Se debate el acceso universal a la energía y el cambio climático en la COP20

Durante la cumbre sobre cambio climático COP20 en Lima, se debate sobre los beneficios de electrificar zonas aisladas con energía renovable como la solar fotovoltaica.

Durante la cumbre sobre cambio climático celebrada en Lima, uno de los temas tratados es cómo el cambio climático puede afectar a la población más desfavorecida y cómo la electrificación de las zonas rurales y aisladas con energías renovables es un seguro para preservar los recursos naturales y mejorar la vida de estas comunidades.
Muchos gobiernos de América Latina están haciendo grandes esfuerzos por sacar adelante políticas y estrategias para mitigar los impactos del cambio climático. Los programas de electrificación rural con energías renovables han conseguido grandes logros al respecto. El uso de paneles solares está contribuyendo a mejorar la calidad de vida a la vez que ayuda a crear un entorno más sostenible y frenar prácticas que contribuyen al cambio climático y al consumo de recursos.
Uno de los ejemplos claros de este cambio se puede encontrar en Haití. El país aún está recuperándose económicamente del paso de Huracanes como Jeanne en 2004 o Sandy en el 2012. Otro factor importante en este territorio agrava las consecuencias de los desastres naturales, la pérdida de la cubierta forestal. La deforestación en Haití es uno de los problemas ambientales más graves del país y origina la pérdida de suelo e incrementa los efectos de las inundaciones y riadas.
Esto se debe en parte a que la madera es una de las principales fuentes de energía en Haití, representando casi un el 70 % del consumo energético. La demanda energética se sigue incrementando, ya que tan solo un 10 % de la población accede a la electricidad en la isla. 
El caso de Haití no es único en América Latina, y son lugares tremendamente vulnerables a las catástrofes climáticas. La llegada tecnologías de energía renovable, como los paneles solares está siendo fundamental para reducir el uso de la leña y frenar la deforestación, avanzando hacia la sostenibilidad de estos territorios.
Las energías renovables están convirtiéndose en el instrumento clave en América Latina, tanto para combatir contra los gases invernadero y el cambio climático como una política social que está reduciendo la desigualdad social entre los ciudadanos de las ciudades y el medio rural y aislado. Además está dinamizando la economía ya que existe un nicho importante en cuanto al mercado de sistemas de generación fotovoltaica a pequeña escala, para edificios oficiales, turismos, escuelas y centros sanitarios por ejemplo.
Todos estos motivos son los que llevan a que la mayoría de gobiernos de América Latina se muestren de acuerdo en que la electrificación rural con renovables puede estar en una situación prioritaria dentro de sus programas y planes nacionales de energía, así como dentro de los programas y acuerdos internacionales para el desarrollo.

 
Fuente: www.suelosolar.es
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *