La Universidad de Navarra inventa un convertidor para introducir en la red la electricidad de grandes aerogeneradores

El ingeniero industrial pamplonés Eduardo Burguete Archel ha diseñado en la Universidad Pública de Navarra un tipo de convertidores electrónicos que permiten introducir en la red eléctrica la energía producida por los aerogeneradores de mayor tamaño, de hasta 6,6 kilovoltios.

Estos dispositivos reducen las pérdidas de energía y pueden trabajar con una mayor potencia, como la que poseen los molinos que se instalan, sobre todo, en alta mar, informa la UPNA en un comunicado.

Los aerogeneradores de tierra utilizados mayoritariamente hasta ahora trabajan a una tensión de 0,6 kilovoltios, pero ya se están instalando otros de hasta 3,3 kilovoltios en el mar.

Estos aerogeneradores funcionan convirtiendo la energía cinética del viento en energía mecánica, a través de una hélice, y en energía eléctrica, gracias a un alternador.

Para poder introducir esa energía en la red eléctrica, es preciso transformarla mediante convertidores electrónicos, que adecúan la forma de onda de la corriente. Estos convertidores están formados por transistores, que son dispositivos semiconductores con una limitación de tensión y corriente, explica Burguete en su tesis doctoral, defendida en la UPNA.

Al aumentar la potencia de los aerogeneradores, los transistores no pueden convertir toda esa potencia, debido a dicha limitación de tensión y corriente.

Para aumentar la potencia del convertidor, se han utilizado la paralelización y la serialización de semiconductores, procesos que presentan limitaciones y pérdidas de potencia.

Por ello, una tercera opción es el empleo de los denominados convertidores multinivel, estructuras formadas por varios transistores que consiguen aumentar la tensión de trabajo, reduciendo las pérdidas, y aseguran que los transistores bloquean la tensión para la que han sido diseñados.

Además, estos convertidores requieren un menor filtrado de la corriente para ser inyectada en la red eléctrica.

En su tesis doctoral, Burguete propone convertidores de cinco niveles, que incluyen uno o dos condensadores grandes, además de otros cuatro pequeños por cada fase.

Los convertidores propuestos se probaron mediante simulación y se construyó también un prototipo a escala para analizar su correcto funcionamiento y validar sus ventajas.

Los resultados mostraron que estos convertidores pueden reducir el estrés de tensión que soportan los transistores al apagarse, posibilitando una reducción de las pérdidas o un aumento de la energía transformada, además de no requerir elementos adicionales para asegurar el reparto de tensión de bloqueo de los transistores, concluye el investigador.

Fuente: www.elperiodicodelaenergia.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *