Ponen en funcionamiento el primer aerogenerador eólico en una escuela rural de la Provincia

La Escuela Nº 6 de la localidad de Cucha Cucha contará con este tipo de energía renovable para resolver la problemática de los cortes de luz.

El subsecretario de Medio Ambiente de la Municipalidad de ChacabucoPablo Atencio, la directora de la Escuela Nº 6 de Cucha Cucha, Laura Viscubi, y el delegado de la localidad, Mauricio Puppio, celebraron la puesta en funcionamiento del aerogenerador eólico en este establecimiento, al que concurren 110 alumnos.

Los frecuentes cortes de luz en el pueblo obligaban a los docentes a suspender las clases, motivo por el que se trabajó en la incorporación de este dispositivo que genera energía eléctrica a través del viento y es el primero que se instala en una escuela rural de la provincia de Buenos Aires.

“En esta zona, la tensión sube y baja de manera permanente y cuando la directora del establecimiento me planteó el inconveniente que tenían, primero pensamos en la energía solar, pero supimos que es mucho más cara la implementación” indicó Pablo Atencio, y agregó “además, las pantallas solares, por la latitud en la que estamos nosotros, podrían generar energía para solo tres horas y media por día, con la plenitud del sol, sin nubosidad, entonces nos inclinamos por la energía eólica, que genera energía eléctrica a través del viento durante el día y la noche, y así se podrá brindar la solución a los chicos que vienen y no podían tener clases”.

En los últimos días, el sistema se puso en funcionamiento y toda la energía generada por el viento se almacena en baterías. Pablo Atencio aseguró que es indispensable que la directora del establecimiento, Laura Viscubi, esté al tanto del manejo del dispositivo “considero que es prudente que ella sepa cómo es el funcionamiento del sistema, de las baterías, para estar al tanto del estado de las mismas, saber cuándo prenderlo y cuándo apagarlo, porque es la forma de ser ecónomo energético, porque todo aquel que implementa este sistema en una casa, escuela o edificio tiene que saber que no puede haber derroche de energía sin justificativo”. Atencio informó que cuanto más viento haya, más rápido se cargarán las baterías y que, cuando no hay viento, la energía acumulada puede ser utilizada por un lapso de cinco horas.

“Con esta tecnología no van a tener más impedimentos para dar clases si se corta la luz desde la Cooperativa Eléctrica, como les ocurría, esto es algo novedoso para Chacabuco, pero se implementa en muchos lugares, por ejemplo en la Patagonia, en escuelas rurales donde no llega el tendido eléctrico, pero en la provincia de Buenos Aires somos el primer municipio en implementar este tipo de energías renovables en una escuela rural”, señalóAtencio y agregó “en el sudeste de la provincia se están construyendo los nuevos parques eólicos, desde Puerto Buratovich, que es cerca de Bahía Blanca, hacia el sur, estos son lugares de mucho viento y también se están empezando a implementar las granjas fotovoltaicas”.

Atencio consideró que “la Argentina tiene que diversificar su matriz energética que hoy es obsoleta y escasa, por el requerimiento de las industrias y los hogares, entonces se empezó a proyectar y llevar adelante la energía eólica, solar, biomasa, en Neuquén funciona la energía geotérmica, que se obtiene por el calor de las rocas, suelo y a través de las aguas termales, hay muchísimos tipos de energías renovables que se tienen que utilizar en lugar de los hidrocarburos, porque no emiten gases del efecto invernadero y se contamina menos”.

Por su parte, Mauricio Puppio, delegado de la localidad de Cucha Cucha, aseguró que “el problema de la electricidad en el pueblo es que viene la luz de la Cooperativa en tres ramales distintos, estamos trabajando con ellos para ver si lo podemos solucionar, pero esto es un avance muy grande en la educación, en lo ecológico, contar con el aerogenerador es muy importante y tenemos más proyectos vinculados al medio ambiente en primaria, secundaria y jardín”.

Escuela comprometida con el medio ambiente

La directora de la Escuela Nº 6 de Cucha Cucha, Laura Viscubi, contó que “se trata de un proyecto que empezamos a hablar con Pablo Atencio alrededor del año 2016 y, en febrero del año pasado, nos reunimos con el intendente, Víctor Aiola, para plantearle la problemática que tenemos en la escuela y un proyecto para alcanzar la solución, los cortes de energía eran muy frecuentes, con y sin lluvia, y eso dificultaba continuar con el dictado de clases, dada la oscuridad que se generaba en las aulas”.

En los últimos años, la Escuela Nº 6 participó en un proyecto ambiental vinculado al reciclado de residuos y, a partir de ello, surgió la idea de instalar el aerogenerador eólico. “Fue un proceso bastante extenso: se midió la frecuencia del viento, se evaluaron posibilidades, para nosotros esto es una solución y una gran alegría contar con este tipo de energía, porque ahora sabemos que no vamos a suspender las clases por falta de luz”, comentó Viscubi y agregó “se va a trabajar en esto con los chicos, se les va a enseñar, ahora que ven que están las luces encendidas entienden cómo funciona, primero pensaban que había un ventilador en el patio”.

Alumnos y docentes de la Escuela Nº 6 juntan cartones, botellas, y todos los desechos reciclables para luego cargar en un camión que pasa a recolectarlos. El próximo proyecto en el que trabajarán tiene que ver con el ladrillo ecológico y, según contó Laura Viscubi, “la consejera escolar se comprometió a hacer la vereda con ladrillos ecológicos, como se hizo en O’Higgins, porque la idea es que los chicos tomen conciencia acerca de la importancia del cuidado del medio ambiente, que depende de nosotros”.

Fuente: www.diariodemocracia.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *