El acuerdo climático de Lima avanza tímidamente

Unos 190 países se han comprometido a fijar planes de acción para la reducción de emisiones de aquí a junio

Las negociaciones sobre el clima de las Naciones Unidas que concluyeron en Lima (Perú) incluyen un acuerdo entre 190 países ricos y pobres para desarrollar planes de acción durante los próximos meses que describan el proceso de trabajo para evitar el cambio climático. Es la primera vez que tantos países se han comprometido de esta manera.

Esto significa que probablemente un mayor número de países redacten planes que abarquen la innovación en tecnologías limpias y energías renovables antes de un esperado acuerdo sobre el clima a celebrarse en París (Francia) el próximo año, señalan los expertos en política.

“Observamos un papel claro para el establecimiento de ambiciosos objetivos de energía renovable que puedan reducir las emisiones y al mismo tiempo impulsar el crecimiento económico y la diversidad energética en todo el mundo”, señala la directora de Programas internacionales en el Consejo Estadounidense de Energías Renovables, un grupo industrial con sede en Washington DC (EEUU), Risa Edelman.

Se supone que los planes de acción deben incluir declaraciones sobre cómo reducirá cada país las emisiones de gases de efecto invernadero. Pueden incluir referencias numéricas como el plazo para la reducción y una declaración de cómo se calcularán las emisiones. El plazo de presentación es a finales de marzo de 2015, y hay un segundo plazo en junio para los que se retrasen.

El economista de la Escuela Kennedy de Gobierno en Harvard (EEUU), Robert Stavins, señala que lo más importante es que las conversaciones de Lima han logrado un amplio alcance geográfico de participación que hasta ahora no existía. “Cada acuerdo no es más que un paso al que le seguirán otros. Lo más importante ahora para el éxito final más tarde es tener una base sólida, y eso es lo que puede ofrecer la decisión de Lima”, escribió en una entrada de blog.

Y aunque no están claros los detalles, parece probable que el acuerdo logre aumentar la innovación, asegura el director del Laboratorio de Derecho y Reglamento Internacional de la Universidad de California en San Diego (EEUU), David Victor. “Es un sistema flexible en el que muchos más países pueden contribuir con sus esfuerzos, y lo harán”, aseguró. Victor predice que “muchos países incluirán políticas de innovación entre sus promesas”.

Fuente: www.technologyreview.es

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *