Clemente Rebich: el inventor que lucha para que todos conozcan sus proyectos innovadores -PRIMERA PARTE-

Clemente Rebich, es un inventor argentino que tiene cerca de 78 años. Ideó dos mecanismos para producir energía renovable y se comunicó con Energía Solar al Día para hacer escuchar su voz: “necesito asociarme porque soy muy viejo. Quiero compartir con ustedes los simples mecanismos para aprovechar ya, la energía de las mareas, ríos y vientos, energía limpia para toda la humanidad”

Clemente vive en Bahía Blanca y se desespera por no tener condiciones para escribir, “ni medios para que los gobernantes y los grandes medios evalúen los mecanismos que inventé. Necesito que profesores, estudiantes y todos los interesados en los mecanismos EOTRAC y GEM, hagan todas las consultas, como si estuviéramos entre amigos, en una mesa de mate”, señala.

Energía Solar al Día, pone a disposición del público, en esta primera entrega, el EOTRAC un mecanismo que permite hacer funcionar grandes generadores de electricidad aprovechando la fuerza eólica.

20161104-2147

El EOTRAC permite formar grupos de grandes generadores de electricidad instalados en distintos lugares y mantener la entrega de energía de forma uniforme. Por ejemplo, cuando el viento del mar cesa, el de las montañas y otras regiones interconectadas seguirá brindando energía sin mucha variación en la producción. De esta forma puede reemplazarse la existencia de varios molinos eólicos pequeños por uno solo que concentra toda la energía generada por ellos.

20161104-2150
El proyecto nació por la simple observación del comportamiento del viento, que se comprime al cruzar dentro de un cañadón o por ejemplo cuando hay dos edificios enfrentados con una calle de por medio, “observé que la fuerza del viento se incrementa varias veces. Así surgió la idea de intentar aprovechar de esa forma esta incalculable fuerza”, sostiene Clemente.

“Con esta idea, realicé decenas de maquetas de cartón, luego planos y anotaciones. Y con estos elementos fui a una metalúrgica, donde pude darle forma al mecanismo imaginado”, recuerda este inventor argentino.

Primero construyó la base de hierro con patas y un caño en el centro. Luego hizo la estructura para soportar el eje horizontal y las aspas de chapa de un metro cuadrado cada una, como unidad base para estudiar valores obtenidos y realizar proyección en mayores tamaños. Se dejó un espacio libre al medio del eje horizontal donde se colocó parte del mecanismo de una maquina de agujerar manual para que hiciera las veces de sistema de transmisión, “donde en la parte del mandril soldamos un caño o cardan que llegaba al piso y colocado dentro de otro caño también de menor diámetro que el colocado en la base” señala Clemente.

Luego se construyó la estructura que permitió colocar la trompa que desplaza el viento a la parte superior del eje horizontal y la cola de orientación, que unimos a la primera parte de la estructura. “Sobre el caño colocado en el centro de la base con patas primero colocamos dos arandelas y luego el caño con el cardan en su interior fijado a la estructura superior” recuerda. “Luego fuimos modificándolo hasta que logré poner en marcha este pequeño y precario EOTRAC, que funcionó correctamente de acuerdo a lo imaginado, cuando se puso en la vereda de la metalúrgica”.

Inmediatamente se puso en contacto con las autoridades de la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca. Les comentó sus avances y luego trasladó el pequeño EOTRAC a esa casa de estudios, pero dada la muy difícil situación económica del país en ese entonces, no permitió hacer los estudios de este mecanismo que hubiese deseado.
20161104-2148   

  1. Estructura lateral y cola de orientación por efecto del viento.
  2. Aspas giratorias compuestas por seis módulos o más unidos y cinco rayos de seis metros, más cinco paletas de 75 mts de largo por seis de ancho cada una (450 mts2) -en este modelo-.
  3. Sala de máquinas subterránea con portón y camino de ingreso de vehículos de mantenimiento, construido debajo del nivel de los rieles circulares.
  4. Generador de electricidad con capacidad a determinar y mecanismo para producir la velocidad que sea necesaria.
  5. Sistema de transmisión que permite incorporar, de ser necesario, un volante (trompo) con el peso suficiente para amortiguar los bruscos cambios de velocidad del viento.
  6. Base de tierra compactada para colocar los rieles especiales circulares.
  7. Rieles especiales circulares. Sobre ellos transitan patines con rodamientos que orientan y soportan el peso y anclaje del Eotrac cuando el viento lo hace girar.
  8. Patines antes mencionados.
  9. Deflector fijo que envía al viento hacia arriba más de 12 metros, pasando sobre el eje horizontal y produciendo una curva eólica que aumenta considerablemente la fuerza del mismo sobre las aspas giratorias.
  10. Deflector móvil. Está montado sobre guías y tiene una pequeña paleta en la parte inferior para que las fuertes ráfagas o vientos huracanados lo hagan subir y así regular la velocidad del mecanismo. También cumple la función de parar el Eotrac cuando sea necesario para mantenimiento.

Queda pendiente los estudios sobre la eficiencia del invento. Esto puede ocurrir si existe una posta de gente que esté dispuesta a seguir adelante con este desafío. Para ello, Clemente Rebich no duda en dejar su correo electrónico a disposición de quien quiera comunicarse con él. Para escribirle, comunicarse a clementerebich@yahoo.com.ar

En una publicación posterior, Energía Solar al Día, presentará el otro proyecto de Clemente Rebich, el GEM un Generador Eléctrico por Fuerza Mareomotriz. Agregamos dos videos explicativos del sistema EOTRAC.

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *