Chile aprobó 76 proyectos solares y eólicos desde marzo de 2014


El norte de Chile, que tiene el desierto más soleado del mundo, una costa ventosa y limitada cantidad de combustible fósil, se ha convertido en el principal mercado de Energías Renovables del mundo.

Las compañías desarrolladoras de energía renovable buscan contratos para proporcionar electricidad a minas que operan compañías como Anglo American y BHP Billiton, que consumen la tercera parte de la energía del país.
La energía renovable es ahora más barata que la electricidad que se vende en el mercado spot de Chile y, en momentos en que se estima que aumentará la demanda global de Cobre, también lo hará la demanda de energía en las minas del Desierto de Atacama. Para completar los proyectos solares y eólicos que se han aprobado harán falta 7 mil millones de dólares.
“Chile es el mercado que tiene el mayor nivel de actividad del mundo”, dijo Ben Warren, Jefe del equipo de Renovables de Ernst Young LLP.
Pattern Energy Group Lp, la unidad desarrolladora de capital cerrado asociada a Pattern Energy Group Inc., completó en agosto el mayor parque eólico de América Latina, el proyecto El Arrayán, de 115 MW. La empresa con sede en San Francisco tiene un contrato para el suministro de energía a Antofagasta Plc y su mina de Cobre Los Pelambres, enclavada en lo alto de los Andes, a 129 kilómetros del parque eólico. La firma desarrolladora también planea una iniciativa de este tipo en la región de Atacama.
“Chile es nuestro país favorito”, dijo en una entrevista Michael Garland, el máximo responsable ejecutivo de Pattern Energy. “Tiene una buena economía, estabilidad política y es algo así como una isla de energía con pocos recursos energéticos locales”.
Chile importa más del 90 por ciento de sus combustibles fósiles y paga las tarifas de electricidad más altas de América Latina. Cinco años de sequía han diezmado las reservas de las represas hidroeléctricas, lo que hace que Chile sea más dependiente del carbón y el diesel para la operación de sus plantas de energía.
“Hemos pasado de una tormenta perfecta a una tormenta permanente”, dice Carlos Finat, de la Asociación Chilena de Energías Renovables. La electricidad en el mercado spot cuesta 130 dólares por MW/h. Si bien los acuerdos de compra de energía en el caso de la energía solar y eólica suelen ser confidenciales, los costos de la energía renovable son menores, dijo.
“A pesar de ser un mercado pequeño, atrajo a todos los jugadores porque tenemos importantes tasas de crecimiento”, dijo Finat. “Tenemos reglas económicas claras y estabilidad política. Y hay una gigantesca cantidad de recursos sin explotar de energía renovable”, sentenció.

 
Fuente: www.evwind.com
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *