Francia se propone cerrar todas las plantas de carbón antes de 2023

Durante la Cumbre del Clima de Marruecos (COP22), el Presidente de Francia, François Hollande, anunció que cerrará todas las plantas de carbón antes de 2023. Asimismo, varias empresas anunciaron compromisos en energías limpias.

Tres cuartas partes de la electricidad de Francia provienen actualmente de una mezcla de fuentes de energía nuclear y otras fuentes de energía renovables. Actualizar las viejas plantas de carbón es más caro que desarrollar instalaciones para la producción de energía renovable, por lo que mantenerlas abiertas ya no tiene sentido financiero. Estas son algunas de las razones por las que Francia ha tomado la decisión de terminar con la industria del carbón.

El anuncio del Presidente francés fue reconocido como uno de los pocos logros alcanzados en la COP22 luego de la incertidumbre que generaron las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

El mismo día de este anuncio, Ban Ki-moon pidió a los países que supriman todo tipo de ayudas y subsidios a los combustibles fósiles para acelerar la transición energética. El Reino Unido también anunció que el país eliminaría el carbón para 2025, siguiendo los pasos de Finlandia, Canadá, Alemania, Países Bajos y Austria, que han anunciado planes para eliminar gradualmente las centrales de carbón. El mayor éxito de la COP22 fue el objetivo de poner fin a la industria del carbón.

Asimismo, el ex-presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó durante la Cumbre que si Estados Unidos decide abandonar el tratado del clima, entonces Francia debería plantearse imponer un impuesto a las emisiones de todos los productos norteamericanos que entren en el país. Una medida que para muchos expertos, incluyendo Elon Musk, será la única forma de convencer a los más reticentes, y al mismo tiempo de convencer a los que están indecisos.

También en el marco de la COP22, las empresas realizaron importantes anuncios para colaborar en la consecución de los objetivos del Acuerdo de París. Por ejemplo, Dalmia Cemento y Helvetia se comprometieron públicamente a utilizar energía 100 % renovable en sus operaciones y unirse a RE100, una iniciativa mundial de colaboración para impulsar la energía renovable- Por su parte, Swiss Re anunció que se compromete a duplicar su productividad energética y unirse a EP100, una campaña mundial que trabaja con empresas para maximizar los beneficios económicos de cada unidad de energía que consumen.

También se anunció una nueva iniciativa liderada por el sector privado, la Renewable Energy Buyers Alliance o REBA (Alianza de Compradores de Energía Renovable), que crea conexiones entre la demanda de electricidad de las empresas y la oferta de energía renovable.

Fuente: www.comunicarseweb.com.ar

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *