En Corea del Sur crean una bicisenda de 32 kilómetros y cubierta de paneles solares

Sabido es que el papel de los ciclocarriles o bicisendas para estimular la utilización de la bicicleta en el transporte urbano, es un recurso no poco valioso para aquellas ciudades que aspiran a mejorar su respiración y reducir sus niveles de smog. En nuestro país nos podemos encontrar con situaciones muy diferentes dependiendo del punto donde nos encontremos, y más o menos motivados para agarrar la bicicleta y usarla como medio de transporte.

Por eso, no podemos evitar mirar con cierta envidia proyecto realizados que nos llegan desde fuera, como es el caso del carril bici que une las ciudades de Sejong y Daejeon en Corea del Sur. Tiene una longitud de 32 kilómetros y se ha integrado en una autopista. Toda esa extensión se ha cubierto de paneles solares, para un aprovechamiento energético que termina de cerrar este círculo de sostenibilidad.

Y no solo eso, la parte más obvia de ese cubrimiento es que protegerá a los ciclistas de las condiciones climatológicas más desfavorables. No es de extrañar, de mismo modo, su integración en una autovía, dada la gran cantidad de kilómetros que estas recorren por el país. Una verdadera proposición para que muchos se lancen a pedalear al trabajo, y más teniendo en cuenta que el proyecto prevé en total 350 kilómetros de carril bici cubierto de paneles solares.

publi1

Fuente: www.motorpasionfuturo.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *