Un hito en materia de combustibles limpios: Toyota lanza el “Mirai” un vehículo impulsado a Hidrógeno

Sin duda Toyota es una marca que apuesta por movilidad sostenible, buena prueba de ello es que si pensamos en un vehículo híbrido, a muchas personas les vendrá a la cabeza el Toyota Prius un modelo pionero cuando salió al mercado, pero el modelo a continuación supera todos los estándares de eficiencia y cuidado al medio ambiente.

Les presentamos el Toyota “Mirai”, (“futuro” en japones) con el que aseguran que el futuro de la automoción será más seguro, más ecológico y más sencillo para todo el mundo. Aseguran que este vehículo tiene una alta autonomía, que es capaz de cargarse en menos de cinco minutos y que emite tan sólo vapor de agua como residuo de fusión, algo increíble para un rendimiento insuperable de 500 kilómetros por tanque de Hidrógeno.

Además, el ser ecológico no tiene que significar que sea aburrido de conducir, ya que tiene un centro de gravedad muy bajo, lo que le da unas buenas cualidades dinámicas. Desde Toyota parecen muy seguros de que el futuro ha llegado, y que se llama “Mirai”.
A continuación los dejamos con el vídeo en el que Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation, nos habla de este innovador modelo. 

Fuente: www.catalogoverde.cl
 
Advertisements

El Arquitecto Miguel Angel Bravo afirma que los autobuses eléctricos son viables en la Ciudad de Buenos Aires

El Arquitecto Miguel Angel Bravo tiene un currículum tan extenso que si tuviéramos que desarrollarlo completamente, este artículo sólo hablaría de sus logros. Pero lo más interesante es que esa enorme trayectoria es la que le da entidad a su propuesta. Es que Miguel presentó una iniciativa el año pasado, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, donde se planteaba la implementación de colectivos o autobuses eléctricos en reemplazo de los alimentados a combustible diésel.

Se define a sí mismo como un “emprendedor serial” pero es mucho, pero mucho más que eso. Es un empresario de la industria plástica, metalmecánica, del entretenimiento, y automotriz. Este Profesor de la Universidad de Buenos Aires y participante asiduo de los Premios Innovar sostiene que el gran problema, entre tantos de los que posee la ciudad de Buenos Aires, son los colectivos que funcionan a combustible diésel. 
“No se necesita subsidiar al transporte público contaminante, cuando los colectivos eléctricos son hasta un 80 por ciento más económicos que los que hay en la actualidad” sostiene Miguel Angel Bravo. “Proponemos mover a las personas en colectivos eléctricos con vehículos que utilizan energía 100 por ciento renovable”, remarca.
En el evento de Solar Cities 2014, Miguel Angel acercó nuevamente su propuesta a manos estatales. Esta vez quien la recibió fue Juan Carlos Villalonga, responsable de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad, aunque como dijimos, en el 2013 él mismo lo presentó en la Legislatura de la ciudad. 
Más allá de esto, el Gobierno de la Ciudad aprovechó el evento internacional para presentar una propuesta en la que planea techar con paneles fotovoltaicos las paradas del Metrobus. Para ello utilizarían paneles translúcidos, que son menos eficientes, y solamente se utilizarían para iluminar las paradas y para cargar celulares en las distintas estaciones.

El Arquitecto Miguel Angel Bravo sostiene que la Argentina tiene
toda la tecnología necesaria para desarrollar los autobuses eléctricos.

Si bien la idea es muy parecida a la presentada por Miguel Angel en el 2013, la gran diferencia radica en que su propuesta es mucho más integral. “En nuestra propuesta, los paneles servirían para generar energía que sería acumulada en baterías de litio para luego completar la carga por inducción los colectivos eléctricos. No se necesitarían cables. La carga inicial de los colectivos se podría hacer con energía eléctrica del CEAMSE que es generada a través del procesamiento de la basura. En definitiva, los colectivos eléctricos son una necesidad urgente si realmente se desea pensar en una ciudad verde”, sostiene Miguel Angel. La prioridad es clara: es empezar a eliminar los vehículos diésel que con sus emisiones son una fuente importante de enfermedades tan graves como el cáncer. “Quieren cargar celulares?, se podrían cargar dentro de los colectivos eléctricos si se quiere, pero creo que es mucho más importante utilizar la energía que se genere para lograr una movilidad realmente sustentable y aprovechable”, concluyó.
Finalmente Miguel Angel se pregunta: “Aceptará el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el desafío de instrumentar una política tendiente a eliminar las emisiones provenientes del combustible diésel del transporte publico ?”.

 

En Brasil ya tienen un autobús impulsado a biogás

El Parque Tecnológico Itaipu (PTI), el centro de enseñanza e investigación en educación, ciencia y tecnología que se ha desarrollado a la vera de la represa de Itaipú, en el límite entre Brasil y Paraguay, ya cuenta con un vehículo alimentado por biometano, componente obtenido a partir de la purificación del biogás generado a partir de residuos animales.

La acción es parte de un proyecto gestionado conjuntamente por la Itaipú Binacional, Fundación Parque Tecnológico de Itaipu, la filial brasileña de la automotriz Scania, Granja Haacke y el Centro Internacional de Energía Renovable – Biogás (CIBiogás-ER). El objetivo es demostrar, controlar y regular la producción de biogás, transformado en biometano, a través de filtros específicos, una alternativa para la movilidad urbana y rural.
El modelo de autobus que se utiliza en el proyecto piloto es el Scania Euro 6, fabricado en Suecia y originalmente diseñado para funcionar con Gas Natural Vehicular (GNV). De 15 metros de largo y hasta 120 pasajeros de capacidad, el vehículo cuenta con dispositivos que ayudan en el monitoreo de la calidad del combustible.
“Scania ha lanzado un bus específico, 100% a biogás, del estándar Euro 6, es decir, el mejor estándar tecnológico de autobuses existente en Europa. Este autobús está altamente tecnificado, selecciona incluso el combustible del que se abastece y rechaza los combustibles que no están dentro de las especificaciones, lo que significa que este autobús es la mayor demostración de que el biometano generado en la región cumple con todos los parámetros de la movilidad europea”, explica el superintendente de la Plataforma Itaipú de Energías Renovables, Cícero Bley junior.
El biometano utilizado en la iniciativa se produce en la Granja Haacke, ubicada en el municipio de Santa Helena, estado de Paraná. La finca cuenta con más de 80.000 gallinas ponedoras y 750 bovinos, que producen con el estiércol generado un total de 960 metros cúbicos de biometano por día.
En palabras del superintendente de la Plataforma Itaipú de Energías Renovables, “estamos haciendo toda la cadena de producción de biometano: la obtención de biogás a partir de estiércol de animales de granja, el biogás es filtrado allí para específicamente eliminar el dióxido de carbono y el sulfuro de hidrógeno (que son contaminantes, además de partículas puedan contaminar el biometano), con lo que se obtiene el 98% de biometano, por encima de lo que se requiere para el gas natural vehicular”. 
“A partir de ahí -continúa Bley junior- lo comprimimos en cilindros, lo trasladamos en camiones específicos y lo traemos al Parque Tecnológico Itaipú, donde hemos construido una estación de servicio de gas metano”.

 
Fuente: www.energias-renovables.com
 

Madrid luce su primer taxi eléctrico


La ciudad de Madrid apuesta por el ecosistema y presenta su nuevo taxi 100 por ciento eléctrico. El Nissan LEAF se ha convertido en el primer taxi homologado con esta tecnología de la capital.

Nissan ha entregado a un taxista particular el primer taxi eléctrico homologado que circulará por la Comunidad de Madrid. Es un Leaf, el turismo eléctrico de la marca japonesa y que para el gremio está disponible a partir de 12.100 euros.
Al ajustado precio habría que añadir, según los datos de Nissan, los costos de combustible son cuatro veces más económicos que los de un vehículo con motor de combustión convencional. Se pueden recorrer 100 kilómetros por un costo inferior a 2 euros, dependiendo de la tarifa eléctrica que tengamos a la hora de recargar la batería. La factura de mantenimiento también presenta una notable reducción, que alcanza hasta un 40 por ciento pues los vehículos eléctricos (VE) tienen menos piezas móviles (como por ejemplo, inyectores) que los vehículos convencionales. La autonomía del Nissan Leaf es de unos doscientos kilómetros reales, y la carga de la batería se puede realizar al 80 por ciento en unos 20 minutos en un punto de recarga rápida.
Sin embargo, Madrid no es la primera ciudad española en sumarse a la causa verde. Anteriormente ciudades como Valladolid y Barcelona ya habían presentado sus taxis eléctricos. En 2011, Roberto San José Mendiluce se convirtió en el primer taxista de España en utilizar un vehículo eléctrico para trasladar a viajeros por la ciudad, precisamente un Nissan Leaf. Mientras que hace unos días, la compañía china BYD entregó el primer taxi eléctrico de la Ciudad Condal a un particular. La firma china, distribuida en España por el Grupo Bergé, entregó su primer E6 con una autonomía de 302 kilómetros, y se adelantó a Nissan, quien iba a ser la primera marca con un vehículo eléctrico como taxi en Barcelona, pero los problemas de agenda de Artur Mas, pospusieron la celebración del acto de entrega de llaves.
De este modo, esta nueva incorporación es un paso adelante en la lucha por disminuir los niveles de CO2 en las ciudades, como Madrid, que más sufren el impacto de la contaminación. La Comunidad de Madrid enmarca la promoción del vehículo eléctrico dentro del Plan Azul+ que pretende reducir 30.000 toneladas de emisiones en el año 2020.

 
Fuente: www.elmundo.es
 

Diseñan placas solares para autobuses que permiten ahorrar combustible

Un grupo de investigadores reunidos en Valencia ha ideado el sistema «Solar Adhesive» para que los autocares abastezcan sus sistemas eléctricos mediante la energía solar, reduciendo así el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en más de 14 toneladas por año.

Este proyecto ha nacido a través de la iniciativa europea Climate-KIC y del programa Pioneros en Acción, que favorecen la transmisión de conocimientos entre expertos europeos para mitigar los efectos del cambio climático en el planeta, según informó la Fundación Comunidad Valenciana-Región Europea.
El sistema ideado consiste en implantar células fotovoltaicas solares, transparentes y flexibles, en las superficies externas del autobús para que todos sus circuitos eléctricos (aire acondicionado y calefacción, iluminación y puertas de acceso o las rampas) funcionen con la energía que recogen esas placas.
Según explicó uno de los creadores de este sistema, Luis Vera, el proyecto es una «idea embrionaria», por lo que ni ayuntamientos ni empresas fabricantes se han interesado todavía por él. La tecnología aplicada en este proyecto permite instalarlo a un bajo coste, según Vera, quien incidió en que las placas dotan al autobús de una funcionalidad nueva «sin romper su estructura y su estética».
Por ejemplo, en una ciudad que contase con una flota de 480 autobuses —como puede ser el caso de Valencia— la implantación de este sistema supondría una reducción de más de 6 mil toneladas de CO2 en un solo año, y el retorno de la inversión «se daría en seis u ocho meses», según aseguró.
«La vida útil de un autobús esta entre cinco y diez años, y que el retorno de la inversión se realice en un plazo máximo de dos años hace que el sistema sea puramente factible a nivel económico», defendió.

 
Fuente: www.levante-emv.com

Impulse Solar 2 y un vuelo de cinco días y cinco noches

Todo está preparado para la gesta. Cinco días, con sus noches, de vuelo ininterrumpido. Una vuelta al mundo sin escalas y sin necesidad de repostar ni una sola vez. De hecho. el Impulse Solar 2 no necesita combustible. Le basta con el Sol. El vuelo será en marzo pero sus impulsores han querido mostrar estos días, en Ginebra, el estado del proyecto.



Propiedad de Dassault Systèmes, una empresa francesa de diseño e ingeniería 3D, Catia es el software que se ha utilizado para hacer realidad el sueño de Bertrand Piccard y André Borschberg. 

El Impulse Solar 2 (Si2), presentado el pasado mes de marzo en la localidad suiza dePayerne, despegará hacia su aventura a principios de 2015; pero para que esos cinco días, con sus noches, de vuelo ininterrumpido se hagan realidad, ha sido necesario el trabajo de un equipo de 80 ingenieros y técnicos, 90 socios y un centenar de consejeros diferentes.

Durante el vuelo, el avión será pilotado por Bertrand Piccard, psiquiatra, ingeniero aeronáutico, explorador, fundador y presidente de Solar Impulse, y André Borschberg, ingeniero por el MIT, profesor de pilotos de aviones y helicópteros, co-fundador y CEO de la mencionada empresa.

En palabras de Bertrand Piccard “el Si2 no ha sido construido para llevar pasajeros, pero sí para transmitir un mensaje a la humanidad. De hecho, queremos demostrar la importancia del espíritu pionero, para animar a la gente a cuestionar lo que siempre han dado por sentado. El mundo necesita encontrar nuevos caminos para mejorar la calidad de la vida humana. Las tecnologías limpias y las energías renovables son parte de la solución.”

La mayor preocupación del equipo es, por supuesto, la seguridad de los pilotos, que llevarán a bordo un sofisticado sistema de monitorización para comprobar, constantemente, sus constantes. El sistema detectará si existe alguna anomalía o se ha excedido algún límite; en cuyo caso hará saltar una alarma. Además, André y Bertrand, que sólo podrán dormir cuatro horas diarias, han aprendido técnicas de hipnosis y meditación para mantener la concentración y el estado de alerta durante el vuelo.

La cabina de 3.8 m cúbicos tiene espacio para el suministro de oxígeno, la comida y el equipo de supervivencia; además de módulos ergonómicos para permanecer en el aire durante varios días. Los asientos, multifunción, se reclinan, son cama, baño e integran el paracaídas y una balsa salvavidas.

La pregunta evidente, es cómo se ha diseñado y programado este vuelo sin precedentes.
Por eso, el pasado 31 de octubre, en Suiza y junto al Si2, la división de aviación de Dassault Systèmes, explicó al mundo cómo, a partir de un software que salió al mercado hace 33 años, y que va por su sexta versión, los técnicos decidieron desarrollar dos programas concretos que pudieran materializar la idea Piccard-Borschberg: uno para el diseño de las alas y otro para simular el comportamiento de las mismas durante el vuelo.

 De esta forma, mediante la combinación de ambos productos, se consiguió crear y simular la esencia de una aeronave con alas de 72 metros –más anchas que las de un Boeing 747- sobre las cuales se han montado 144 piezas que alojan las placas solares. Para la estructura, fabricada en fibra de carbono, se han utilizado láminas que pesan sólo 25g/m2; lo que las convierte en tres veces más ligeras que el papel. 

Fuente: www.mdzol.com

 

Quien dijo que las bicicletas eléctricas eran feas ?

La Electric Fixie es una de las bicicletas eléctricas más livianas del mercado. Mientras la mayoría ronda dentro de los 27 kilogramos de peso, este modelo solamente pesa un poco más de 17.5 kilogramos. Tiene un diseño de líneas extremadamente simples, es práctica y al mismo tiempo, robusta.

Fue diseñada en Australia, usa un tubo Panasonic de baterías de 9Ah de ion-litio y viene en dos variantes: puede llevar un mini motor o uno mucho más poderoso. Trae un cuadro más que aceptable, ya que puede llevar confortablemente a ciclistas de 1.70 a 1.90 metros de estatura.
La bicicleta con el motor de 200 W tiene un alcance de unos 40 km y la velocidad promedio de 28 km/h. También está la variante más grande de motores de 350 – 500W que ofrece una velocidad máxima mayor que ronda entre los 30 y 35 km/h. Se trata de una bicicleta de edición limitada de 50 unidades que puede ser usada en modo eléctrico o no eléctrico. Realmente una belleza.

publi1
Fuente: www.solarbike.com.au

Almacenar energía renovable para cargar coches eléctricos será posible en 2015

Comprarse un vehículo eléctrico para ahorrar y ser más ecológico no tiene mucho sentido porque solemos emplear electricidad que no sale de fuentes renovables, pero imagina si pudieras almacenar cerca de tu casa energía de fuentes renovables, y además, que su precio fuera menor que la energía de red. ¿Te comprarías así un coche eléctrico?

La promesa del ahorro, de la eficiencia energética, de cómo aplicar la tecnología para hacer del coche un medio de transporte más limpio, sigue siendo una utopía. La energía que se emplea para recargarlos no tiene porqué ser de fuentes renovables, la contaminación para obtenerla sigue siendo elevada y su ahorro para el usuario no es tanto como nos habían prometido muchos fabricantes.
Una compañía ha estado los últimos 10 años investigando cómo almacenar la energía de fuentes renovables para poder ser usada para cargar coches eléctricos, casas… Un proyecto tecnológico muy interesante porque permitirá que muchos usuarios puedan cargar sus futuros coches eléctricos de una forma mucho más ecológica.
Alveo, que es como se llama esta compañía, ha conseguido desarrollar unas baterías de iones de litio con hierro, fosfato y grafito completadas con un electrolito no orgánico que es el que otorga una serie de características únicas. Para comenzar, estas baterías son compatibles con las cargas rápidas y su vida útil es superior a los 40 mil ciclos, muy, muy superior a la de las que equipan los actuales vehículos eléctricos.
La actividad de la compañía, tras comprar una antigua fábrica de tabaco y contratar a unas 2.500 personas, comenzará en julio del próximo año con la creación de baterías con una capacidad total de 200MW. Esta capacidad puede ser suficiente para suministrar energía a unos 100 mil hogares, así que pueden imaginarse la cantidad de vehículos eléctricos que podrían cargarse dependiendo de energías renovables. Esta sí que podría ser una verdadera revolución tecnológica en materia de energía.
Uno de los principales problemas de cargar el coche eléctrico en las casas es que el precio de la electricidad no hace más que subir y cada vez que lo hace, la compra de un vehículo eléctrico es menos interesante desde el punto de vista económico, por ello, poder abaratar todo lo posible esta tarea y además, hacerlo contaminando lo mínimo posible puede ser un impulso muy importante para la industria.
El producto que quiere vender esta compañía son unos contenedores que tendrán una capacidad de 2 MWh y formados por un gran número de baterías. De esta manera, hasta unas 1.300 viviendas medias podrían satisfacer su demanda y depender únicamente de fuentes renovables. Como en el mercado de vehículos eléctricos, el objetivo es abaratar todo lo posible el precio del kWh, algo que los expertos calculan que comenzará a suceder el próximo año y para 2020 tendremos baterías asequibles.

Fuente: www.alt1040.com
 

Siemens desarrolla el camión eléctrico


Este avance reduce de forma considerable las emisiones contaminantes de los camiones, que suponen cerca de 46 mil millones de euros anuales a los países de la Unión Europea.

Siemens, compañía global líder en tecnología, ha creado una innovadora y completa solución para hacer realidad camiones eléctricos más eficientes y económicos y que puede adaptarse fácilmente a los modelos existentes. Esta tecnología permite a este tipo de vehículos funcionar de una forma mucho más sostenible gracias al rediseño del sistema tradicional de pantografía y catenaria, así como a un motor eléctrico, que mantiene toda la flexibilidad de los diésel.
Para que ese motor funcione, necesita por un lado, una fuente de alimentación. A través de una subestación eléctrica y una red catenarias instaladas en las propias carreteras, los camiones pueden autoabastecerse de electricidad sin necesidad de utilizar combustibles fósiles. Es lo que Siemens ha denominado eHighway, las autopistas eléctricas. Este sistema consigue una eficiencia del 80 por ciento y los camiones que se conectan a él son el doble de sostenibles que los diésel, gracias a los cables eléctricos, que transmiten la energía con una pérdida de electricidad de tan sólo el 1 por ciento.
Por otro lado, los camiones tienen que contar con la tecnología adecuada para obtener y transmitir esa energía al motor. Con el rediseño del tradicional pantógrafo, estos vehículos pueden conectarse y desconectarse de la red, de forma automática o manual, sin importar la velocidad a la que circulen y siempre con la máxima flexibilidad y seguridad.
En este sentido, un sensor detecta el tramo en el que están las catenarias y un sistema de control inteligente permite al pantógrafo tomar la posición adecuada para acoplarse a ellas, mantenerse -sin importar el balanceo habitual de la conducción o posibles frenazos- y transmitir directamente esa energía al motor. La electricidad que genera el frenado de los camiones se devuelve a la red, lo que garantiza una mayor eficiencia del sistema.
Asimismo, para asegurar la misma flexibilidad de los camiones convencionales y el correcto funcionamiento, cuando se encuentran fuera de las líneas de catenaria,  utilizan un sistema de accionamiento eléctrico que funciona también con diésel, gas natural comprimido o baterías.

Transporte de mercancías más sostenible

Esta revolucionaria tecnología diseñada por Siemens permite reducir de forma drástica los costes asociados al funcionamiento de los camiones y las emisiones de CO2, algo que está en línea con la normativa Euro 6 de la Unión Europea, que obliga a los fabricantes de camiones a apostar por motores menos contaminantes.

Y es que los vehículos de alto tonelaje generan el 50 por ciento de las emisiones de NOx -unas partículas que pueden causar enfermedades respiratorias, cardiovasculares y otros problemas de salud-  y emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático. Además, la contaminación que producen cuesta entre 43.000 y 46.000 millones de euros cada año a los estados de la Unión Europea, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente. Asimismo, los expertos señalan que el transporte de mercancías por carretera se triplicará en 2050.

Países como Suecia o Estados Unidos ya han apostado por esta avanzada solución para reducir la contaminación en los puntos más transitados por camiones, con el fin de conseguir que el transporte de mercancías sea también más eficiente.

Fuente: www.evwind.com
 

Un auto eléctrico representa un antes y un después en transportación

Los propietarios de los vehículos eléctricos en los países más desarrollados, están dejando poco a poco los vehículos impulsados por combustibles fósiles. Ahora, un número cada vez mayor de usuarios están impulsando sus coches con la luz del sol. 

Los paneles solares instalados en el techo de una casa o un garaje pueden fácilmente generar electricidad suficiente para alimentar un vehículo híbrido o eléctrico al 100 por ciento. Los paneles no son baratos, y tampoco lo son los coches. Por ejemplo un Ford Fusion Energi, por ejemplo, es 7200 dólares más costoso que su versión a gasolina. 
Pero los defensores de las energías alternativas, dicen que la inversión vale la pena ya que con el tiempo ésta se recupera y también es impagable la emoción que produce la conducción libre de combustibles fósiles. 
“Creo que fue una de las mejores cosas que hice en mi vida”, dice Kevin Tofel, que compró un Chevrolet Volt en el año 2012. “Hay algo de lo que estoy seguro y es que nunca voy a volver a un coche tradicional a combustible fósil”. 

Nadie sabe exactamente cuántos automóviles eléctricos están siendo alimentados por la energía solar, pero el número de vehículos eléctricos y vehículos híbridos en los Estados Unidos está creciendo. El año pasado, se vendieron sólo en los Estados Unidos, alrededor de 98 mil unidades. Nada menos que un 83 por ciento más respecto que el año anterior. Mientras tanto, las instalaciones de energía solar crecieron un 21 por ciento en el segundo trimestre de este año, lo que representa que más de 500 mil hogares y negocios ya poseen este tipo de generación de energía. 
Tofel, de 45 años, instaló 41 paneles solares en el techo de su casa en Telford, Pennsylvania, donde vive desde el año 2011. Pronto se dio cuenta, que la cantidad de electricidad que generaba superaba sobradamente el consumo de su familia. Por lo tanto, en el año 2012, compró un Chevrolet Volt que se podía cargar con parte de ese exceso de energía solar que generaba. 
Mientras tanto, Tofel gasta sólo 50 dólares en combustible mensuales, para los momentos en los que el Volt no está cerca de una estación de carga, lo que implica que tiene que llenar su tanque de combustible de respaldo. En cuanto al consumo eléctrico, le cuesta le cuesta un dolar con cincuenta centavos. De esta forma, estima que recuperará la inversión hecha en el vehículo, en poco menos de seis años. 
Las personas que consideran la compra de un automóvil alimentado con energía solar, no tienen muchas matemáticas que hacer: El beneficio ambiental lo supera todo. “La razón para ir hacia un vehículo solar no es para ahorrar dinero”, dice Tofel. “La verdadera razón para ir hacia un vehículo solar es que tenemos que hacerlo. No hay opción”.
Si bien en latinoamérica todavía son raros los casos en los que nos encontramos con un vehículo de este tipo, visto es que a la larga, será el medio de transporte por excelencia en pocos años más. Por lo pronto, la tendencia es más fuerte y como vimos, los vehículos eléctricos se estan imponiendo.