Por qué los países con mayores reservas renovables se convertirán en superpotencias del mañana

La era de los combustibles fósiles no durará para siempre: cuando finalmente llegue a su fin, un nuevo conjunto de países encontrará que sus reservas de litio, cobre y metales raros tienen una gran demanda.

China ha hecho todo lo posible para transformarse en un pionero de la energía verde y ha construido la granja solar flotante más grande del mundo, Getty.
La conversaciónImagine un mundo en el que cada país no solo haya cumplido con el acuerdo climático de París, sino que se haya alejado por completo de los combustibles fósiles. ¿Cómo afectaría tal cambio la política global?

El siglo XX estuvo dominado por el carbón, el petróleo y el gas natural, pero un cambio a la generación y el transporte de energía sin emisiones significa que un nuevo conjunto de elementos se convertirá en la clave. La energía solar , por ejemplo, aún utiliza principalmente tecnología de silicio, para la cual la principal materia prima es la cuarcita de roca. El litio representa el recurso clave que limita la mayoría de las baterías, mientras que los metales de tierras raras, en particular los “lantánidos” como el neodimio, son necesarios para los imanes en los generadores de turbinas eólicas. El cobre es el conductor elegido para la energía eólica, que se utiliza en los devanados del generador, cables de alimentación, transformadores e inversores.

Al considerar este futuro, es necesario comprender quién gana y quién pierde mediante un cambio de carbono a silicio, cobre, litio y metales de tierras raras.

La lista de países que se convertirían en las nuevas ” superpotencias de energías renovables ” contiene algunos nombres familiares, pero también algunos comodines. Las mayores reservas de cuarcita (para la producción de silicio) se encuentran en China , Estados Unidos y Rusia, pero también en Brasil y Noruega. Estados Unidos y China también son importantes fuentes de cobre, aunque sus reservas están disminuyendo, lo que ha empujado a Chile, Perú, Congo e Indonesia a un primer plano.

Chile también posee, por lejos, las mayores reservas de litio , por delante de China, Argentina y Australia. El factorizar los “recursos” de menor grado -que aún no se pueden extraer- coloca a Bolivia y los EE. UU. En la lista. Finalmente, los recursos de tierras raras son más importantes en China, Rusia, Brasil y Vietnam.

Una OPEC para las energías renovables

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es un grupo de 14 naciones que juntas contienen casi la mitad de la producción mundial de petróleo y la mayoría de sus reservas. Es posible que se cree un grupo relacionado para los principales productores de materias primas de energía renovable, desplazando el poder del Medio Oriente hacia África central y, especialmente, América del Sur.

Es poco probable que esto suceda pacíficamente. El control de los campos petrolíferos fue el motor de muchos conflictos del siglo XX y, volviendo más allá, la colonización europea fue impulsada por el deseo de nuevas fuentes de alimentos, materias primas, minerales y, más tarde, petróleo. El cambio a la energía renovable puede causar algo similar. A medida que un nuevo grupo de elementos se vuelve valioso para turbinas, paneles solares o baterías, los países ricos pueden garantizar que tengan suministros seguros a través de una nueva era de colonización.

China ya inició lo que podría denominarse “colonización económica”, estableciendo importantes acuerdos comerciales para garantizar el suministro de materia prima. En la última década ha realizado una inversión masiva en la minería africana , mientras que acuerdos más recientes con países como Perú y Chile han extendido la influencia económica de Beijing en América del Sur.

O una nueva era de colonización?

Teniendo en cuenta estos antecedentes, se pueden prever dos versiones del futuro. La primera posibilidad es la evolución de una nueva organización al estilo de la OPEC con el poder de controlar los recursos vitales, incluidos el silicio, el cobre, el litio y los lantánidos. La segunda posibilidad implica la colonización de los países en desarrollo en el siglo XXI, creando super-economías. En ambos futuros existe la posibilidad de que las naciones rivales puedan cortar el acceso a los recursos vitales de energía renovable, tal como lo han hecho los principales productores de petróleo y gas en el pasado.

En el lado positivo hay una diferencia significativa entre los combustibles fósiles y los elementos químicos necesarios para la energía verde. El petróleo y el gas son productos consumibles. Una vez que se construye una central eléctrica de gas natural, debe tener un suministro continuo de gas o deja de generar. Del mismo modo, los automóviles propulsados ​​por gasolina requieren un suministro continuo de petróleo crudo para seguir funcionando.

Por el contrario, una vez que se construye un parque eólico , la generación de electricidad solo depende del viento (que no dejará de soplar en el corto plazo) y no hay necesidad continua de neodimio para los imanes o cobre para los devanados del generador. En otras palabras, la energía solar, eólica y undimotriz requiere una compra única para garantizar la generación de energía segura a largo plazo.

La vida más corta de los automóviles y dispositivos electrónicos significa que hay una demanda constante de litio. Los procesos de reciclaje mejorados podrían superar esta necesidad continua. Por lo tanto, una vez que la infraestructura esté en su lugar, se puede denegar el acceso al carbón, al petróleo o al gas, pero no se puede cerrar el paso del sol o del viento. Sobre esta base, el Departamento de Defensa de EE. UU. Considera que la energía verde es la clave de la seguridad nacional.

La conversaciónUn país que crea infraestructura de energía verde, antes de que el control político y económico pase a un nuevo grupo de “potencias mundiales”, asegurará que sea menos susceptible a futuras influencias o que sea rehén de un gigante de litio o cobre. Pero los usuarios tardíos encontrarán que su estrategia tiene un alto precio. Finalmente, será importante que los países con recursos no se vendan a bajo precio al primer postor con la esperanza de ganar dinero rápido, porque, como los principales productores de petróleo descubrirán en las próximas décadas, nada dura para siempre.

Fuente: www.independent.co.uk

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *