Greenpeace propone invertir 19.500 millones de euros anuales en plantas renovables

La apuesta por energías como la eólica y la solar podrían crear hasta tres millones de empleos ligados a la construcción y funcionamiento de esas instalaciones. Greenpeace propone invertir en nuevas plantas de energías renovables en España 19.500 millones de euros anuales durante el periodo 2015-2030. Esta cantidad supondría un esfuerzo “relevante” pero no imposible que reportaría hasta un 25 % de ahorro medio anual en la factura de la luz de los hogares y tres millones de empleos en quince años, según el estudio-informe La recuperación económica con renovables presentado esta semana.

Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace España, ha detallado que el nuevo informe sobre renovables dibuja tres escenarios energéticos (conservador, progresivo y responsable) desde la dimensión económica a largo plazo y sus impactos macro y microeconómicos.
El documento forma parte de la campaña “La solución a las prospecciones” en contra de los sondeos de gas y petróleo, en la que participará por primera vez el barco Artctic Sunrise, tras ser retenido por una acción en contra de la plataforma petrolífera de Gazprom en el Ártico. A partir del día 18, la iniciativa se desarrollará en Málaga, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.
Rodríguez y Marina Bevacqua, del área de energía y cambio climático de Greenpeace, han hecho un llamamiento al Gobierno para que abandone el camino de las energías “sucias” y han subrayado la ocasión que brinda la próxima reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE -que acordará a finales de mes los objetivos climáticos y energéticos de los Veintiocho de cara al año 2030-.
“Se necesitan objetivos ambiciosos y vinculantes”, ha recalcado Bevacqua, cuya organización defiende alcanzar una penetración del 45 % en renovables, una eficiencia energética del 40 % y una reducción de emisiones contaminantes del 55 % de aquí a 2030 en la UE.
El análisis presentado por Greenpeace, basado sobre todo en estadísticas del INE, propone unas inversiones anuales de 5.400 millones, 13.500 o 19.500 millones de euros en nuevas plantas de energías renovables -sobre todo eólica y fotovoltaica- entre 2015 y 2030, unas cantidades que varían en función del escenario energético seleccionado (conservador, progresista o responsable).
En el último de ellos, “habría un aumento en la producción de 545.100 millones de euros y la creación de tres millones de empleos” ligados a la construcción de esas instalaciones, ha explicado una de las responsables del informe, María Isabel Martinez, de la consultora Abay Analistas Económicos y Sociales.
La potencia instalada de renovables pasaría de los actuales 32,3 GW, a casi cien en la propuesta conservadora; 161 en la progresista y más de 200 en la responsable.
Martínez ha reconocido que las inversiones necesarias para llegar a este modelo energético son importantes pero “no imposibles” y ha recordado que Alemania -salvando las diferencias del PIB con España- invirtió más de 40.000 millones en renovables durante 2012 y 21.000 millones en 2013.
Tras señalar que el precio de la electricidad ha subido en España un 43 % durante 2008-2013 -frente al 23 % de la UE-, ha negado que la responsabilidad del alza corresponda a las primas de las energías verdes: “Han tenido un efecto positivo, pero limitado sobre el precio”.
Respecto al impacto en la factura de la luz, el informe estima una reducción del 25 % frente al año 2012 en el mejor escenario renovable posible, que podría llegar al 34 % si se suman medidas de eficiencia.

 
Fuente: www.lavanguardia.com
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *