En Hamburgo convierten un bunker nazi en una planta de energía renovable

Fue rescatado por el gobierno y hoy abastece a 3 mil hogares con energía limpia

A 20 minutos del centro de la ciudad alemana de Hamburgo se puede observar una inmensa mole gigante de acero y concreto que sobresale de de las demás construcciones. Se trata de la única construcción que quedó en pie tras el intenso bombardeo que sufrió esta ciudad-puerto germana por parte de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Y tras casi 70 años de abandono, este refugio de hormigón armado subterráneo que sirvió para protegerse de los bombardeos, fue rescatado por el gobierno municipal para transformarlo en una planta de energías renovables que abastece a 3 mil hogares.

Bautizado como el ‘bunker energético‘, está situado en Wilhelmsburg, en las afueras de Hamburgo, y es hoy un símbolo de la protección del ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Gracias a una inversión cercana a los 30 millones de euros, el municipio y la compañía Hamburg Energía reconvirtieron el antiguo refugio bélico en una moderna planta de generación energética con paneles fotovoltaicos en su techo, un enorme biorreactor en su interior que convierte la basura en biogás, equipos transformadores y un buffer con capacidad para almacenar 2 mil metros cuadrados de gas metano.

Fuente: www.noticiasambientales.com.ar

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *