El lento desarrollo de los autos eléctricos en Chile

Para muchos el futuro del negocio automotriz es eléctrico. Las ventas de este tipo de vehículos se han disparado en el mundo y a la par se ha disparado el precio del litio.

El fabricante especializado Tesla Motors, así como otros actores de esta industria están demandando grandes cantidades del llamado “petróleo blanco”, para utilizarlo en las baterías de iones con las que funcionan los vehículos eléctricos.

Chile es el mayor productor de este metal, pero a nivel local la venta de autos eléctricos está a años luz de ser un boom, pese a que en los últimos cinco años, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, las ventas de autos eléctricos han evidenciado un crecimiento de 420%.

El 2015 cerró con 216 vehículos eléctricos en circulación a nivel nacional, incluyendo en esta clasificación a los híbridos. En 2010 se contabilizaron 41 unidades.

Estos autos tienen precios que fácilmente pueden ir desde los US$ 30 mil. El más barato que se encuentra acá vale $ 19 millones, por eso para las marcas aún no resulta atractiva la comercialización masiva. A diferencia de otros países donde la penetración de esta tecnología es mayor, aquí no hay incentivos estatales.

En Alemania, por ejemplo, las autoridades decidieron que la meta a 2030 es que todo el parque automotor sea cero emisión, como una forma de compensar todo el impacto causado por los autos a diesel y gasolina.

Este programa tiene como objetivo superar las 500 mil unidades eléctricas vendidas a 2020, para lo cual el gobierno entrega 4 mil euros para la compra de cada unidad. Hasta ahora se contabilizan 130 mil autos híbridos y sólo 25 mil full eléctricos.

El objetivo del gobierno es pasar de un 0,6% de autos eléctricos a un 8% en 2025 según el Center of Automotive Managment Institute, iniciativa que trae aparejado un aumento en los puntos de recarga, que llegarán a un millón en 2020 y a seis millones en 2030.

Poco competitivos

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz (Cavem), Carlos Dumay, explica que la principal razón que explica las bajas ventas de autos eléctricos en Chile es el precio, que en promedio es tres veces mayor al de un auto tradicional.

“El año pasado en Estados Unidos, las ventas de autos híbridos se estancaron debido a la caída en el precio del petróleo”, ejemplificó sobre el impacto del factor precio en la demanda. ”Los autos eléctricos no son ni la mitad de competitivos que los tradicionales”, añadió.

Pero hay otro factor que explica la ausencia de planes concretos desde el sector público para estimular la demanda por esta tecnología: el impacto que ello tendría sobre la recaudación tributaria por concepto de impuesto específico a los combustibles.

Pese a esto, empresas como Chilectra, como es de esperar, buscan potenciar este tipo de vehículos y así desarrollar otro nicho para el consumo de electricidad. La firma trajo el primer bus eléctrico y Luca D’Agnese, el responsable de Enel en América Latina, hace un par de semanas se traslada en auto eléctrico. Además, trascendió que el grupo está evaluando dar facilidades a sus empleados para que compren autos de este tipo.

En paralelo, ha lanzado dos veces un plan para el desarrollo de taxis eléctricos en Santiago. El primero fue un fracaso; el segundo está en desarrollo.

Fuente: www.noticias.anotao.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *