La primera planta geotérmica de la Argentina sería neuquina

La primera planta geotérmica del país, producto del subsuelo neuquino, podría ser una realidad en los primeros meses del próximo año. Lo tiene en carpeta el titular de YTEC, Gustavo Bianchi, quien confirmó la puesta en marcha de un período de estudio que se extenderá por 90 días y que permitirá determinar el potencial de generación de Copahue.

“Queremos salir del mito”, dijo Bianchi a “Río Negro Energía”. Desde hace algunas semanas se realiza una evaluación técnica y económica para la generación geotérmica en Caviahue-Copahue, a lo que se sumó Domuyo. Este tipo de energía renovable utiliza el vapor producido por el calor subterráneo en zonas volcánicas como insumo para mover la turbina generadora.
En forma simplificada, se busca determinar si es rentable el armado de un proyecto de generación y venta de energía en esa región, establecer el costo del MW/h para la generación y definir la viabilidad técnica; en resumen, la capacidad de la zona.

LOS ANTECEDENTES
Puntualmente, el yacimiento Copahue, caducado recientemente a Geothermal One, es considerado el más importante del país e incluso está “ranqueado” como el cuarto proyecto a nivel mundial. Según la licitataria, la Agencia para el Desarrollo de Inversiones (ADI), el potencial probado –a través de cuatros pozos de estudio– es de 30 MW. Esto es lo que busca ratificar YTEC.
El proyecto, en manos de la adjudicataria extranjera, fue presupuestado en 100 millones de dólares y tras un tortuoso camino desde su adjudicación en el 2011 –que atravesó un diferendo ambiental– se terminó cayendo, afectado por la falta de condiciones para invertir y ante incumplimientos reiterados.
Según datos del mercado, la geotermia tiene un costo de producción muy competitivo para el negocio eléctrico, ya que cada MW/hora cuesta alrededor de 130 dólares contra los 400 ó 600 dólares de la generación “delivery” –como se llama a las plantas a combustible–.

EL MODELO YTEC
Del acuerdo de confidencialidad participan además de YTEC –conformado por la asociación de YPF y el Conicet– YPF Energía y la Provincia del Neuquén, a través de la ADI. Lo que no está especificado en el documento acordado es que, en caso de ratificar el potencial del área, el desarrollo del yacimiento, la perforación de los pozos y la construcción de la planta de generación serán asumidos en partes iguales.
En la cabeza de Bianchi está la idea de replicar el modelo que se utilizó para el litio en Jujuy. Allá se montó el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas sobre el Litio y sus Aplicaciones. Este proyecto, que involucró a cinco actores, tiene como objetivo inmediato producir en mayo del 2015 la primera celda de litio del país y, a futuro, realizar todas las etapas de un mineral que hasta ahora sólo se exportaba.
Ese convenio incluyó al gobierno de Jujuy, la universidad nacional de esa provincia, el Conicet, la firma de desarrollos YTEC y la petrolera nacional YPF.
En el caso de Neuquén, Bianchi no descarta incorporar a la Universidad Nacional del Comahue, una institución con la que ya mantienen contactos. La propuesta, de prosperar la explotación del recurso, será montar un centro de investigación de energía geotérmica para todo el país. Para esto deberán cumplirse los 90 días que acordaron como plazo para investigar y evaluar la factibilidad del proyecto Copahue.

Fuente: www.rionegro.com.ar
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *