Desarrollan una tecnología capaz de convertir la energía solar en hidrógeno


La Universidad de Baja California confía en poder comercializar el producto en cuatro años, tecnología que permitiría almacenar y transportar la energía captada de la radiación del sol.

Cuando se produce una transferencia de electrones más eficaz se genera de manera simultánea de energía eléctrica y otra sustancia química de interés, como el hidrógeno, a partir de la luz del sol
Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) han desarrollado un conjunto de tecnologías que aprovechan la energía eléctrica emanada de la radiación solar, así como la obtención de hidrógeno a partir del agua mediante hidrólisis, informa el portal de noticias AlphaGalileo.
El doctor Alejandro Martínez Ruíz, científico de la UABC y titular del proyecto de investigación, ha manifestado que las celdas solares diseñadas por ellos integran nanotecnología para potencializar su eficacia. Han creado materiales semiconductores nanoestructurados a partir de elementos como dióxidos de titanio, zinc o cobre, que han sido recubiertos a su vez con pigmentos biológicos para, posteriormente, integrarlos en los paneles solares.
La combinación del uso de nanoestructuras de dióxidos de titanio y la implementación de una capa de algún colorante orgánico en los paneles solares permite una transferencia de electrones más eficaz en comparación a las celdas convencionales debido a que se suscita un fenómeno conocido como fotoelectroquímica, que consiste la generación simultánea de energía eléctrica y otra sustancia química de interés, por ejemplo el hidrógeno, a partir de la luz del sol.
Al convertir la energía solar en hidrógeno se busca que la energía captada a partir de la radiación solar se pueda almacenar y transportar a diversos sitios. «Mediante este fenómeno podremos romper el esquema de los paneles solares tradicionales que, por lo general, no son tan eficaces para almacenar la energía recolectada», señala el investigador.

Agua dulce y de mar
La electrólisis del agua (su descomposición en hidrógeno y oxígeno) para conseguir solo el hidrógeno se logra gracias a la aplicación de un tipo adecuado de corriente eléctrica sobre dicho elemento. Para lograr la separación del hidrógeno y el oxígeno que integran el agua se requiere un tipo de conductores eléctricos especialmente diseñados para hacer contacto con el agua (conocidos como electrodos).
El grupo de expertos de la UABC ha desarrollado electrodos con base en nanotubos de carbono, con algunas nanopartículas metálicas y semiconductoras provenientes de elementos como platino, paladio y rutenio para lograr la transformación química del agua. «Hemos diseñado tecnologías para la hidrólisis tanto de agua de mar como agua dulce», detalla Martínez.
Martínez Ruíz considera que en un periodo no superior a cuatro años se podría observar un producto comercializable a partir de la propuesta de esta Universidad. Y que complementaría a otras tecnologías de aprovechamiento de energía como la eólica y la de las olas del mar (undimotriz).

 
Fuente: www.abc.es
 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *