmente, la fotovoltaica de concentración es ya una realidad y se presenta como una alternativa más a la generación de electricidad limpia. Claro que es una tecnología que no se encuentra aún en la Argentina, que está en pañales en cuanto a las tecnologías solares. De hecho México es el único país en América latina en disponer de esta tecnología en el estado de Durango.
Pero veamos en qué consiste  concepto del HCPV. Pues bien la tecnología solar fotovoltaica tradicional, por llamarla de alguna forma, para obtener volúmenes importantes de electricidad, necesita contar con amplias superficies de paneles fotovoltaicos, lo que se traduce en el empleo de mucho material fotovoltaico.
La tecnología de concentración fotovoltaica o HCPV plantea una ingeniosa estrategia para encarar este problema: en vez de disponer el material fotovoltaico en toda la superficie del panel, busca concentrar la luz solar que recibe el panel. Para ello utiliza elementos económicos como espejos y lentes, que concentran la luz en pequeñas celdas solares. Con ello se consigue emplear una mucho menor cantidad de material fotovoltaico y reducir los costes de forma importante.
Ya que se requiere una menor superficie de material fotovoltaico, se puede invertir en una tecnología fotovoltaica más eficiente ya que, aunque sea más cara, al ser muy poca cantidad la necesitada compensará sobradamente su precio más elevado.
De esta forma se obtienen paneles solares con celdas solares que tienen un rendimiento de entorno entre el 39 % y el 41% frente al rendimiento de las celdas convencionales de silicio que se sitúa entorno al 13% y el 19%.
En resumen, esta tecnología busca, mediante el empleo de una mucha menor cantidad de células fotovoltaicas muy eficaces, reducir los costos y a la vez mejorar el rendimiento.
En otra nota desarrollaremos detalladamente cuales son los componentes de una instalación de HCPV, que si bien tiene sus puntos en común, difieren en ciertas condiciones específicas que se deben cumplir.

Fuente: www.sitiosolar.com

Cinco mitos sobre la energía solar fotovoltaica


Por confusión, o quizás por intereses creados, se han difundido ciertas ideas sobre la Energía Solar Fotovoltaica, que por su nivel de repetición en muchos foros o publicaciones, podrían ya recibir la calificación de “mitos”. Vamos a revisar algunos de ellos