Inversores interesados en instalar una fábrica de baterías de litio en Jujuy

En una entrevista exclusiva con Jujuy al Día, el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles, se refirió al proyecto para desarrollar una fábrica de baterías de lito en Jujuy, con el objetivo de sumarle valor agregado al producto de la explotación que se realiza la provincia.

Advertisements

Un gramo de batería de litio cuesta mucho más que una tonelada de soja

 

El laboratorio de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) trabaja en la primera batería de litio argentina, está a cargo de Arnaldo Visintin, uno de los químicos que empujan este sueño ecologista y latinoamericano. “Al litio lo estamos regalando como piedra”, advierte el científico del Conicet.

Y-TEC desarrolla técnicas de energía solar térmica para fabricar baterías de litio

El brazo tecnológico de YPF asociada al CONICET, estudia la aplicación de energía solar térmica para el secado de las salmueras con contenidos en litio. ¿Qué usos tendrán las baterías? Reducir costos a telefónicas, petroleras y otras industrias sería uno de los puntos. Además, favorecería los costos de almacenamiento de energía generados mediante renovables.

Argentina es un territorio atractivo para esta actividad ya que forma parte del ‘triángulo del litio’, figura geométrica abstracta que se dibuja entre el salar del Hombre Muerto, que involucra las provincias de Salta y Catamarca, el salar de Uyuni en Bolivia y el Salar de Atacama en Chile. La zona concentra, estimativamente, entre el 50 y el 85 por ciento del mineral disponible en toda la superficie terrestre.

Con el afán de aprovechar esa potencialidad y darle valor agregado, YPF-Tecnología (Y-TEC) está trabajando en la creación de baterías de litio y en su extracción de manera eficiente y amigable con el medioambiente.

Santiago Sacerdote, nuevo gerente general del Y-TEC, en reemplazo de Gustavo Bianchi, explica a energiaestrategica.com que desde la institución buscan implementar el uso de la energía solar térmica para el secado de las salmueras con contenidos en litio. “Estamos desarrollando una serie de equipos para hacer la separación de la salmuera a partir de uso de la energía solar y obtener el mineral”, señala el ejecutivo.

“Esta acción que realiza el sol de evaporación natural durante semanas o meses, la lograremos, tras el diseño de una serie de paquetes tecnológicos, de forma más intensiva, limpia y segura, a través de la energía solar térmica”, amplía Sacerdote.

Sobre la imposibilidad de que Argentina ya pueda diseñar y poner en marcha proyectos de vehículos eléctricos a partir del uso de baterías de litio, tras no haber un marco regulatorio, el experto destaca que “hay un montón de aplicaciones para que el litio pueda sustituir la batería tradicional de plomo” “Por ejemplo, las centrales telefónicas podrían tener mayor autonomía y mejor funcionamiento a partir de la implementación de baterías de litio”, argumenta.

Del mismo modo, el experto agrega que otros tramos también empezaron a utilizar esta tecnología como la industria petrolera, la agropecuaria y la energética, como las renovables, permitiendo almacenar el excedente generado. “La batería se usa en un montón de aplicaciones y el litio trae una alternativa más eficiente en mucho de los casos y se irán introduciendo en ese sentido”, resalta.

En cuanto a los costos que podrían llegar a tener las baterías nacionales de litio, Sacerdote indica que los valores “dependerán de la escala en que se monte la unidad productiva”, pero aclara que “serán más competitivos que la alternativa importada”.

Fuente: www.futurosustentable.com.ar

Bolivia, es la nueva potencia del litio ?

El presidente del país, Evo Morales, ha anunciado que su Gobierno invertirá 618 millones de dólares para impulsar la industria de litio en su país, concretamente, en el Salar de Uyuni, considerada la mayor reserva mundial de ese material, clave para las baterías de teléfonos y automóviles eléctricos.

El Arquitecto Miguel Angel Bravo afirma que los autobuses eléctricos son viables en la Ciudad de Buenos Aires

El Arquitecto Miguel Angel Bravo tiene un currículum tan extenso que si tuviéramos que desarrollarlo completamente, este artículo sólo hablaría de sus logros. Pero lo más interesante es que esa enorme trayectoria es la que le da entidad a su propuesta. Es que Miguel presentó una iniciativa el año pasado, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, donde se planteaba la implementación de colectivos o autobuses eléctricos en reemplazo de los alimentados a combustible diésel.

Se define a sí mismo como un “emprendedor serial” pero es mucho, pero mucho más que eso. Es un empresario de la industria plástica, metalmecánica, del entretenimiento, y automotriz. Este Profesor de la Universidad de Buenos Aires y participante asiduo de los Premios Innovar sostiene que el gran problema, entre tantos de los que posee la ciudad de Buenos Aires, son los colectivos que funcionan a combustible diésel. 
“No se necesita subsidiar al transporte público contaminante, cuando los colectivos eléctricos son hasta un 80 por ciento más económicos que los que hay en la actualidad” sostiene Miguel Angel Bravo. “Proponemos mover a las personas en colectivos eléctricos con vehículos que utilizan energía 100 por ciento renovable”, remarca.
En el evento de Solar Cities 2014, Miguel Angel acercó nuevamente su propuesta a manos estatales. Esta vez quien la recibió fue Juan Carlos Villalonga, responsable de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad, aunque como dijimos, en el 2013 él mismo lo presentó en la Legislatura de la ciudad. 
Más allá de esto, el Gobierno de la Ciudad aprovechó el evento internacional para presentar una propuesta en la que planea techar con paneles fotovoltaicos las paradas del Metrobus. Para ello utilizarían paneles translúcidos, que son menos eficientes, y solamente se utilizarían para iluminar las paradas y para cargar celulares en las distintas estaciones.

El Arquitecto Miguel Angel Bravo sostiene que la Argentina tiene
toda la tecnología necesaria para desarrollar los autobuses eléctricos.

Si bien la idea es muy parecida a la presentada por Miguel Angel en el 2013, la gran diferencia radica en que su propuesta es mucho más integral. “En nuestra propuesta, los paneles servirían para generar energía que sería acumulada en baterías de litio para luego completar la carga por inducción los colectivos eléctricos. No se necesitarían cables. La carga inicial de los colectivos se podría hacer con energía eléctrica del CEAMSE que es generada a través del procesamiento de la basura. En definitiva, los colectivos eléctricos son una necesidad urgente si realmente se desea pensar en una ciudad verde”, sostiene Miguel Angel. La prioridad es clara: es empezar a eliminar los vehículos diésel que con sus emisiones son una fuente importante de enfermedades tan graves como el cáncer. “Quieren cargar celulares?, se podrían cargar dentro de los colectivos eléctricos si se quiere, pero creo que es mucho más importante utilizar la energía que se genere para lograr una movilidad realmente sustentable y aprovechable”, concluyó.
Finalmente Miguel Angel se pregunta: “Aceptará el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires el desafío de instrumentar una política tendiente a eliminar las emisiones provenientes del combustible diésel del transporte publico ?”.

 

La Argentina, cada vez más cerca de tener baterías de litio nacionales

Foto gentileza Infobae

YPF selló un acuerdo para crear en Jujuy un centro de investigaciones que avance sobre los aprovechamientos del litio, considerado como el nuevo “oro blanco”. En 2015 estarán listas las primeras celdas de litio.

El litio es un importante recurso natural que durante años solo fue explotado y exportado. Hoy, mediante la firma de un nuevo convenio, la Argentina obtendrá un avance significativo ya que podrá realizar todas las etapas de producción de este mineral. Es decir, desde su obtención en los salares hasta su comercialización los desarrollos serán completamente nacionales.
Así lo anunció Y-TEC, brazo tecnológico de la petrolera estatal YPF que desde mediados de año promueve la investigación y el desarrollo de tecnologías para la extracción y el posterior procesamiento del mineral.
El acuerdo alcanzado entre Y-TEC y Jujuy tiene una duración de 10 años y plantea la creación del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas sobre el litio y sus Aplicaciones, ubicado en la localidad de Palpalá.
Jujuy brindará el edificio que funcionará como sede del nuevo centro e Y-TEC especialistas y la realización de los primeros prototipos dentro de sus plantas piloto.
Del acuerdo participan además YPF, que aportará equipamientos para el Centro, y el CONICET y la Universidad Nacional de Jujuy, que no solo ofrecerán el equipamiento necesario, sino que también aportarán recursos humanos: investigadores, personal administrativo y servicios generales.
“De la misma manera que todos los integrantes conformarán un comité de representantes, el cual estará destinado a definir las líneas de desarrollo estratégico de esta nuevo tipo de energía renovable”, dijo Y-TEC en un comunicado, donde se precisó que los primeros avances serán visibles en mayo de 2015 “con las primeras celdas de litio, lo que le permitirá al país realizar tanto la exploración como la producción e industrialización del litio y sus subproductos”.
Tras la firma del documento, Miguel Galuccio, CEO de YPF, dijo que “la apuesta de YPF, que estuvo abocada al petróleo y el gas, ahora tiene una pata en todas las energías renovables y es esa pata la que ahora tiene Y-TEC. El proyecto del litio apunta al solucionar la problemática mundial en medioambiente, parte del calentamiento global y la cantidad de emisiones de CO2, que es lo importante al final del día”.
Gustacto Bianchi, director general de Y-TEC, se mostró satisfecho por trabajar en pos de “diversificar la matriz energética nacional, explorando diferentes métodos de obtención energética y el litio durante muchos años fue olvidado”.

PRESENCIA Y USOS
Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, las reservas conocidas de litio en la Argentina ascienden a 850.000 toneladas métricas (Tnm).
Las exploraciones actuales, financiadas entre otras por automotrices, hacen pensar que las reservas podrían llegar a 2,5 millones de toneladas.
En la actualidad, la producción nacional de litio ubica a la Argentina en cuarta posición, detrás de Australia, Chile y China.
Además de baterías para dispositivos tecnológicos y autos, el litio es empleado en lubricantes y grasas, aires acondicionado y aleaciones de aluminio, entre otras.
La extracción de litio se realiza por evaporización, es decir, no es minería a cielo abierto.
Se lo encuentra en salares y la tonelada costaba hace unos años u$s6.000. Una batería para un auto tiene un valor que ronda los u$s20.000. Si bien la exportación por sí sola es un gran negocio, poseer la tecnología para el desarrollo de las baterías es aún todavía más rentable.
En 2012, un grupo de científicos locales dio un importante paso al presentar una moto adaptada para funcionar con una batería de litio.
En la actualidad trabajan sobre un auto y el desarrollo de una batería de litio íntegramente desarrollada en la Argentina.

 
Fuente: www.infobae.com