Elon Musk renuncia como consejero de Trump y Silicon Valley protesta tras la salida de EE.UU. del acuerdo climático

Elon Musk ha cumplido su promesa. A pocos minutos de que Donald Trump anunciara el retiro de Estados Unidos del acuerdo del clima de París, Musk ha abandonado su cargo como consejero presidencial. El empresario, junto con tantos otros de Silicon Valley, protestan la decisión de Trump.

El acuerdo sobre el clima se firmó en París a finales del año 2015. Un total de 195 naciones, incluyendo Estados Unidos, acordaron trabajar en conjunto para reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que producen, una medida de carácter urgente para intentar combatir el cambio climático.

Trump prometió desde su campaña que “revisaría ese acuerdo firmado de manera desesperada por [la presidencia de] Obama”. El nuevo presidente decía estar seguro de que el acuerdo no beneficiaba a su país dado que perjudica a las diferentes industrias energéticas, incluyendo la del carbón (sí, carbón).

Todos los rumores apuntaban a que Trump retiraría al país del acuerdo, y ante la especulación Musk advirtió: si el presidente saca a Estados Unidos del acuerdo climático dejaría su puesto como consejero. Los rumores se confirmaron y Musk ha cumplido con su promesa.

Renuncio al consejo presidencial. El cambio climático es real. Abandonar [el acuerdo de] París no es una buena idea para Estados Unidos o el resto del mundo.
Musk fue muy criticado por haber formado parte del consejo presidencial de Trump en primer lugar, pero el empresario siempre mantuvo sus prioridades claras: podrían criticarlo y decir que apoya a Trump, pero su propósito no era político, solamente quería tener la atención del presidente para guiarlo hacia un país enérgicamente más limpio e innovador. Su misión ha fracasado, así que ahora es el momento de abandonar su cargo. De nada sirve que el presidente te escuche si en realidad no tomará en cuenta lo que dices.

El fundador de Tesla lleva años comprometido con la energía renovable. Sus coches eléctricos no lo son por puro capricho, Musk siempre ha trabajado en ellos con la idea de colaborar con que algún día los medios de transporte no dependan de combustibles fósiles. Por otro lado, con sus tejas solares y la excusa de que sus usuarios paguen menos en la factura de la luz, lo que desea es llevar la energía solar directamente a los hogares.

Musk aprovechó para recordarle al presidente, a través de la red social favorita de ambos, cómo otros países siguen creciendo e innovando en materia de energía limpia, incluyendo a China:

Bajo el acuerdo de París, China se comprometió a producir para el 2030 tanta energía limpia como toda la energía (de cualquier tipo) que hoy produce Estados Unidos.
India se comprometió a vender solamente coches eléctricos para el 2030. Hoy en día es el mercado más grande para energía solar.

Por otro lado, Elon Musk no fue el único empresario de una compañía de tecnología en pronunciarse en contra de la salida de Estados Unidos del acuerdo sobre el clima de París. Los directores de Microsoft, Google, Facebook y Amazon también lo hicieron. Silicon Valley está de protesta.

Creemos que el cambio climático es un problema urgente que exige acciones globales. [En Microsoft] nos mantendremos comprometidos a hacer nuestra parte.
Decepcionado con la decisión de hoy. Google seguirá trabajando muy duro para lograr un futuro mucho más limpio y próspero para todos.
Abandonar el acuerdo climático de París es malo para el ambiente, malo para la economía y pone en riesgo el futuro de nuestros hijos. Por nuestra parte, nos hemos comprometido a que cada uno de los nuevos centros de datos que construyamos utilizarán únicamente energía renovable. Detener el cambio climático es algo que solo podremos lograr si lo hacemos como una comunidad global, y tenemos juntos que actuar antes de que sea demasiado tarde.

Charlie Warzel, de BuzzFeed News, obtuvo y publicó las declaraciones oficiales de Amazon al respecto de la salida de Estados Unidos del acuerdo: “Amazon continuará apoyando el acuerdo climático de París y luchará en contra del cambio climático. Creemos que la energía limpia y las políticas climáticas pueden incentivar la competitividad en el país, la innovación y el incremento de puestos de trabajo. Nos mantenemos comprometidos en trabajar en formas que supongan un beneficio tanto para el ambiente como para nuestros clientes”.

Lamentablemente, el mal está hecho. Estados Unidos pasará los próximos años en el proceso de abandonar el acuerdo del clima, y se convertirá así en uno de los solamente tres países del mundo que no forman parte de él (junto a Siria y Nicaragua). Trump asegura que su administración trabajará en proponer “un acuerdo que sea justo para la economía del país”, con el tiempo veremos qué significa eso.

Fuente: www.es.gizmodo.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *