San Juan tendrá uno de los parques solares más grandes de Latinoamérica

 

La historia nos remonta al mes de mayo del 2009 cuando la Secretaría de Energía pone en marcha el programa GENREN (Generación Renovable) con el objetivo de incentivar la instalación de energías renovables en Argentina. Además el gobierno de la provincia de San Juan a través del “Proyecto Solar San Juan” buscaba instalar un polo tecnológico fotovoltaico en la provincia. 

El Parque Solar Cañada Honda se convierte de esta forma en el primer parque solar fotovoltaico completamente funcional de la Argentina. También en la provincia de San Juan, existía lo que era hasta ahora un parque experimental y pequeñas instalaciones fotovoltaicas desparramadas en zonas alejadas de la red eléctrica.
 
El parque solar Cañada Honda está ubicado a 60 km de la ciudad de San Juan y tiene de un coeficiente de irradiación promedio de 209,4 W/m2 igualando las cifras de los mejores sitios del mundo para este tipo de emprendimientos. Cuando el proyecto alcance los 20 MW, ocupará una superficie de 84 hectáreas y requerirá de una inversión de 97 millones de dólares provenientes de fondos privados. Va a alimentar aproximadamente a 40 mil viviendas generando una energía anual de 40 mil MWh. 
 
Para instalar los primeros 5 MW trabajaron 145 personas de las cuales el 96 por ciento fueron argentinos. Cada 500 kW, se requiere de un inversor (convertidor de corriente continua a corriente alterna trifásica) y un transformador, significando una cantidad total de 40 pares de “inversor-transformador” para el parque completo. Los inversores funcionan de manera electrónica y cada inversor se conecta de manera independiente a la red interconectada nacional. Los transformadores elevan la tensión del inversor a 33 KV y la envían a través de una línea subterránea hasta la estación transformadora Cañadita propiedad de Energía San Juan.
 
El parque solar tendrá un total de 98 paneles paneles solares policristalinos de 222W (a 25ºC de temperatura) fabricados en España. Su eficiencia, ronda el 14 por ciento. Este rendimiento cae en las horas de mayor calor, debido al recalentamiento de los paneles. La solución que encontraron a este problema fue bastante simple: plantaron césped en toda la superficie, reduciendo de esa forma la temperatura cerca del suelo.
 
Actualmente, la principal fuente de energía en la provincia proviene de usinas térmicas a gas natural y este parque implicará un ahorro de 12 millones de metros cúbicos anuales de gas natural. Esto representa a su vez un ahorro de 38500 toneladas de dióxido de carbono emanados a la atmosfera equivalente a quitar más de 13 mil automóviles fuera de circulación.
 
Los motivos por los que se optó por un parque solar y no por un parque eólico, radican básicamente en la prolongada vida útil de los equipos que ronda los 30 años y el costo de su mantenimiento es prácticamente nulo ya que no disponen de un sistema de seguimiento.
 
Esperemos que sea el primero de muchos otros emprendimientos de este tipo. Teniendo en cuenta las fabulosas condiciones que cuenta nuestro país para las energías renovables, es un orgullo contar con este primer parque que cuando esté terminado, será uno de los más grandes de Latinoamérica.


Fuente: www.lanacion.com.ar

 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *