El semáforo del futuro ?

Tres estudiantes taiwaneses llevan adelante un concepto de diseño que podría reducir la factura de la luz de muchos municipios. De hecho, la idea es tan  sencilla que parece mentira que a nadie se le haya ocurrido antes. Se trata de un semáforo de luces LED alimentado por energía solar.
A diferencia de los semáforos que pueblan nuestras ciudades, el Solar Traffic Light (no le han puesto un nombre mejor) utiliza LEDs tricolores que evita que haya que plantar una retícula de lámparas distinta para cada color. Esto reduce notóriamente el gasto de energía y permite que el semáforo funcione gracias a un panel solar que hace las veces de visera y techo para el conjunto.
Los tres diseñadores industriales de este semáforo verde (por lo ecológico, no porque sólo permita el paso) han ganado la medalla de plata de los premios internacionales Lite-On, destinados precisamente a impulsar este tipo de iniciativas. Sin duda una buena idea que, aunque será cara de instalar, seguro que hace las grandes ciudades un poco más sostenibles. Esperamos verla algún día, aunque sea en rojo.

Fuente: www.tuexperto.com
 
Advertisements

Blight: la cortina veneciana que es un panel solar

Blight, es un prototipo de una cortina veneciana, que no sólo implementa uno, si no dos nuevos usos: absorbe e irradia luz solar, creando una sensación constante de luz en el interior y economizando el uso de lámparas. Capta luz de día, para poder utilizarla de noche.
Cada módulo de estas cortinas esta cubierto por un panel solar flexible, orientado hacia la ventana y ademas tiene una placa fotosensible, hacia el interior, que irradia la luz captada por los paneles solares.
El belga Vincent Gerkens, su creador, dice que Blight, no es simplemente un nuevo objeto, si no un nuevo diseño. Un objeto cotidiano, que gracias a la tecnología, suma a sus funciones usuales, nuevas mejoras.

 

 

Las primeras baldosas fotovoltaicas del mercado


Esas baldosas oscuras que se ven en la foto, en realidad son paneles fotovoltaicos, y puede que muy pronto pases por encima de ellas en alguna plaza de alguna ciudad europea, por el momento. Se trata de un pavimento solar que ha sido desarrollado por Onyx Solar en colaboración con Butech.

El pavimento está fabricado con un vidrio solar fotovoltaico integrado en un material cerámico, y es completamente transitable, admite una gran variedad de usos, y es posible colocar muebles encima de él, aunque no está preparado para el tráfico de vehículos. 
Este pavimento solar se puede integrar con cualquier otro pavimento, sin renunciar al diseño y la estética, y lo mejor de todo: su contribución al medio ambiente, ya que a sus beneficios activos (generación de energía), hay que unir los pasivos, pues para producir este innovador material se emplea un proceso de fabricación que emite menos CO2 a la atmósfera, a la vez que consume menos energía que en una baldosa convencional.

Fuente: www.blog.is-arquitectura.es
 

Paneles solares en la ropa: una moda pasajera o algo realmente práctico ?

A esta altura es bueno preguntarse si los paneles solares son algo para incorporar a una vestimenta. Y la pregunta se debe a que hoy en día los paneles solares están en todos lados: en los grandes edificios, en los techos de las casas, en los estacionamientos, en las granjas solares, en vehículos, en dispositivos electrónicos, pero también deben estar incluidos hasta en la ropa que usamos?. La misión de los paneles solares es siempre la misma: recolectar energía solar procedente del Sol para luego convertirla en electricidad.
Ahora la ecología se pone a la moda, ya que existe una nueva línea de ropa que integra paneles solares. De esta forma, podremos generar energía limpia en cualquier lugar al que vayamos. El proyecto recibe el nombre de Wearable Solar y ha sido una idea de Christiaan Holland de Gelderland Valoriseert. Holland ha estado trabajando en este proyecto con la ayuda del diseñador de modas Pauline van Dongen y el técnico especialista en paneles solares Gertjan Jongerden, además de un grupo de estudiantes de la Universidad de Ciencias Aplicadas en Nijmegen en los Paises Bajos.
Gracias a esta aplicación ya será posible mantener nuestro smartphone cargado en cualquier lugar, y de esta forma los fabricantes de teléfonos podrán seguir produciendo equipos con pésimas prestaciones en cuanto a baterías se refiere.

 
Fuente: www.noticias-ambientales-internacionales.blogspot.com.ar
 

Un bikini con celdas solares ?


El avance en la tecnologí­a de celdas fotovoltáicas ha alcanzado el punto en el que se pueden hacer micro-paneles que se integren a la ropa. Basado en este concepto Andrew Schneider ha creado un bikini solar que permite recargar aparatos electrónicos personales mientras te bronceas. Ahora bien, dígame que va a leer esta nota por un alto interés en la tecnología y no por la rubia…

El diseñador estadounidense de 30 años de edad, cosió 40 paneles individuales, flexibles y tan delgados como una hoja de papel con un hilo conductor suave para producir un Bikini Solar que incluye puertos USB. Le tomó 80 horas Schneider minucioso para producir su prototipo. Y, a pesar de que cada traje de baño es hecho a medida, cuestan 200 dólares, lo que los hace competitivos en los Estados Unidos.
Ahora bien, no queda claro si la rubia puede o no meterse a la pileta…

 

Fuente: www.noticias24.com
 

Las tejas solares y térmicas cada vez más comunes: Diseños para todos los gustos

Todavía la gente no se ha convencido de usar energías renovables y de colocar en sus casas elementos que se las proporcionen. Pero poco a poco se ve que cada vez hay más casas que han adoptado por ejemplo tejas especiales, o placas solares. Un techo que cumpla con la función adicional de proveer energía renovable, es desde todo punto de vista una opción que vale la pena considerar.

La solución, que está muy de moda en algunos países, son las tejas solares que además de ser muy estéticas, te ahorrarán una buena suma de dinero en la cuenta de los servicios de agua luz y gas. La inversión, que puede parecer alta en un principio, se salva tras varios meses de no pagar cuentas de electricidad.
En el mercado existen ya gran variedad de estas tejas solares que cuentan con materiales que las hacen más flexibles y que  adopten cualquier forma. Además, algunas de estas tejas  tienen una apariencia similar a las tradicionales tejas de barro, ideales para viviendas o casas de campo. Un techo lleno, o parcialmente cubierto de estas tejas solares, fácilmente puede cubrir las necesidades energéticas de una familia.
Tejas “TechTile” con PLEXIGLAS®
La empresa italiana REM S.p.A produce tejas solares de plástico con cubiertas moldeadas por inyección de PLEXIGLAS®. Las llamadas tejas TechTile tienen el aspecto óptico de una teja tradicional de arcilla, pero contienen en su interior células fotovoltaicas o bien módulos solares térmicos para calentar agua.
Según lo reporta el sitio Energía solar OK , “un tejado orientado al sur con un tamaño de 18 m2 y un ángulo de inclinación de 30 grados produce 1.650 kilovatios-hora de electricidad al año bajo el sol del sur de Italia. Esto cubre unos cinco sextos del consumo de electricidad anual de un hogar unipersonal en Alemania”.
Las tejas solares permiten obtener energía renovable sin afectar la estética del edificio, pues son muy parecidas a las convencionales en forma o color, pero la gran diferencia es que además de cubrir el techo de la casa, producen electricidad pudiendo ser aprovechada para generar calor.
Esas tejas pueden cubrir todo el techo o sólo una parte de él, según las energías renovables que necesiten en la casa o la energía que quieran ahorrar.
Son como las placas solares, están construidas para convertir la luz solar y transformarla en energía, manteniendo la estética y armonía.
Esa energía eléctrica obtenida del sol es libre de contaminación.
En Venecia, es donde más se han colocado estas tejas.
Diversas compañías estadounidenses y europeas han desarrollado diversos modelos que ya permiten ser instalados en cualquier tejado. Venecia es una de las principales ciudades que cuenta ya con estos tejados solares.
Las  tejas solares, están basadas en el desarrollo de nuevos sistemas y materiales, como el silicio amorfo o monocristalino, que permiten a los paneles ser completamente flexibles y por lo tanto, adaptarse a cualquier forma. Es por eso que son casi iguales que una teja convencional, con la propiedad añadida de producir energía solar, libre de contaminación.
Tejas “Tegolasolare”
La compañía italiana Area Industrie Ceramiche, quien fabrica una teja roja resistente que absorbe menos agua y calor, diseñó su versión de teja solar con la llamada “tegolasolare”. La teja, de 48 centímetros cuadrados, está fabricada con cuatro celdas solares y se puede instalar de manera convencional,  conectándole los paneles solares para crear un campo fotovoltaico.
Estas tejas se pueden instalar en todo el techo o sólo en una porción, para evitar las partes con sombra u otras zonas problemáticas. La gran ventaja es que si una teja se rompe, puede ser remplazada sin afectar el sistema. Según la compañía que las produce, un área de 40 metros cuadrados cubierta con estas tejas tiene una capacidad de generar 3 KW de energía.
Teja “SolTech Energy” de cristal transparente
SolTech Energy, una compañía sueca que comercializa soluciones en energía solar, fue premiada en el 2010 con el “Mejor Nuevo Material 2010” por su sistema único de calefacción con tejas fabricadas con simple cristal transparente. Sin dudas es una de las más lindas de todas. Las atractivas tejas le dan un aspecto único a tu techo, como una especie de hielo que no puedes conseguir de otra forma.
y ¿qué hace al sistema tan especial y digno de ganar un premio? Para empezar, las tejas están fabricadas con vidrio ordinario y pesan lo mismo que las tejas de barro. Segundo, estas tejas no calientan agua, sino aire limpio. Las tejas son instaladas sobre un lienzo negro en donde están montados los espacios de aire. El color negro absorbe el calor y por lo tanto el aire que circula por debajo. Este aire luego se utiliza para calentar agua o directamente una habitación.
El sistema genera alrededor de 350 kWh de calor por metro cuadrado, dependiendo del clima.
Teja de “Solarcentury” 
La produce la empresa británica líder en energía solar Solarcentury. Su novedosa teja de energía solar térmica “C21t” ganó el prestigioso galardón Rushlight Award for Solar Power por sus tejas solares. Lo novedoso de este producto es que se trata de un sistema que combina energía solar fotovoltaica y térmica en una sola teja.
Los premios Rushlight Award promueven, reconocen y celebran las tecnologías e innovaciones en materia del medio ambiente en el Reino Unido.
Por su parte, el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña (España) al referirse a este producto asegura que “la teja C21t facilita la producción de energía solar térmica gracias a su rápida y sencilla instalación, así como a su adaptación con cualquier tipo de teja”.
Analizando estas opciones nos damos cuenta de que existen alternativas para todos los gustos, mucho más sostenibles que las tradicionales tejas sin afectar la estética del tejado. Una oportunidad del siglo XXI que debe ser considerada por todo constructor.
Estas tejas solares ya empiezan a invadir el mercado, por su belleza en el diseño y sus bondades para obtener energía renovable en los hogares y así permitir que cada uno pueda disfrutar de las ventajas de tener su “propia energía” limpia y sostenible para ayudar al Planeta.
Fuente: www.lavidalucida.com

La revolución en la energía solar fotovoltaica: Llega el Grafeno

Pablo Jarillo-Herrero es un físico español que recibió en Washington el galardón presidencial para jóvenes científicos por su investigación de las propiedades electrónicas y ópticas de nuevos materiales como el grafeno. Este premio, además de llevar a sus arcas un millón de dólares, fue un grato reconocimiento a su labor en el campo de la ciencia y la ingeniería.

Actualmente Pablo Jarillo–Herrero cuenta con un equipo de 20 investigadores más que trabajan desde el 2008 en el Departamento de Física del MIT (Massachusetts Institute of Technology) estudiando nuevos  materiales. Jarillo-Herrero comenta que “el grafeno tiene un mecanismo de captación de energía que no ocurre en otros materiales, lo que podría permitir que se utilice en sistemas de recolección de energía más eficientes”. Además, también comentó que “podría ayudar a que la electrónica sea más rápida y eficiente y así, evitar o moderar el calentamiento que sufren ahora las computadoras”.

Lo más esperanzador de este descubrimiento es que también se pueden aplicar a los paneles solares, donde permanentemente se estan estudiando sus posibles aplicaciones: “ya hay empresas que lo emplean en celdas solares como un material conductor transparente, como fotodectector y en nanocompuestos mecánicos porque es el material más fuerte que existe”, explicaba Pablo Jarillo–Herrero.

En 2010, los científicos Andre Geim y Konstantin Novoselov recibieron el Premio Nobel de Física gracias a sus revolucionarios descubrimientos sobre el Grafeno. Es que este material tiene numerosas propiedades por lo que se estima que revolucionará la tecnología, aunque todavía está por llegar a su aplicación masiva. Hasta ahora, esta alotropía del carbono se ha usado como complemento del silicio, pero se cree que cerca del 2024 podría llegar incluso a sustituirlo no solo en la microelectrónica, sino  también en el sector de la fabricación de dispositivos fotodetectores y colectores de energía como afirma una investigación del MIT donde se ha logrado que el grafeno transforme energía lumínica en energía eléctrica.

En el MIT se propusieron someter una lámina de Grafeno a la luz de un láser. Descubrieron que en el material aparecieron dos regiones con diferentes propiedades eléctricas. Para su sorpresa, esto también provocó una diferencia de temperatura entre ambas zonas de material que hizo que se generase una corriente eléctrica. De ahí se observó que el Grafeno, al ser iluminado por un láser, los electrones de su estructura que eran calentados por la luz circulaban en la corriente generada, pero el núcleo de carbono de la estructura del material permanecía frío e inalterado.

Por otra parte, estos resultados ya se había podido observar pero en unos escenarios totalmente distintos, por ejemplo: ante temperaturas extremadamente bajas o cuando se bombardean intensamente con un láser de alta potencia. Sin embargo, en este caso el fenómeno apareció a temperatura ambiente y con una luz que no era más intensa que la luz del sol.

De esta forma el grafeno luego de ser expuesto a una fuente lumínica empezó a producir corriente eléctrica de manera inusual los investigadores asumieron que se debía a un efecto fotovoltaico y en su momento lo despreciaron. Pero analizando detenidamente este descubrimiento podría llevar a muchas mejoras en los dispositivos fotodetectores y lo que es más importante, podría traer una nueva generación de placas solares.

Aunque este fenómeno es muy nuevo y todavía es difícil predecir su aplicación, se piensa que el grafeno será la solución a un gran abanico de problemas actuales. Sobre todo, en el campo de energía solar. Este material podría tener aplicaciones como fotodetector, puesto que podría reaccionar ante un intervalo de energía bastante amplio, desde la luz visible hasta los infrarrojos. También podría funcionar como recolector de energía solar, ya que es capaz de responder a un intervalo amplio de longitudes de onda en contraposición a los materiales habituales que únicamente responden a longitudes de onda concretas.

Habrá que ser pacientes y esperar, ya que los avances en este tema son continuos y no se detienen. Seguiremos a la espera de más novedades al respecto.