Conceptos básicos sobre las instalaciones de autoconsumo solar fotovoltaico

Por más que para algunos resulte tema sabido, hay mucha gente que no sabe lo que significa una instalación solar para autoconsumo. Por eso, a continuación brindamos la información básica sobre este tipo de instalaciones de paneles solares.

Primeramente debemos decir que existen dos tipos posibles de instalaciones para autoconsumo solar:

  • Tipo 1: Instalaciones de autoconsumo solar conectadas a la red eléctrica
  • Tipo 2: Instalaciones de autoconsumo solar aisladas de la red eléctrica

En nuestro caso, hablaremos únicamente del tipo 1, pues el tipo 2 es un tipo de sistema con baterías que no es objeto de este artículo.

El principio de funcionamiento de las instalaciones de autoconsumo solar conectadas a la red consiste en la colocación, en nuestro tejado u otra superficie disponible (puede ser un patio, por ejemplo), de paneles solares.

Estos paneles solares irán conectados a su vez a un inversor fotovoltaico que convierte la corriente continua (generada por los paneles), en corriente alterna que es la que se necesita para alimentar a los equipos eléctricos (electrodomésticos, motores, etc.) habituales, para ello es necesario que siempre haya red eléctrica.

Las ventajas

Probablemente sean muchos más, pero aquí enumeramos algunas de las ventajas que tenemos al utilizar este tipo de sistemas:

  • Permite que el consumidor obtenga un ahorro económico y un ahorro energético con una inversión inferior a la que incluye baterías de backup. Para ello es importante diseñar el proyecto de autoconsumo para que se ajuste lo máximo posible a la demanda energética del inmueble.
  • El sistema energético de la red adquiere una mayor eficiencia gracias a la generación distribuida, que permite un ahorro energético no inferior al 10%, al evitar las pérdidas por transporte, ya que la energía se produce más cerca de los puntos de consumo.
  • Permite un mayor aprovechamiento de las energías renovables y en este caso, el ahorro de emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.
  • Reduce el consumo de combustibles fósiles y por ende, el uso de energías NO renovables.
  • No supone un costo para el sistema eléctrico sino una inversión privada.
  • Reactiva la actividad económica e industrial asociada al sector energético y aumenta la competitividad de las empresas.
  • Y además, a partir de una inversión y un ahorro local, se beneficiará a toda la sociedad.

Cómo funciona ?

Como comentamos, básicamente una instalación de autoconsumo solar consta de paneles solares, cableado, un inversor fotovoltaico.

autoconsumo-fotovoltaico

Las paneles solares son los encargados de generar la energía eléctrica a partir de la radiación solar que incide sobre ellos, el inversor convierten esa energía eléctrica de continua a alterna para hacerla apta para el consumo de los equipos eléctricos y el cableado, lógicamente, conecta los equipos fotovoltaicos.

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *