Supercarrera millonaria: la nueva batería para el auto eléctrico

BMW AG y Honda, se disputan la carrera por consolidarse como proveedores de la acelerada demanda por los autos eléctricos. El reto para ambas marcas es resolver el acertijo de la autonomía y el tiempo de carga de la batería, que lastra y dificultan, a día de hoy, la adopción de este tipo de vehículos. Sin embargo, no es una competencia exclusiva, Toshiba y Teslan se muestran como fuertes adversarios, ya que están marcando pauta en la creación de baterías de alta potencia con tecnología de punta.

BMW AG y Honda, se disputan la jugosa carrera por consolidarse como proveedores de la acelerada demanda por los autos eléctricos. El reto para ambas marcas es resolver el acertijo de la autonomía y el tiempo de carga de la batería, que lastra y dificultan, a día de hoy, la adopción de este tipo de vehículos
 
Honda quien espera resolver, lo que se considera, el mayor problema de los coches eléctricos antes de 2022, apuesta por el desarrollo avanzado de tecnologías para baterías junto a uno de sus principales asociados. Lo que le permitirá realizar cargas de 15 minutos para recorrer unos 240 kilómetros de distancia. 
 
Cabe destacar que hasta ahora, Panasonic ha sido el principal suministrador de baterías para los vehículos eléctricos e híbridos de la marca. Por su parte, BMW tiene el ojo puesto en el cobalto uno de los metales de mejor desempeño del año, químico principal utilizado en las celdas de baterías de automóviles eléctricos, junto con el níquel y el magnesio.
 

La automotriz alemana que ensambla, pero no produce sus propias celdas de batería, anunció la semana pasada una inversión de 200 millones de euros (US$ 237 millones) en un nuevo centro de prototipos de baterías en Munich, con la mira en conseguir la batería perfecta.

Sin embargo, para BMW asegurar el acceso a largo plazo del cobalto es uno de los temas cruciales a resolver a corto plazo. Más de la mitad del cobalto del mundo proviene de la República Democrática del Congo, y se espera que la demanda a largo plazo supere la oferta debido al aumento de los vehículos eléctricos. 

Todo esto ocurre mientras que Tesla, la compañía estadounidense que diseña, fabrica y vende coches eléctricos, construye la batería más grande del mundo en tiempo récord en Australia.

El centro de energía que será activado en próximos días y comenzará las pruebas, deberá soportar la red eléctrica de Australia Meridional, afectada por constantes cortes de suministro.

Recordemos que en julio de este año, Tesla, ganó una licitación para construir el sistema más grande del mundo para soportar la red eléctrica de Australia Meridional, afectada por constantes cortes de suministro.

Tesla apuesta con esta batería de iones de litio superar uno de los principales obstáculos para una mayor dependencia de las fuentes de energía renovable: ya que puede almacenar energía producida mientras el viento sopla o el sol brilla, y luego liberarla de manera constante a la red, cuando la generación se detenga.

En este mismo orden de ideas, la conocida marca japonesa Toshiba está trabajando en la fabricación de nuevas baterías de alto rendimiento, las cuales tienen el nombre de SCiB, utilizando materiales a base de óxido de titanio y litio, en su ánodo para brindar excelentes características. 

Durante el lanzamiento de esta batería, el pasado 27 de noviembre, los ingenieros de Toshiba aseguraron que esta fuente de poder es capaz de cargarse en un tiempo de 6 minutos con lo que el coche podrá viajar aproximadamente 300 kilómetros, al igual que ofrecen seguridad y rendimiento a baja temperatura.

Fuente: www.urgente24.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *