En Alemania se instalaron 1.700 aerogeneradores eólicos en 2014

En 2014, los nuevos proyectos eólicos aumentaron la producción en 4.800 megavatios, llegando en total a 38 GW. Es decir, el 10 por ciento de la demanda de la potencia europea. Esta tendencia continuará en 2015 al alza, dando así el impulso necesario al anunciado cambio energético, bloqueado en los últimos años por la caída de las inversiones en energía solar fotovoltaica y biomasa. “Con esta ampliación del sector eólico, superamos con creces ese déficit”, aclara Herman Albers, presidente de la Asociación Federal de Energía Eólica.

“Los datos referentes a nuevos proyectos de energías renovables en 2014 son muy buenos. Es el mejor año en lo que se refiere a la energía eólica en Alemania”, aclara satisfecho Albers.

Este impulso a la construcción de aerogeneradores eólicos se debe a la catástrofe nuclear de Fukushima. Con un consenso amplio, en 2011 Alemania decidió retirarse de la energía nuclear. Ocho centrales nucleares se desconectaron de la red y las últimas nueve deberían apagarse antes de 2022.

Los estados federales impulsaron el desarrollo eólico disponiendo nuevas superficies para generadores para cubrir la demanda energética. Desde la planificación hasta la construcción pasaron dos años y ahora es cuando se ven los éxitos: el doble de turbinas eólicas que en 2011.

También destacable es el desarrollo de la industria eólica offshore. En total, 142 nuevos aerogeneradores se conectaron a la red el año pasado y la capacidad energética fuera de la costa se dobló hasta llegar a un gigavatio.

Pese a las dificultades iniciales, el negocio offshore florece y en 2015 se calcula llegar hasta 3 GW, aclara Norbert Geise, de la Fundación de Energía Eólica Offshore. Según los planes, hasta 2020 se debería producir en el mar una capacidad de 6,5 GW, energía suficiente para cubrir el 5 por ciento del consumo alemán.

Además de estos parques, también la región de Schleswig-Holstein se sitúa a la cabeza del desarrollo eólico. Aquí se construyeron el año pasado 455 generadores con una producción de 5 GW. En una clara apuesta por la producción descentralizada, nueve de cada diez generadores están en manos del ciudadano, explica Nicole Knudsen, de la Asociación de Energía Eólica del Norte. Un concepto exitoso que para las regiones rurales aporta beneficios, creando puestos de trabajo y frenando el éxodo rural.

Alemania, potencia europea de eólica, energía solar fotovoltaica y otras energías renovables.
Alemania, potencia europea de eólica, energía solar fotovoltaica y otras energías renovables.
La Asociación de Constructores de Máquinas e Instalaciones (VDMA) también se muestra optimista respecto al futuro del sector. El desarrollo de la producción eólica en el país impulsó el liderazgo de la tecnología alemana en el mercado internacional, opina Lars Bondo, especialista de la VDMA: “Un liderazgo que solo se mantendrá si continuamos con el desarrollo”.

Para consolidarlo, Albers considera además necesario un marco político y una estrategia de desarrollo adecuada. No se debería arriesgar el liderazgo como pasó con la fotovoltaica. El sector es muy importante para Alemania a nivel internacional y, en un futuro, podría incluso superar a la automoción. Entretanto, cada vez más países emergentes apuestan por tecnología verde, con China a la cabeza de la producción eólica seguida de otras potencias como EE UU, India, Canadá y Brasil.

Fuente: www.evwind.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *