Nace en Nueva York EV100: la mayor iniciativa mundial de impulso al vehículo eléctrico

The Climate Group -organización sin ánimo de lucro que promueve la descarbonización- y diez multinacionales de todos los sectores, reunidas en Nueva York -en el marco de la Climate Week New York City 2017-, han anunciado el lanzamiento de la que denominan como la mayor iniciativa global de impulso al transporte eléctrico. El compromiso de estos diez gigantes de la economía mundial es generalizar la movilidad eléctrica de aquí al año 2030.

IKEA, Unilever, Deutsche Post DHL Group, Heathrow Airport, Baidu, HP Inc, LeasePlan, Metro AG, PG&E y la multinacional sueca del sector eléctrico Vattenfall son los diez primeros socios de esta iniciativa, que ha sido denominada EV100 (EV: electric vehicle). El lanzamiento ha tenido lugar en Nueva York, en el marco del evento Velocity, y en colaboración con The Climate Group, Formula E, VICE Impact y Spring Studios. EV 100 pretende ligar a empresas de todo el mundo a este proyecto global de aceleración de la introducción del vehículo eléctrico (VE).

El propósito de sus impulsores es animar la asunción de compromisos concretos por parte de las grandes compañías en materia de transporte eléctrico. En ese sentido, EV100 se plantea dos objetivos directos: (1) que esas compañías sustituyan sus flotas de vehículos actuales (que mayoritariamente emplean diésel u otros combustibles fósiles) por flotas de vehículos eléctricos y/o (2) que así mismo participen activamente en el despliegue de infraestructuras de recarga para VE en un horizonte muy concreto: el año 2030.

Según la presidenta ejecutiva de The Climate Group, Helen Clarkson, la electrificación del transporte se enfrenta a dos retos clave. El primero es la descarbonización: el transporte es aún el sector en el que más crecen las emisiones de gases de efecto invernadero, debido a que la transición hacia el vehículo eléctrico está siendo más lenta de lo debido. Y, en segundo lugar, una transformación tan formidable como es la electrificación del parque móvil mundial, incluso aunque sea impulsada por los gobiernos, necesita de la sociedad, que debe tirar de la demanda.

¿Y qué va a hacer EV100?

Las compras colectivas de energía (por parte de las multinacionales asociadas en esta iniciativa) y la sensibilización, tanto de sus propios trabajadores como de sus clientes, son las dos herramientas que van a emplear los impulsores de EV100 para acelerar la introducción del vehículo eléctrico. El presumible incremento de la demanda, derivado de esa sensibilización, será un efecto positivo para la industria, que, a lomos de la economía de escala, reducirá los costes. En ese sentido, EV100 reta a la industria del automóvil a reforzar su apuesta por el vehículo eléctrico.

“EV100 -explican sus impulsores- quiere enviar una fuerte señal a los mercados en el sentido de que va a haber una demanda masiva de vehículos eléctricos de aquí a 2030 ó antes, una demanda mucho más elevada -aseguran- que la que anuncian las previsiones actuales”. En ese sentido, el rol que han de desempeñar las empresas es clave, pues ellas son propietarias de una buena parte del parque móvil global. Y, en ese sentido, los compromisos EV100 ya han comenzado: Vattenfall por ejemplo va a electrificar toda su flota -3.500 vehículos- en los próximos cinco años.

Las diez marcas asociadas en EV100 se han comprometido a acelerar la transición al coche eléctrico en uno o más de los siguientes cuatro compromisos en el horizonte 2030.

  • Mediante la integración en sus propias flotas de vehículos eléctricos, sean en propiedad o renta (leased).
  • Mediante la exigencia a sus proveedores del empleo de vehículos eléctricos.
  • Mediante incentivos -para sus empleados- como la instalación de puntos de recarga en sus lugares de trabajo.
  • Mediante incentivos -para sus clientes-, como la instalación de infraestructuras de recarga.

The Climate Group es una organización miembro de We Mean Business, coalición de organizaciones sin ánimo de lucro que trabaja con líderes globales del mundo de los negocios con el fin de luchar contra el cambio climático. We Mean Business ya ha anunciado que se compromete a colaborar con EV100 para “facilitar y acelerar la acción conjunta en materia de cambio climático”.

Según su presidente ejecutivo, Nigel Topping, “el fin del motor de combustión es inevitable. Y un compromiso como el adquirido por las empresas impulsoras del EV100 constituye una poderosa señal que se añade a las que ya están emitiendo estados, ciudades y fabricantes de todo el mundo en el sentido de que la transición hacia una movilidad 100% eléctrica ocurrirá mucho antes de lo que la mayoría habían previsto”.

Fuente: www.energias-renovables.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *