Mendoza, Catamarca, Chubut y La Rioja promulgarían una legislación provincial similar a la que tiene Santa Fe en cuanto a las energías renovables

Hace algunos días atrás solicitaron a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) de Santa Fe los protocolos que detallan el funcionamiento de la regulación local. Es que Mendoza, Catamarca, Chubut y La Rioja están trabajando para autorizar la entrega de energía renovable a la red. Mientras tanto, a nivel nacional sigue sin existir una regulación que de el puntapié inicial para que las energías renovables marquen un nuevo rumbo energético.

Además de estas cuatro provincias, ingenieros del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) están evaluando establecer una normativa para todo el país. La cuestión tarifaria es abordada por los expertos de la Secretaría de Energía de la Nación, también interiorizada en el tema y al tanto de los reclamos provinciales. El Proyecto IRESUD de carácter nacional, es el que está trabajando en la conformación de un marco regulatorio para que los usuarios vuelquen energía a la red eléctrica.
Por otra parte, la Provincia de Santa Fe es la que ha tomado la iniciativa a nivel Nacional, a través de la Resolución N° 442 del 2 de octubre de 2013, de la Empresa Provincial de Energía (EPE), en la cual se aprueba el procedimiento para el tratamiento de solicitudes de generación en isla o en paralelo con la red de la Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe.
Los inconvenientes que demoran una legislación a nivel nacional pueden ser varios, entre ellos el desconocimiento del tema por parte de la dirigencia política, la falta de planificación en materia de energías renovables y la falta de catalizadores políticos y sociales para el desarrollo de las energías renovables en nuestro país.
La ley nacional debería tener un marco regulatorio para esta aplicación, lo cual implica el desarrollo de una reglamentación técnica; un esquema administrativo; un cuadro tarifario y un contexto legal que permita el cumplimiento de las partes en el esquema establecido en dicho marco regulatorio.
Sin duda alguna, una ley nacional impactaría positivamente en todo sentido, ya que permitiría un importante desarrollo de las energías renovables, lo que conlleva al desarrollo de una industria local en la materia, asociada a la generación de empleos y de recursos humanos especializados.
Aún así en las actuales condiciones de precios y mercado, la gente ya está incorporando sistemas de energía solar fotovoltaica para distintas aplicaciones. En el caso particular de sistema solares fotovoltaicos conectados a red en el ámbito urbano y periurbano, evidentemente el crecimiento es lento y son pocas las personas y las organizaciones que están incorporando estos sistemas, justamente porque al no existir todavía un marco regulatorio asociado a la posibilidad de créditos blandos por parte de la banca nacional y a una tarifa que incentive la utilización de los mismos, no están dadas las condiciones necesarias para optar por este tipo de generación eléctrica.

publi1

Fuente: www.energiaestrategica.com
 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *