El 80% de las nuevas centrales eléctricas en Europa son fuentes renovables

Un estudio del 2014 confirma que las energías limpias tienden a sustituir a las instalaciones basadas en combustibles fósiles. La eólica y la solar fotovoltaica, las que más crecieron el año pasado.

El 80 por ciento de las nuevas instalaciones de electricidad que se crearon en la Unión Europea el pasado corresponden a fuentes renovables, según un estudio elaborado por la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA en sus siglas en inglés). El informe concluye que las fuentes renovables (eólica, solar fotovoltaica y termoeléctrica, hidráulica…) han tendido globalmente en los últimos 15 años a suplir a las energías basadas en combustibles fósiles.

En el año 2014, se instalaron en la UE 11.791 nuevos megavatios de potencia eólica (un 3,8 por ciento más que en el año 2013), con lo que los molinos de vientos aportaron el 43,7 por ciento de la nueva capacidad eléctrica.

La segunda fuente de generación eléctrica que más aportó fueron las centrales solares fotovoltaicas (8.000 MW, el 29,7 por ciento), mientras que el carbón fue la tercera en este ranking (3.305 MW, un 12.3 por ciento). Por detrás se situaron el gas (un 8,7 por ciento), la biomasa (3,7 por ciento) y la hidroeléctrica (1,6 por ciento) entre otras.

En total, las energías renovables aportaron exactamente el 79,1 por ciento de las nuevas instalaciones el año pasado (21,3 GW de un total de 26,9 GW), mientras que en el año 2013 solo representaban un 72 por ciento de la aportación a la nueva capacidad total.

SUSTITUYENDO A LA ENERGÍA FÓSIL

En el año 2014 se comprobó claramente cómo las fuentes limpias tienden a sustituir a las energías fósiles. El balance neto que resulta de comparar la nueva capacidad instalada y el cierre de instalaciones para cada tecnología muestra este resultado. Ganan megavatios la eólica (+ 11.368 MW), la solar fotovoltaica (+ 8.000 MW) y la biomasa (+ 620 MW), y pierden en esta operación aritmética el gas (-3.951,6 MW), el fuel (-1.122 MW) y el carbón (-623 MW), según los datos del 2014

Esta tendencia también se constata en el análisis de los 15 últimos años, desde el año 2000. En este período, el 56,2 por ciento de la nueva capacidad eléctrica instalada corresponde a las fuentes renovables (y el 29,4 por ciento a la eólica). A lo largo de estos 15 años, el balance de aumentos y bajas de capacidad arroja este saldo: la eólica gana 116.759 MW: el gas, 101.277 MW y la fotovoltaica, 86.926 MW. Por el contrario, en el furgón de cola están, el fuel oil (que pierde 25.293 MW), el carbón (se reduce en 24.745 MW y la energía nuclear (13.190 MW).

REPARTO POR PAISES DE LA EÓLICA

Alemania y Reino Unido representaron el 59,5 por ciento del total de las nuevas instalaciones de energía eólica de la UE en 2014, con 5.279 MW y 1.736 MW, respectivamente. En el caso de España, 2014 pasará a la historia como el peor del sector eólico español. Como ha venido advirtiendo la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la reforma energética ha alejado por completo a los inversores de España. La potencia instalada eólica ha aumentado en tan solo 27,48 MW en 2014, el menor crecimiento en veinte años. La potencia eólica a 31 de diciembre se situaba en 22.986,5 MW.

Thomas Becker, consejero delegado de la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA) ha indicado que “Europa está en un punto de inflexión para la inversión en energías renovables y en particular para la eólica, que sigue siendo atractiva”. Becker ha añadido que “es hora de que los líderes políticos de Europa creen una verdadera unión europea de la energía y envíen una señal clara de su apoyo a la transición hacia un sistema energético seguro y sostenible. Su voluntad política es una pieza esencial del rompecabezas”. La eólica europea cubre el 10 por ciento del consumo de electricidad de la UE, frente al 8 por ciento del año anterior.

Fuente: www.lavanguardia.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *