El sur de Mendoza una gran fuente de energías renovables

Desde hace un año, en la provincia dio inicio un programa llamado de “Eficiencia Energética”, que busca entre otras cosas promover el desarrollo de tecnologías limpias y dispone de dinero donado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

El sur mendocino tiene un gran potencial para generar energía a través de fuentes renovables. A las ya anunciadas minicentrales para aprovechar el potencial energético de los saltos de agua, se suma la privilegiada insolación que tienen nuestras tierras, que permiten un gran aprovechamiento de la energía solar, y zonas de vientos constantes y aprovechables, en los que se están completando los estudios que permitirán conocer y evaluar los flujos para poder instalar parques eólicos.

La situación de crisis energética es conocida, y también las enormes sumas que se gastan en subsidios anualmente. El grupo de los Ex Secretarios de Energía ha señalado hace un tiempo que se necesita una política integral, concebida con criterio estratégico, y la cuestión es más energía renovable y mayor eficiencia en el consumo energético.

En opinión de los expertos, para cambiar nuestra matriz energética y simultáneamente hacer una contribución a la mitigación del cambio climático en forma realista, hay cuatro posibilidades inmediatas: biocombustibles (etanol y biodiesel de soja); energía eólica; energía hidroeléctrica, energía solar, y otras alternativas.

Si se observa en detalle, de las cuatro posibilidades descriptas, tres de ellas tienen escenarios realmente favorables en nuestro departamento. En ese contexto, que se conviva con la incertidumbre de si tendremos electricidad confiable cada día suena como una concesión demasiado grande.

ENERGÍA EÓLICA

La Energía Eólica podría, según estimaciones realistas de los operadores de sistemas eléctricos complejos, abastecer en forma económica un 15% de la demanda total de energía eléctrica. De alcanzarse estas metas, el consumo de energía eólica significaría un ahorro de unos 7.000 millones de m3 de gas natural por año.

CENTRALES HIDROELÉCTRICAS

El potencial hidroeléctrico argentino ha sido hasta el presente aprovechado en un 20%. La Argentina tiene una amplia experiencia en estudios y proyectos hidroeléctricos. Esta se ha realizado a los largo de más de un siglo, desde se creó en 1913 la Dirección General de Irrigación y luego por sus continuadoras: la empresa estatal Agua y Energía Eléctrica e Hidronor. Se ha estimado en base a varios estudios el potencial hidroeléctrico argentino en unos 170.000 GWh/año, de los cuales 130.000 GWh/año corresponden a proyectos hidroeléctricos ya realizados.

ENERGÍA SOLAR

El aprovechamiento energético de la radiación solar se hace a través de su conversión directa a electricidad mediante paneles fotovoltaicos o captando los rayos y aprovechando su energía térmica. A nivel mundial y en los últimos diez años el uso de energía de este tipo se ha duplicado cada dos años y se espera que sólo la fotovoltaica cubra el 10% de la demanda mundial para fines de la presente década.

La puesta en marcha de estos sistemas no solamente mejorará el suministro y la calidad de vida. Fundamentalmente servirá para mitigar el cambio climático, y eso, cuando estamos viendo cada día, en los ríos, el efecto del calentamiento global, es imprescindible.

Fuente: www.diariosanrafael.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *