Energía solar: Cristales transparentes fotovoltaicos

El hablar de la energía solar, los primeros pensamientos que se plantean a nivel humano, es la cantidad de luz que cae sobre nuestras fachadas, cubiertas, parcelas, carreteras… y que en cierto modo, al margen del aporte de vitamina en la piel, no es una energía que se esté aprovechando al 100%… de hecho, demasiado ambicioso es ese 100% de aprovechamiento.

Advertisements

Tu selfie como una celda solar ?

Nos encontramos en una época en la que a todo le sacamos foto, ponemos un filtro vintage, retocamos con Instagram, y va directa a nuestros muros y perfiles… Un selfie, un perrito, un plato de comida, un texto…

Esta tela genera electricidad a partir del sol y del movimiento

Un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos) ha diseñado una nueva tela que puede generar electricidad a partir de la luz solar y del movimiento.

La integración de dispositivos wearables en las prendas de vestir ha llevado a la necesidad de encontrar fórmulas eficientes para proporcionarles energía. Hasta ahora ya hemos visto diversas soluciones, como los sistemas que aprovechan el movimiento para cargar las baterías, los generadores que utilizan el calor corporal o los que obtienen la electricidad mediante energía solar.

Ahora, estos investigadores han dado un paso más allá combinado dos de estas técnicas en un mismo tejido. Gracias a esto, se multiplican las posibilidades de recolectar energía. Según sus desarrolladores, la tela podría cargar los dispositivos “a partir de algo tan simple como el viento que sopla en un día soleado”.

El tejido aprovecha el movimiento y la luz solar para obtener electricidad. Para ello, por un lado integra fibras con nanogeneradores triboeléctricos, que producen la energía mediante la fricción de dos materiales que chocan uno contra otro. Por otro lado, también hay células solares con forma de alambre hechas de fibras de polímero.

Estos dos materiales se tejen con hilos de lana para obtener una tela que tiene un grosor de 320 micrómetros. Es muy flexible, transpirable y ligera, por lo que podría adaptarse a una amplia variedad de usos, como fabricar tiendas de campaña, cortinas o prendas de vestir.

Para poner a prueba las propiedades del textil, el equipo tejió con el material una bandera de un tamaño de 4 x 5 cm, y la dejó ondeando en la ventana de un coche. Los resultados fueron muy prometedores: bajo la luz solar y con movimiento, el tejido carga un condensador comercial 2 mF a 2 voltios en dos minutos.

Los científicos están ahora poniendo a prueba la durabilidad de la tela a largo plazo. Los próximos pasos incluyen también una mayor optimización del material para usos industriales.

Fuente: www.computerhoy.com

La potencia fotovoltaica mundial alcanza cifras históricas en 2015

En 2015 se alcanzó un nuevo récord mundial de potencia fotovoltaica instalada, 50 GW nuevos, que representan un 25% por encima de 2014. La potencia total instalada logra la suma de 230 GW en todo el mundo. Mientras que el sector fotovoltaico sigue creciendo en otros países, en España se vive una situación de estancamiento. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Anual 2016 elaborado por la Unión Española Fotovoltaica y que fue presentado el pasado 7 de septiembre por Jorgue Barredo y José Donoso, presidente y director general de la asociación, respectivamente.

La energía solar podría dominar las energías renovables en 2030

En materia de energías limpias, la energía solar, en detrimento de un desarrollo muy rápido desde hace 5 años, sigue siendo relativamente marginal a nivel mundial, lejos por detrás de la energía eólica, la biomasa y sobre todo la energía hidraúlica. Gracias a recientes avances técnicos y a rupturas tecnológicas en curso, la energía solar es probablemente aquella de las energías limpias y renovables que posee el mayor margen de progresión de aquí a los próximos decenios, y el más fuerte potencial para convertirse en la primera fuente de energía de la humanidad, antes de mediados de este siglo.

Un descubrimiento argentino que va a revolucionar la energía solar

Un equipo de científicos del Conicet descubrió una familia de materiales compuestos que permiten maximizar el aprovechamiento de la energía solar -pasando de absorber el 4% al 43% de la luz del sol- para transformarla en química o eléctrica, un trabajo que generó sorpresa en la comunidad científica internacional.

El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables español busca nuevos materiales para adaptar los módulos fotovoltaicos a los edificios

El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), ubicado en el municipio tinerfeño de Granadilla, ha iniciado el proyecto AiSoVol, con el que se diseñarán soluciones fotovoltaicas alternativas para su uso en nuevas edificaciones.

Técnicos del Departamento de Fotovoltaica del Instituto han informado a Efe de que en este proyecto se investiga el uso de nuevos materiales de fabricación que confieran a los módulos fotovoltaicos unas características semejantes a las de los convencionales.

Así facilitan su uso “en cualquier tipo de edificación” y se sustituirán el vidrio solar o el aluminio por otros materiales más ligeros y adaptables a diferentes superficies. Los propios módulos, agregan las mismas fuentes, se usarán en ventanas, pérgolas y en sustitución de otros tipos de acristalamientos.

AiSoVol busca proveer a los arquitectos de “soluciones a la carta” en función de los requisitos de los proyectos que acometan.

Los prototipos que se desarrollarán se integrarán en una línea de fabricación automatizada, lo que permitirá reducir los costes del proceso, que actualmente suponen un hándicap para su producción, subrayan los técnicos.

Este nuevo módulo se desarrollará aplicando nuevas técnicas de laminación a baja temperatura y materiales inspirados en la tecnología de fabricación de velas para la navegación, según han explicado los investigadores,

Esta solución, añade el ITER, permitirá fabricar módulos fotovoltaicos más ligeros, de geometrías no convencionales y con distintos grados de flexibilidad estructural.

El proyecto AiSoVol está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, tras haber sido seleccionados dentro del Programa Estatal de I? orientada a los Retos de la Sociedad.

Se enmarca en el RETO 3: Reto Energía Segura, Eficiente y Limpia. En este proyecto, que se inició el 1 de octubre y finalizará el 30 de septiembre de 2018, participan como socios el ITER y el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER).

Fuentes del ITER recuerdan que en el campo de las tecnologías de la generación eléctrica, la energía solar fotovoltaica ha protagonizado en los últimos años una de las mayores tasas de implantación y desarrollo.

Si bien a nivel mundial el grueso de la potencia instalada se ha acometido mediante proyectos de gran envergadura, “la tendencia apunta a un importante desarrollo de instalaciones de pequeña y de mediana potencia”, señalan los técnicos.

Por ello, la implementación de sistemas fotovoltaicos en proyectos de integración en edificaciones y urbanísticos, están adquiriendo cada vez mayor consideración.

“Aunque existe cierta oferta, la penetración de estos productos en el mercado no termina de cristalizar debido a su compleja implementación y su elevado coste”, añaden desde el ITER.

Asegura el Instituto que la integración de renovables en edificios es fundamental para cumplir con la normativa existente y para converger con la Estrategia “Europa 2020”, que tiene el propósito de lograr un futuro sostenible.

Para conseguir una mayor uso de renovables en edificios, “es necesario facilitar el mayor número posible de soluciones de integración” eso es lo que se pretende con estos módulos.

Los técnicos aluden además a la “aceptación social” y “estética” como claves fundamentales en el desarrollo de espacios arquitectónicos y en este caso, las energías renovables deben adaptarse a dichos espacios.

La sustitución del vidrio solar en la fabricación de placas o módulos fotovoltaicos, supondrá una disminución importante en los costes.

Éste representa aproximadamente el 10 por ciento de los costes de un módulo y es el componente que menos variaciones ha sufrido en los últimos años.

El nuevo módulo solar que desarrollará y fabricará el ITER en este proyecto utilizará otros materiales que garanticen las mismas prestaciones que las del vidrio o similares.

El producto final se adaptará para cumplir con los requisitos mínimos establecidos en el Código Técnico de la Edificación (CTE), contribuyendo a conseguir un “uso racional de la energía necesaria para su utilización en edificación”, subrayan.

En la actualidad el ITER posee una fábrica de módulos fotovoltaicos, utilizados para proyectos propios, con capacidad para generar setenta megavatios al año.

También posee y un laboratorio fotovoltaico cuya actividad está dirigida a procesos fabricación y caracterización basados en tecnología de silicio y capa delgada.

Fuente: www.eldia.es

Convierten luz en electricidad con más eficiencia que un panel solar

Al igual que una antena de radio convierte las ondas en electricidad, una “rectena óptica” puede transformar la luz directamente en corriente continua. Mitad antena, mitad diodo rectificador, estos dispositivos fabricados con nanotecnología generan electricidad directamente y pueden ser mucho más eficientes que las actuales células solares.