La generación distribuida renovable debe ser parte de la agenda energética

Por Juan Carlos Villalonga

No es novedad que Argentina aún tiene una cuenta pendiente con el desarrollo de las energías renovables. El retraso de la promoción de las fuentes limpias es más que llamativo, no sólo por la excelente disponibilidad de recursos renovables con la que cuenta el país –radiación solar y vientos, por ejemplo–, sino también por el avance que han experimentado varios vecinos de la región como Uruguay, Chile, Brasil y naciones centroamericanas.

Advertisements