Celdas solares negras absorben hasta el 99,7% de la luz incidente

Científicos de la Universidad de Rice (EE.UU.) han desarrollado un nuevo proceso para la construcción de los revestimientos de las celdas solares que podría abaratar su producción y mejorar su eficiencia, ya que es capaz de absorber hasta el 99,7% de la luz incidente.

Se trata de una tecnología, comercializada por la empresa Natcore Technology, una start-up de Red Bank, Nueva Jersey (EE.UU.), capaz de producir capas de revestimiento finas y uniformes que aplicadas sobre las celdas solares mejora notoriamente su desempeño.

La energía solar podría ser el reemplazo del petroleo. Si se consigue desarrollar lo suficiente, mejorando el rendimiento de los paneles solares y bajar su precio, en pocos años la generación de electricidad mediante este sistema podría ahorrarnos la quema de millones de toneladas de combustibles fósiles.

0b

Sin embargo, para que ello sea posible necesitamos investigar métodos y técnicas novedosos, que nos permitan fabricar celdas solares con un rendimiento muy superior al actual. Uno de los equipos que se encuentra abocado a esa tarea es el de la Universidad de Rice (EE.UU.), que ha utilizado un proceso capaz de producir celdas solares negras, capaces de absorber hasta el 99.7% de la luz incidente.

Seguramente recuerdas que un cuerpo negro ideal es el que no refleja luz, es decir, absorbe toda la radiación luminosa que recibe su superficie. Es muy difícil -si no imposible- conseguir un “negro” tan negro que retenga el 100% de la radiación incidente, pero el equipo de Rice ha conseguido un muy meritorio 99.7% que proporciona a los paneles solares un buen incremento en su rendimiento.

La nueva tecnología, que consiste en la deposición de una capa de revestimiento sobre la superficie de la célula solar mediante un proceso que tiene lugar a baja temperatura, difiere de otros similares que utilizan gases a temperaturas altas.

El proceso ya está siendo comercializado a través de un startup denominado Natcore Technology, también de los Estados Unidos, para ser utilizado en la fabricación de otros productos. Pero su incorporación en la fabricación de placas solares convencionales, añadiendo una capa antirreflectante a las obleas de silicio que constituyen el “corazón” de las celdas solares para que estas sean capaces de absorber más luz.

0a

Natcore tiene planes para integrar esta tecnología con otras como los nanotubos de carbono y los nanocristales conocidos como “puntos cuánticos”. Seguramente demorarán algún tiempo en lograrlo, pero la conjunción de estas tecnologías producirá celdas solares con un rendimiento muy superior a las convencionales.

Los procesos que utilizan gases a altas temperaturas suelen ser caros, mientras que el puesto a punto en esta oportunidad -al no requerir de instalaciones de alta tecnología y gran complejidad- es más económico y puede producir celdas solares más baratas.

El director general de Natcore, Charles Provini, cree que su proceso podría ahorrarle a una típica planta de producción de paneles solares unos 750 mil euros al año solamente en el consumo de electricidad. Los científicos afirman que un panel solar construido con esta tecnología puede proporcionar el doble de rendimiento por cada centavo invertido en su fabricación.

Además, el producto final es más liviano y flexible, lo que facilita su instalación en superficies y estructuras de todo tipo. Natcore ha obtenido unos 4.5 millones de euros mediante la oferta pública de acciones, y tienen planes para ofrecer la patente de este proceso a empresas de China e Italia, y afirman que al menos cuatro fabricantes de celdas solares están listos para comprar las máquinas capaces de efectuar el nuevo recubrimiento.

Fuente: www.neoteo.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *