En Bahía Blanca presentaron una tricicleta eléctrica para los cartoneros

El modelo fue elaborado por el diseñador Nicolás García Mayor. La idea es hacer un prototipo para poner a prueba. Se utilizará para la recolección de material reciclable en el centro de Bahía Blanca.

Se llama “TATO”, un transporte sustentable para la recolección de material reciclable, se presenta como una alternativa para dignificar el trabajo de los cartoneros, resguardando la seguridad del tránsito y el medio ambiente.
Se trata de una tricicleta -bicicleta con tres ruedas– con motor eléctrico, que funciona a energía solar y permite además la tracción a pedal, con una autonomía de funcionamiento de 45 kilómetros y una capacidad de carga de hasta 250 kilos.
La innovación fue desarrollada por el diseñador industrial Nicolás García Mayor, reconocido a nivel internacional por su prototipo para situaciones de emergencia, el C-Max System.
El diseñador explicó que el producto -en etapa de anteproyecto dado que falta la puesta a prueba de los trabajadores– tiene tres ejes fundamentales: el económico, el humano y el ecológico.
El primero refiere a que está pensado para ser autosustentable por los ingresos de la venta del material recolectado y de publicidad: a ambos lados tiene un panel donde las empresas con responsabilidad social podrían publicitar.

García Mayor con una imagen del vehículo, que cuenta con motor eléctrico a energía solar y también funciona a pedal.

Además, su uso implica un ahorro de trabajo para los camiones recolectores, y también de combustible, dado que sus baterías de ion-litio se cargan con paneles solares.
Sus dimensiones, 3 metros de largo por 1,3 de ancho, freno de seguridad y límite de velocidad de hasta 10 kilómetros por hora, lo hacen por otro lado viable para el tránsito.
Aunque el punto neurálgico de la propuesta es “dignificar la vida de los cartoneros”, a quienes se les busca reconocer su tarea para mantener la higiene urbana y contribuir al equilibrio ecológico.
García Mayor indicó que la tracción a sangre perjudica tanto a los caballos como a las personas que utilizan los carros manuales, por lo cual es necesario dar una nueva herramienta.
Los carros que utilizan ahora los recicladores en el centro, donde la tracción equina está prohibida desde agosto, son una solución provisoria que difícilmente facilite la actividad, señaló.
Las tricicletas eléctricas, en cambio, tienen fácil mantenimiento y reparación, protección contra la lluvia y el viento y un espacio de carga ordenado.
La idea es que se usen en forma combinada con la recolección tradicional en el centro, donde está prohibida la tracción equina, dentro del sistema de Bahía Ambiental SAPEM (BTS).

COMPROMISO
El prototipo podría fabricarse en Bahía en dos meses, aunque los plazos definitivos dependerán del compromiso de autoridades municipales, empresas y de la comunidad.
“La problemática de los cartoneros ha sido postergada desde ya varias décadas, y resulta imperioso obtener una solución urgente y definitiva a la misma, para lo cual será indispensable el firme compromiso de todos los actores”, apuntó García Mayor.
En cuanto a su motivación, contó que es la misma que lo impulsa en todos las innovaciones que encara: hacer un aporte social. “Si estoy tratando de aportar un proyecto a nivel mundial, cómo no lo voy a hacer también en mi ciudad, cómo voy a ser indiferente a lo que viven los cartoneros y sus hijos. Para cambiar la vida de las personas hay que arremangarse y ponerse a trabajar”.

UN PRODUCTO UNICO
Para diseñar la tricicleta se hizo una investigación en productos similares que puedan reemplazar a los carros tirados a caballos tanto en Argentina como en otros países de Latinoamérica y Europa. García Mayor asegura que a nivel nacional no existe nada parecido, y que lo más económico que se consigue esta en Brasil y ronda los 10 mil dólares.



Fuente: www.lanueva.com
 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *