Récord de venta de pliegos para energías renovables en Argentina

En la convocatoria a licitación de proyectos en la denominada Ronda 2 del Programa Renovar, para generar energías renovables, se vendieron 117 pliegos, informó el Ministerio de Energía, pocos días antes del cierre del plazo de recepción de ofertas técnicas y económicas previsto para mañana.

El número supera largamente los 70 pliegos de cada una de las dos rondas realizadas en 2016.

El Gobierno había dispuesto la semana pasada la extensión del plazo para la compra de pliegos hasta el viernes 13, ante el pedido de varias empresas interesadas en presentar sus proyectos para la adjudicación de 1200 megavatios en distintas tecnologías.

Ese total de potencia ofrecida está dividida en 550 megavatios para energía eólica, 450 para solar (estas dos distribuidas, a su vez, en regiones), 100 para biomasa, 35 para biogás, 15 para biogás de rellenos sanitarios y 50 para minihidro.

El Gobierno espera obtener, como resultado de esta Ronda 2, ofertas de proyectos con precios de generación hasta 10% más bajos que en la última de las dos convocatorias realizadas el año pasado, las que le permitieron adjudicar un total de 59 proyectos por una potencia de 2423 megavatios.

En la adjudicación de la ronda 1.5, de fines de noviembre de 2016, resultaron adjudicados 30 proyectos por un total de 1281 megavatios y un precio promedio de US$ 54.

Hace pocos días, los ministerios de Producción y de Energía y Minería de la Nación dictaron la resolución conjunta 1-E/2017 con el objetivo de aumentar la integración local en la construcción de parques eólicos y solares para dinamizar la industria de las energías renovables y generar nuevos empleos de cara a las futuras licitaciones del Plan RenovAR.

Gustavo Gil, director de Energías Renovables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y profesionales de su equipo comentaron cómo se plasma la estrategia oficial frente al programa y las necesidades de las pymes nacionales de la industria en los proyectos.

“En el marco de la promoción para la industria nacional para el programa RenovAr, el INTI es el responsable de hacer el control del contenido nacional de los proyectos. Con lo cual tuvimos una reunión recientemente para explicarles a los titulares de los proyectos de las rondas 1.0 y 1.5 cómo es la medición del contenido nacional”, explicó Gil.

El director del INTI para el área de las renovables reveló también que un factor clave fue la “creación de una plataforma de identificación de productos nacionales llamada Reprover (Registro de Proveedores de Energías Renovables. Quienes figuren en el registro van a poder contar con un código de producto que les va a permitir identificar a los nacionales para acceder a los beneficios fiscales”.

Según Gil, este registro, que venía siendo utilizado para las rondas 1.0 y 1.5, también será utilizado de cara a la próxima licitación de los proyectos de la ronda 2.0 del Plan RenovAR.

A través de la resolución 1 E 2017 hubo cambios para integración del contenido nacional. La norma estableció nuevos incentivos fiscales, normativos y de financiamiento para la radicación de inversión productiva, el desarrollo de proveedores locales a través de la transferencia de tecnología y la integración de un mayor contenido nacional para llegar a 35% en eólica y 25% en solar en la nueva licitación del Plan RenovAR. Se trata, en general, de aerogeneradores para energía eólica y paneles fotovoltaicos para la solar.

Ley de Energías Renovables

La ley 27191 de Energías Renovables fijaba una exigencia de contenido nacional menor. La norma busca alcanzar el 20% de la matriz energética total abastecida en 2025 con energías renovables.

Gil también recordó como funciona el sistema en las rondas del Plan RenovAR. “Hay unos certificados fiscales que se fijaron para impulsar a la industria nacional, equivalentes al 20% de las inversiones, a los cuales para poder acceder se debe contar con un 30% de contenido nacional”.

El INTI fue designado por el Gobierno como el auditor técnico contable de todos los proyectos del Plan Renovar del contenido local.

En tanto, desde el equipo de energías renovables también recordaron que “si bien el Plan RenovAR ofrece a los proyectos una serie de beneficios fiscales sujetos a la incorporación de un determinado porcentaje de componentes nacionales en los proyectos. Aunque no es obligatorio, es decir que se puede usar el 100% de componentes importados, eso no permite acceder a los beneficios fiscales”.

Este incentivo estuve pensado para que la industria nacional tenga una participación creciente en el Plan Renovar. De todas formas desde el INTI reconocen que “algunas tecnologías tienen un sesgo más atado a la importación debido al desarrollo de la industria y a como funciona el negocio en todo el mundo. Hay componentes que necesariamente van a ser importados. Y otros que si bien se importan sufren una transformación significativa a nivel local y eso se puede considerar que tiene una parte de intervención local. Por eso, se trata de un proceso complejo”. Argentina cuenta con una industria metalúrgica desarrollada con participación sobre todo en la energía eólica. Pero para la solar, si bien mucho se fabrica a nivel local, las células solares fotovoltaicas, se importan de China.

Por su parte, Gil también recordó que hasta ahora, por la historia argentina en materia de energías renovables, todo apuntaba más a la eólica, cree que a partir de la próxima ronda 2.0 habrá más participación de otras energías renovables como la solar, la biomasa, y el biogás entre otras.

Fuente: www.eleconomista.com.ar

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *