La CADER apoya proyecto de ley de generación distribuida de energías renovables en Argentina

La Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) celebra el consenso alcanzado en la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados respecto de un proyecto de ley unificado entre el oficialismo y la oposición que autoriza la inyección de energía limpia a la red de distribución eléctrica por parte de usuarios residenciales, comerciales e industriales.

Según se acordó el jueves 13 de julio en la Comisión de Energía y Combustibles, en agosto próximo se realizará una reunión plenaria en conjunto con la de “Presupuesto y Hacienda”, para acelerar el tratamiento legislativo y su posterior ingreso al recinto.

En concreto, el marco regulatorio habilita a los usuarios particulares inyectar la energía eléctrica excedente que obtengan de la producción de equipos de energías renovables como paneles solares, biodigestores, turbinas hidroeléctricas o aerogeneradores de baja potencia, en todo el territorio nacional.

“Apoyamos este proyecto porque establece un cambio conceptual en el sistema energético, enfocado en acercar la generación al consumo”, valoró Marcelo Álvarez, presidente de CADER.

De aprobarse, el dirigente destaca que “se crearán miles de puestos de trabajo en todas las provincias”, por el surgimiento de empresas abocadas a la instalación de equipos y de servicios, la radicación de fabricantes y distribuidores locales, entre otros proveedores que conforman la cadena de valor industrial.

“Estamos entusiasmados con esta nueva oportunidad que se abre para el país, por eso esperamos que el Congreso acelere el tratamiento legislativo para que pueda convertirse en ley este año”, explicó el empresario.

Desde el punto de vista económico, Álvarez subrayó que “para los usuarios será una gran oportunidad”, dado que en muchos casos podrán reducir el costo del consumo eléctrico.

“A medida que se vayan retirando los subsidios la diferencia será aún más importante”, subrayó. Actualmente, los consumidores pagan apenas por encima del 60 por ciento de lo que cuesta generar energía eléctrica.

A nivel macro-económico, Álvarez planteó que “el Estado se podría ahorrar grandes sumas de dinero evitando la importación de combustibles fósiles que se utilizan para la generación térmica distribuida”. La generación distribuida mediante renovables señala que “ya es más barata” que utilizar gasoil importado con el mismo fin.

Por eso, planteó que “es necesario instrumentar un esquema normativo que estimule a los usuarios la utilización de energía limpia”.

Con planes de financiamiento para adquirir las tecnologías y tarifas promocionales, asegura que “sería muy atractivo” convertirse en “prosumidor”.

El proyecto de ley fue consensuado a lo largo del año por diputados de diversas fuerzas políticas: Juan Carlos Villalonga (Cambiemos), Luis Bardeggia (Frente Para la Victoria), Néstor Tomassi (Bloque Justicialista), Gustavo Bevilacqua, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, y Jorge Taboada diputado de Chubut Somos Todos.

En agosto será discutido por actores del sector privado y de la sociedad civil, en una reunión en el Congreso. Se descarta su apoyo y aprobación, dado que ya fue consensuado y expuesto a consulta pública, por lo que se espera su inminente ingreso al recinto. “Es importante que se apruebe este año y que luego trabajemos intensamente en la reglamentación de la ley”, opinó Álvarez.

Fuente: www.editorialrn.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *