Japón ya proyecta una ciudad bajo el mar

La empresa japonesa Shimizu Corp. lleva adelante un proyecto realmente ambicioso: la nueva Atlántida. Si bien el nombre de esta ciudad es “Ocean Spiral” quieren que hacia el 2030 esta ciudad bajo el mar ya sea habitable.

La empresa de Shimizu Corp. es la creadora de esta nueva versión de la Atlántida. Su proyecto se basa en crear una ciudad bajo el agua contenida en una esfera de unos 500 metros de diámetro que podría albergar hasta 5 mil residentes y comprender los desarrollos de uso mixto donde la gente pueda vivir y trabajar.

Inicialmente se espera que esta ciudad esférica flote en la superficie del mar, pero puede descender por un sendero espiral 9 kilómetros de largo en las profundidades más oscuras del mar durante las épocas de mal tiempo.

La vía de espiral está conectada a un centro de investigación, que rastreará en el fondo del mar diversos metales preciosos y crear energía para la ciudad utilizando las diferencias de temperatura en el agua del océano.

“Esto es sólo un proyecto desarrollado por nuestra empresa, pero nuestro objetivo es desarrollar la tecnología que nos permita construir un espacio de vida bajo el agua,” dijo el portavoz Shimizu Masataka Noguchi dijo al Wall Street Journal. El agua dulce de consumo de la ciudad se podría generar artificialmente, desalinizando el agua del mar, y al mismo tiempo crear cultivos de peces que serían construidos alrededor de la estructura. La propuesta también menciona el aprovechamiento del poder de los microorganismos para convertir dióxido de carbono en biogás.

Aunque aparentemente imposible, la propuesta de Shimizu se basa en los temores mundiales sobre el aumento del nivel del mar y la pérdida de ambientes habitables. El diseño ha sido realizado con la ayuda diversos investigadores de la Universidad de Tokio, la Agencia Japonesa de Ciencias Marinas y Tecnología y la Agencia de Investigación Pesquera del gobierno. La constructora Shimizu estima que la tecnología para implementar el “Ocean Espiral” podría estar en funcionamiento en 2030.

Fuente: www.inhabitat.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *