Energías renovables: Jujuy tiene uno de los mejores potenciales en energía solar de la Argentina


Carlos Arias, Gerente General de la Empresa Jujeña de Sistemas Energéticos Dispersos S.A. (EJSED SA), se refirió a la potencialidad de Jujuy en materia de energías renovables, principalmente energía solar, de la cual ya más de 4 mil usuarios particulares, pueblos y escuelas gozan de los beneficios de una fuente de energía sana y renovable.

Además destacó la importancia que tiene el uso de esta energía en lo que se refiriere a su uso racional, algo que los ciudadanos de centros poblados muchas veces no tienen en cuenta.
Sobre el potencial de Jujuy en energía renovable, el Gerente General de EJSED SA, Carlos Arias manifestó que “en lo que es energía solar es una de las mejores del país, estamos junto con toda la zona de la Puna, parte de Bolivia y de Chile donde tenemos la mejor radiación solar del mundo, tenemos una gran energía solar”.
“La energía solar en toda la Puna tiene mediciones de muy buenas radiaciones, y entiendo que cuando las redes mineras que se van a hacer en la zona de Olaroz y va a pasar por Susques, no descartaría que allí se haga en el futuro una planta solar importante sin lugar a duda”, señaló.
Comentó que “en cuanto a la energía eólica eso es más limitado, en la Puna hemos hecho una medición en Pastos Chicos y verdaderamente en enero y febrero era nulo el viento y se debería poner un molino o un aerogenerador para suplir esos meses”.
Sostuvo que “sin embargo la Universidad tiene un proyecto de energía eólica en lo que es la zona de La Garganta del Diablo, donde se lo podría hacer”.
Además mencionó que “estos son sistemas libres e independientes de la red troncal, acá hay algunos proyectos, esta la posibilidad de hacer usinas, como en algunos lugares de Argentina o el mundo, y ahí ya no hablamos de vatios si no de varios megavatios y se puede inyectar a la red interconectada. En Jujuy se hablaba hacerla en Perico, Susques, en Humahuaca”.
Acerca de cuantos hogares jujeños han dotado de esta saludable tecnología, Arias expresó que “EJSED SA está atendiendo en el orden de 4.400 suministros que son viviendas donde cada una tiene instalado 100 vatios a partir de uno o dos módulos, y esa energía se almacena en una batería y la casa tiene energía de 12 voltios de corriente continua, que es la misma que tienen los automóviles, y la misma es usada en iluminación y comunicaciones, no puede ser usada para una fuerza motriz, como una estufa, pero sí para dejar de usar velas o pilas”.
Mencionó que las baterías en dichas viviendas tardan en cargarse “alrededor de 5 horas que es cuando da el sol en la Puna, allí se carga a la batería”.
También Carlos Arias comentó que otro tipo de usuarios tiene energía solar en la provincia “están las escuelas, que son alrededor de 36 escuelas, y estas tienen un sistema más grande el cual permite cargar ya no una batería sino lo que se llama un banco de baterías, y además cuentan con un aparato llamado inversor que convierte la energía continua en alterna y por eso las escuelas tiene 220 voltios como en cualquiera de nuestras viviendas”.
Además sostuvo que “aparte de las casas y escuelas tenemos al menos 5 pueblos que tienen generación de energía solar pura, ya que tienen una serie de paneles y esa energía va a un banco de baterías que luego por el inversor se convierte de corriente continua a corriente alterna, y cada uno alimenta pequeñas poblaciones de 10 a 35 usuarios”.
“Siempre que hablamos de energía solar, en este caso para sistemas aislado, lo tenemos que asociar con el uso racional de energía. Estos usuarios saben que tienen una cierta capacidad de energía y deben disponer como utilizarla, si será para iluminación, para comunicarse o para ver un rato de televisión, por ello tenemos que hacernos responsable del consumo de esa cantidad de energía”, sostuvo.
En Este sentido, al referirse sobre el uso racional que se da a la energía en ciudades pobladas como San Salvador de Jujuy, San Pedro de Jujuy o Palpalá, Carlos Arias comentó que “la persona de la ciudad está acostumbrada a una gran cantidad de energía, y mientras tenga para pagar la boleta casi no tiene límites, si quiere ver 24 horas de televisión lo hace, ya que luego solo se ocupa de pagar el suministro, prácticamente no tiene limitaciones”.
Agregó que “en cambio la gente que tiene estos sistemas en los campos tiene una preelectricificación, y tiene dos limitaciones. Una es la cantidad de energía que tiene la batería y la cantidad de cosas que puede usar”.
Arias indicó que respecto al uso racional de la energía “las nuevas generaciones, los niños están entrando mucho en ese concepto, ya cuando uno tira una lata de gaseosas los chicos nos corrigen”.
“Hay que tener un uso razonable de la energía, en muchos países se hacen campañas importantes, al igual que acá, por ejemplo en la provincia hace unos años se repartieron lámparas de bajo consumo para toda la población, tanto para los mercados, tanto el disperso como el concentrado, para que se acostumbre a usar menos energía o dar un uso racional, además vemos también televisores y otros aparatos eléctrico empezaron a venir con la información de cuanta energía gastan y uno sabe que costaran un poco más caro porque tienen un mejor rendimiento energético, pero se ahorra energía”, concluyó.

Fuente: www.jujuyaldia.com.ar
 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *