Solana, la planta solar de Abengoa Yield en Arizona, la primera en utilizar sales fundidas

El sistema de almacenamiento térmico en sales fundidas de Solana es capaz de generar energía a la máxima potencia durante seis horas sin la radiación del sol. Solana es la primera planta comercial en Estados Unidos que utiliza este sistema de almacenamiento térmico.

Abengoa Yield es la empresa sostenible de retorno global propietaria de un portafolio diversificado de activos concesionales en los sectores de energía y medioambiente, ha anunciado que Solana, su planta termosolar ubicada en Arizona, ha sido galardonada con el Energy Storage North America (ESNA) Innovation Award en la categoría “Escala Comercial”. Los ganadores fueron anunciados a principios de octubre durante la gala ESNA Innovation Awards, celebrada en San José, California.
Solana es la mayor planta cilindroparabólica del mundo. Situada cerca de Gila Bend, en Arizona, tiene una capacidad total instalada de 280 MW. Con seis horas de capacidad para almacenar energía térmica, Solana provee de energía limpia a Arizona Public Service (APS), la mayor compañía eléctrica de Arizona, para cubrir los picos de demanda que se registran antes del amanecer y tras la puesta de sol.
El sistema de almacenamiento en sales fundidas de Solana permite solventar los problemas de intermitencia en el suministro, uno de los grandes retos a los que se enfrentan la mayoría de las energías renovables. Además, el almacenamiento aumenta la gestionabilidad en el proceso de generación eléctrica, creando sistemas que pueden operar de manera flexible, exista o no radiación solar.

Los premios ESNA Innovation Awards reconocen la excelencia en el desarrollo de proyectos de almacenamiento energético. Los proyectos finalistas fueron seleccionados tras una rigurosa evaluación basada en los siguientes indicadores: impacto del proyecto, servicios que proporciona a la red eléctrica, modelo de financiación y de propiedad, tecnología y seguridad.
Los ganadores fueron seleccionados por el Consejo Asesor de ESNA y a través de las redes sociales. Los votos del público general a través de Twitter han supuesto el 50 por ciento de la puntuación final del proyecto. Durante la campaña, que duró aproximadamente un mes, Solana recibió el 77 por ciento de todos los votos registrados en Twitter.
Solana cuenta con unos colectores cilindroaparabólicos que siguen al sol y concentran la luz en un tubo receptor situado en el punto focal de cada colector. Un fluido caloportador se calienta mientras circula por el tubo hasta llegar a un bloque de potencia. El fluido pasa por una serie de intercambiadores de calor donde produce vapor sobrecalentado, utilizado posteriormente para generar electricidad limpia en una turbina de vapor convencional. Con una producción de energía capaz de abastecer aproximadamente 70.000 hogares, Solana evita la emisión de 475.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

Fuente: www.abengoa.es
 
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *