En Suiza se inaugura la mayor central solar de sobre techos

BKW, especialista en energía e infraestructura, Energie du Jura (EDJ), centro de competencias en temas energéticos en la región del Jura, y Gefco, especializado en logística industrial, han inaugurado hoy la central fotovoltaica sobre mallas de sombreo más potente de Suiza, ubicada en Courgenay. La producción de esta central equivaldrá a la mitad de los objetivos de producción de energía solar del Cantón del Jura de aquí al año 2021.

La central está compuesta por 23 886 paneles fotovoltaicos que se extienden a lo largo de 43 000 m², una superficie equivalente a cuatro campos y medio de fútbol, sobre la zona de aparcamiento y las instalaciones de la empresa Gefco Suiza . La potencia instalada de 6,7 MWp convierte a la planta en la central fotovoltaica sobre mallas de sombreo más potente de Suiza, capaz de generar 6,7 GWh de electricidad, equivalente al consumo de 1.550 hogares.

La primera franja (un 20 % de la planta) fue concluida el 30 de marzo de este año, y su capacidad de producción es de 1,2 MWp de electricidad. Las otras dos zonas, en servicio desde agosto de 2016, producen respectivamente 3,2 MWp y 2,4 MWp.

Su construcción es resultado de la decisión de Gefco Suiza de modernizar su parque automotriz de 78 000 m2, que recibe 3.000 vehículos importados antes de ser distribuidos en el territorio nacional. Una parte de la energía generada será utilizada directamente in situ, especialmente para la recarga de coches eléctricos importados por Gefco. El excedente será inyectado en la red BKW y comercializado a través del producto Energy Green desarrollado por BKW.

La producción de la central solar será certificada para responder a las necesidades crecientes de electricidad de origen renovable. Esta realización permitirá cubrir aproximadamente la mitad de los objetivos energéticos del cantón del Jura en materia de producción de energía fotovoltaica de aquí al año 2021.

La electricidad producida permitirá una reducción de 2.400 toneladas de CO2 por año (sobre la base del mix energético requerido por la Unión europea a partir de 2020). Otro beneficio es que las mallas de sombreo instaladas permiten recoger y reciclar el agua de la lluvia.

La construcción de la planta ha supuesto una inversión de 12 millones de francos suizos. El proyecto se inscribe dentro de la estrategia energética 2050 de la Confederación Suiza.

Fuente: www.energias-renovables.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *