Petróleo más barato: Un temblor para la energía renovable ?

El petróleo más barato podría afectar las inversiones en generación verde ?. Muchos creen que no existe una correlación directa, pero la fuerte baja del crudo que opera desde hace algunos meses podría atentar contra los proyectos de energías renovables en el mundo. El razonamiento es sencillo: mientras más se abarata el petróleo, menos competitiva se hace la generación verde, de por sí más cara que la energía producida por la combustión de hidrocarburos.

Como muestra alcanza con un dato. La cotización de la empresa danesa Vestas, líder en la fabricación de aerogeneradores, se redujo un 20 por ciento desde que comenzó la caída libre del petróleo, a mediados del año pasado.

Según reseñó el diario económico “Financial Times”, lo mismo le ocurrió al gigante chino de paneles solares Yingli Green Energy y el fabricante estadounidense de coches eléctricos Tesla, con bajas inclusive mayores.

Wall Street también está castigando al sector. El índice Wilder Hill, que incluye desde los productores de energías renovables a los fabricantes de paneles solares, perdió un 36 por ciento tras tocar un máximo de tres años en marzo pasado.

Pero aún no está claro que esa caída en la cotización de las empresas verdes se refleje en una reducción efectiva de las inversiones en el sector. A escala global, informa el diario británico, pasaron de los 60.000 millones hace una década a los 251.000 millones el año pasado.

Sin embargo, estos desembolsos no se dieron tanto por la propia lógica del mercado, sino por las crecientes políticas de subsidios que emprendieron algunos países para los desarrollos renovables. Algunos de ellos, importadores netos de hidrocarburos, buscaban así compensar su déficit a partir de energías alternativas que les permitieran achicar sus costos. Es el caso de Alemania, que inclusive armó todo un andamiaje legal para favorecer la generación distribuida.

Ahora, esos mismos países podrían volver a los combustibles fósiles en épocas de precios bajos y postergar esos desarrollos para más adelante. No es para menos: los combustibles son un arma clave para la competitividad de los países, sobre todo en lo que refiere a la industria.

Por ahora es una incógnita. Desde el sector, además, recuerdan que el mercado selecto para el petróleo es el combustible y que ése, con la excepción de los autos eléctricos, no es su territorio. La mayor parte del dinero invertido en proyectos verdes es para la generación eléctrica, de la mano sobre todo de los aerogeneradores y los paneles fotovoltaicos.

EXPERIENCIAS

Según recuerda el diario español “Expansión”, “cuando los precios del crudo se dispararon en los setenta en plena crisis del petróleo, se inició lo que parecía una nueva era de la energía verde, sobre todo en Estados Unidos. Los paneles solares llegaron al tejado de la Casa Blanca, entonces ocupada por el presidente Jimmy Carter, mientras que una serie de medidas de eficiencia energética se puso en marcha. Cuando los precios del crudo bajaron, también desaparecieron los paneles solares de la Casa Blanca, ya con Ronald Reagan al mando, así como muchas inversiones en eólica y solar”.

A menudo, los negocios se anteponen a las buenas voluntades. Si bien el mundo avanza con legislaciones que buscan proteger el ambiente, son los países industrializados los que más contaminan. El caso alemán es emblemático: por cerrar sus centrales nucleares tras el fantasma de Fukushima, aumentó de forma marcada el uso de carbón, uno de los combustibles más contaminantes.

Fuente: www.rionegro.com.ar

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *