Estados Unidos invierte 20 millones de dólares para energía renovable en el Caribe

Barack Obama ha anunciado que Estados Unidos aportará una financiación de 20 millones de dólares para promover proyectos públicos y privados de energía renovable en los países del Caribe. Según los analistas esta iniciativa se toma en un intento de recuperar el liderazgo en el la región frente a Venezuela.

El anuncio lo realizaba Obama en una visita a Jamaica donde se reunió con líderes de las 15 naciones que integran la Comunidad del Caribe (Caricom).

“Los países de esta región necesitan acceder a energía ‘más limpia’ y a precios ‘asequibles'”, explicaba Obama a los presentes. “La escasa diversidad y los altos costos de la energía son uno de los mayores obstáculos para el desarrollo de la región”, decía el presidente estadounidense.

En total se destinarán 20 millones de dólares a inversiones públicas y privadas en proyectos de energía renovable en la región del Caribe. Esta iniciativa intentará fomentar la inversión en ‘energía limpia’, reducir los costos energéticos que son de los más altos del mundo, e intentar lograr así un mayor crecimiento económico en el área. Además habrá colaboración conjunta en la lucha contra el cambio climático. “Los países del Caribe son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático y tenemos que actuar ahora”, decía Barack Obama.

La Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC) se ha comprometido, además, a financiar el mayor parque eólico del sector privado en Jamaica que tendrá 36 megavatios. Existen también “conversaciones” para destinar fondos para una granja de energía solar de 20 megavatios en la región.
El Departamento de Energía estadounidenses apoyará también proyectos en el Caribe que mejoren la eficiencia energética en la industria del turismo, la mayor consumidora de energía en la zona.

Reducir la dependencia energética de Venezuela

Algunos analistas creen que el anuncio de Barack Obama de ofrecer más apoyo a los países caribeños que tienen problemas para generar energía local es un intento para evitar su dependencia del petróleo venezolano, país con el que Estados Unidos mantiene una tensa relación.

“A menudo la gente del Caribe, pese a tener menos recursos, pagan precios significativamente más elevados por la energía”, decía Obama en su discurso en Jamaica.

Los países caribeños tienen un acuerdo con Venezuela desde el año 2005. A través del programa “Petrocaribe” 17 países del Caribe y Centroamérica adquieren petróleo venezolano “en condiciones ventajosas de pago”. El 40% de la factura lo deben abonar en 90 días y el 60% restante en 23 años, más dos de gracia, a un interés anual del 1%. “El pago puede hacerse en efectivo, mediante la venta de productos o a través de financiación de infraestructuras”.

Venezuela no se encuentra actualmente en su mejor momento económico debido al bajo precio del crudo. Por eso son muchos los líderes de la región que han prestado atención a las palabras de Obama que afirmaba que “si se pueden rebajar los costos a través del desarrollo de energías renovables y el aumento de la eficiencia energética, se producirá crecimiento adicional en cada una de las naciones caribeñas”.

Los países del Caribe han visto en esta mano tendida por Estados Unidos una salida más a las malas previsiones del Fondo Monetario Internacional que ha señalado que la caída de los precios del petróleo y una suspensión del suministro de “Petrocaribe” afectaría económicamente a todos los países miembros.

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *