Río Cuarto: Una Planta de Biogás comenzaría a producir en abril

Posee la capacidad de generar 1 MW por hora, lo suficiente como para abastecer a 4 mil hogares. Se estima que durante el mes de abril podría estar en pleno funcionamiento. El anhelo de sus dueños es el mismo que el de todo el sector de la energía renovable que apunta a políticas de generación distribuida: que se sinceren las tarifas altamente subvencionadas por el estado para con los combustibles fósiles.

La planta procesará 20 mil toneladas de este maíz al año y 2 mil toneladas de excremento. Juan Córdoba es uno de los dueños de la empresa que está emprendiendo un fenómeno hasta ahora no del todo desarrollado en nuestro país, a pesar del gran potencial: una planta productora de biogás para generar energía eléctrica.

El lugar elegido para montarla fue Río Cuarto, Córdoba. Se trata de un proyecto que ya debería estar en marcha de no ser que el motor importado que utilizarán para transformar el gas ecológico en electricidad está retenido en la Aduana.

Según cuenta el empresario, durante el mes de febrero podrán retirar el equipo, y para abril ya estaría la planta funcionando plenamente. “Hoy sólo estamos produciendo biogás y lo estamos haciendo a un 10 por ciento de nuestra capacidad real”, dice Córdoba y agrega que hasta tanto no incorporen el motor continuarán con esos niveles de elaboración para evitar pérdidas.

Se trata de una fábrica que tiene la capacidad de procesar 20 mil toneladas de maíz picado al año, aproximadamente unas 550 hectáreas, y 2 mil toneladas anuales de estiércol de cerdo o vaca para producir 1 MW por hora, lo suficiente para abastecer a 4000 hogares.

“Nosotros nos hemos largado porque queríamos tener nuestra planta piloto, queríamos saber usarla y tener este tipo de tecnología porque creemos que es un negocio a futuro, es la energía que se viene y queremos ser los pioneros en el tema”, enfatiza el experto. No obstante, reclama: “Lo que notamos es que todos los actores que deben cumplir su rol para que esto suceda, no están en la misma sintonía para que podamos seguir trabajando”.

Córdoba espera apoyo tanto de los estados provinciales como del nacional para que promuevan este tipo de iniciativas en energía renovables. “Es algo nuevo -observa- en donde todos los actores, desde los gobiernos hasta los entes reguladores de la energía, nos tenemos que poner a trabajar para poder llevarlo adelante”.

Estima que la planta podría amortizarse a los 10 años de uso, pero que de sincerarse la tarifa eléctrica, lo que promovería el uso de esta energía y otras alternativas, el grado de compensación sería aún mayor. “Se hace muy difícil competir porque el precio de la tarifa, donde se usa gas natural, no es real”, analiza.

Por otra parte, hace hincapié sobre las ventajas de que provincias del país comiencen a adoptar políticas de generación distribuida, tal como lo hizo Salta, que estipuló diferentes tarifas para la inyección de energía limpia dependiendo la fuente que se utilice para volcarla: solar, 2.000 pesos; eólica 1.100 pesos; biomasa, 890 pesos y mini-hidroeléctrica 1.400 pesos por MW.

Sin embargo, en el caso de inyección de energía mediante biogás, la provincia norteña no fijo un monto, es por ello que Córdoba expresa: “Felicitamos a la provincia de Salta y nos gustaría dialogar con ellos para mostrarles nuestros números y que puedan ellos proponer un precio para el biogás. Nos tenemos que poner de acuerdo todos y trabajar en conjunto para predomine el uso de energías renovables; es la energía del futuro”, se esperanza el especialista.

Fuente: www.energiaestrategica.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *