ABC de la Energía Solar: De qué se trata la energía solar térmica domiciliaria ?

Principio de funcionamiento: El agua fria del tanque alimenta el sistema solar
y la salida de agua caliente de éste representa la entrada de un termotanque
tradicional. Con esto logramos mantener el agua caliente durante la noche.
El sistema de energía solar térmica domiciliaria es quizás una de las formas más simples de obtener beneficios rápidamente, teniendo en cuenta el nivel de inversión necesaria. Su funcinamiento no es para nada complicado, ya que la superficie captadora recoge los rayos del sol, absorbiendo de esta manera su energía en forma de calor. A través de la superficie de intercambio hacemos circular agua de manera que parte del calor absorbido por la superficie es transferido al agua. Esta, eleva su temperatura y es almacenada o directamente llevada al punto de consumo.

Entre todas las variantes que existen de equipos que realizan este trabajo, se encuentran los equipos de placa plana y los termotanques de tubos de vacío. Los tanques de acumulación que poseen en la parte trasera de cualquiera de los dos equipos (ver fotos) garantizan que el agua acumulada en ellos puede perder tan sólo 2ºC de un día para otro. Esto se debe al efectivo aislamiento que poseen estos tanques, que difieren de los termotanques tradicionales. De esta forma nos aseguramos que en caso de tener una serie de días nublados, contaremos con agua caliente lista para usar en todo momento. Es bueno destacar que la temperatura promedio de acumulación, alcanza los 85ºC.

Sistema denominado de “placa plana” que se asemeja por su forma
a los paneles solares. Sin embargo no tienen la tecnología de éstos.
Sistema denominado de “tubos de vacío” tienen un rendimiento muy superior
a los denominados de “placa plana”. Su uso se expande cada vez mas por
los bajos costos
Cualquiera de estos dos sistemas térmicos que se pueden ubicar en los tejados de las casas o en una terraza, se puede aprovechar los rayos del Sol (radiación solar directa, difusa y reflejada) para calentar agua y en casos particulares, dotar de calefacción a la vivienda.
Desde el panel, el líquido fluye a través de un circuito hidráulico, que se compone de tuberías, bombas y válvulas, que se encargan de conducir el movimiento del fluido caliente desde el sistema de captación hasta el sistema de acumulación y desde éste a la red de consumo.
El sistema de acumulación está constituido por un depósito que almacena el agua caliente hasta que se precise su uso. Se denomina acumulador solar. Un termotanque solar puede usar otro termotanque domiciliario que ya esté instalado. De esta forma no necesitamos invertir en mayor cantidad de equipamientos.
 
Principio de funcionamiento al detalle
En futuros artículos, analizaremos y explicaremos el principio de funcionamiento de cada uno de estas dos variantes en cuanto colectores solares se trata.
 
Fuente: www.bioenergysolar.com
 
Advertisements

Nuevos materiales fotovoltaicos: la perovskita reemplazará al silicio ?

 

Un grupo de investigadores descubrió allá por el 2009 propiedades fotovoltaicas en un material que es conocido desde hace muchos años y que podría reducir significativamente el costo de la energía solar. Se trataría de un nuevo tipo de celda solar, que se fabrica con un material considerablemente más barato de obtener y usar que el silicio.
 
Aunque el potencial de la perovskita está empezando a ser entendido, ha llamado la atención de los investigadores solares más importantes del mundo, y varias empresas ya están trabajando para empezar a comercializarlo.
Los investigadores dedicados a desarrollar la tecnología aseguran que podría conducir a paneles solares que cuesten solo de 10 a 20 centavos de dólar por watt. Hoy día, los paneles solares normalmente cuestan unos 75 centavos de dólar por watt, y el Departamento de Energía de Estados Unidos afirma que 50 centavos de dólar por watt de diferencia permitirá a la energía solar competir mano a mano con los combustibles fósiles.
En el pasado, los investigadores solares han estado divididos en dos bandos en su búsqueda por hacer que la energía solar sea más barata. Algunos han tratado de obtener celdas solares que se puedan fabricar a precios muy bajos, pero que tienen la desventaja de ser relativamente ineficientes. Últimamente, un mayor número de investigadores se han centrado en el desarrollo de celdas de muy alta eficiencia, a pesar de que requieran técnicas de fabricación más caras.
El nuevo material podría hacer posible obtener lo mejor de ambos mundos: celdas solares muy eficientes, pero también baratas de fabricar.
Uno de los investigadores solares más importantes del mundo, Martin Green, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, señala que la rapidez del progreso ha sido sorprendente. Las celdas solares que utilizan el material “se pueden fabricar con tecnología muy simple y potencialmente muy barata, y la eficiencia está aumentando de manera muy significativa”, afirma.

La perovskita se conoce desde hace más de un siglo, pero nadie había pensado en probarla en celdas solares hasta hace relativamente poco. El material particular que los investigadores están usando es muy bueno a la hora de absorber la luz. Mientras que los paneles solares de silicio convencionales utilizan materiales con alrededor de 180 micrómetros de espesor, las nuevas celdas solares utilizan menos de un micrómetro de material para capturar la misma cantidad de luz solar. El pigmento es un semiconductor que además también es bueno para el transporte de la carga eléctrica que se crea cuando es alcanzado por la luz.

Con la perovskita se podrían fabricar celdas solares mucho más eficientes, y mucho mas económicas de fabricar.

 

“El material es muy barato”, afirma Michael Grätzel, famoso en la industria solar por haber inventado un tipo de celda solar que lleva su nombre. Su grupo ha producido las celdas solares de perovskita más eficientes hasta ahora, y convierten el 15 por ciento de la energía de la luz solar en electricidad, mucho más que otras celdas de producción barata. Basado en su rendimiento hasta el momento, y en sus propiedades conocidas de conversión de luz, los investigadores afirman que su eficacia podría fácilmente subir hasta el 20 o el 25 por ciento, una cifra igual de buena que las cifras récord (por lo general logradas en laboratorios) de los tipos más comunes de celdas solares hoy día. La eficiencia de las celdas solares producidas en masa puede ser más baja. Pero tiene sentido comparar la eficiencia de laboratorio de las celdas de perovskita con los registros de laboratorio de otros materiales. Grätzel asegura que el uso de perovskita en celdas solares probablemente resultará en un material “indulgente” que conserve una alta eficiencia en la producción en masa, ya que los procesos de fabricación son simples.
Las celdas solares de perovskita se pueden fabricar mediante la difusión del pigmento en una hoja de vidrio u hoja de metal, junto con algunas otras capas de material que faciliten el movimiento de electrones a través de la celda. No son exactamente las celdas solares en spray que algunas personas habían previsto, un ideal propio de la ciencia ficción por el que de forma instantánea se puede hacer que cualquier superficie sea capaz de generar electricidad, pero el proceso es tan fácil que se está acercando a ello. “Es muy poco probable que alguien llegue a ser capaz de simplemente comprar un tubo de ‘pintura solar’, pero todas las capas de la celda solar pueden ser fabricadas con la misma facilidad con la que se pinta una superficie”, señala Henry Snaith, físico de la Universidad de Oxford que, en colaboración con investigadores de Asia, ha publicado algunas de las mejores eficiencias para el nuevo tipo de celda solar.
Cuando se probaron por primera vez las perovskitas en celdas solares en 2009 los niveles de eficiencia fueron bajos, y solo convertían aproximadamente el 3,5 por ciento de la energía de la luz solar en electricidad. Las celdas tampoco duraban mucho, ya que un electrolito líquido disolvía la perovskita. Los investigadores apenas tuvieron tiempo suficiente para ponerlas a prueba antes de que dejaran de funcionar. Sin embargo el año pasado un par de innovaciones técnicas (formas de sustituir un electrolito líquido con materiales sólidos) resolvieron esos problemas e hicieron que los investigadores iniciaran una carrera por producir celdas solares cada vez más eficientes.
“Entre 2009 y 2012 solo existía un artículo publicado. Luego, a finales del verano de 2012 es cuando empezó todo”, señala Snaith. Las eficiencias se duplicaron rápidamente y después volvieron a duplicarse. Y se espera que la eficiencia siga creciendo a medida que los investigadores apliquen técnicas que han demostrado mejorar la eficiencia de otras celdas solares.
Snaith está trabajando para comercializar la tecnología a través de una empresa llamada Oxford Photovoltaics, que ya ha recaudado 4,4 millones de dólares. Grätzel, cuya tecnología original de celda solar se utiliza actualmente en productos de consumo tales como mochilas y cubiertas para el iPad, está otorgando licencias de uso de la nueva tecnología a empresas que tienen el objetivo de competir con los paneles solares de silicio convencionales para la producción de energía solar a gran escala.
Al igual que cualquier otro nuevo competidor en el altamente competitivo mercado de los paneles solares, las perovskitas tendrán dificultades para competir con las celdas solares de silicio. Los costos de las celdas solares de silicio están bajando, y algunos analistas creen que con el tiempo podrían caer hasta 25 centavos de dólar por watt, lo que eliminaría la mayor parte de la ventaja de costos de las perovskitas y disminuiría el incentivo para invertir en la nueva tecnología. Se espera que el proceso de fabricación de celdas solares de perovskita sea fácil, y puede ser tan simple como la difusión de un líquido sobre una superficie o la deposición de vapor (que es otro proceso de fabricación a gran escala). Sin embargo, históricamente, ampliar la escala de las nuevas tecnologías de celdas solares ha llevado más de una década, y las celdas solares de silicio podrían haber avanzado demasiado de aquí a una década como para alcanzarlas.
Green señala que una oportunidad podría residir en el uso de perovskitas para aumentar las celdas solares de silicio, en lugar de reemplazarlas. Podría ser posible pintar celdas solares de silicio convencionales con perovskitas para mejorar su eficiencia, y así reducir el coste general por vatio de las celdas solares. Esto podría ser una forma más fácil de entrar en el mercado solar que tratar de introducir un nuevo tipo de celda.
El hecho de que el material incluya una pequeña cantidad de plomo tóxico podría ser una dificultad añadida. Habrá que hacer pruebas para mostrar el grado de toxicidad como parte del material de la perovskita. También se pueden crear iniciativas para asegurar que las celdas solares son recogidas y recicladas, y evitar que los materiales lleguen al medio ambiente. Este es el enfoque adoptado hoy día con las baterías de arranque de plomo-ácido usadas ​​en los automóviles. También podría ser posible sustituir el plomo en las celdas por estaño o algún otro elemento.

Fuente: www.technologyreview.es

 

Esto es amar a la energía solar: construirán la primera planta fotovoltaica en forma de corazón

La empresa especializada en energía solar Conergy tiene la intención de construir una planta fotovoltaica en forma de corazón en el territorio francés de Nueva Caledonia. Las obras para la construcción de esta instalación de 2 MW está programada para que comience en los próximos meses y se espera que se complete en el primer trimestre de 2015. 
La instalación fotovoltaica se está construyendo en en la isla más grande de Nueva Caledonia, Grand-Terre, y ocupará un área de cuatro hectáreas. Los representantes del proyecto sostienen que la forma de corazón del parque fotovoltaico solamente será visible desde el aire. El Director Gerente David McCallum en Conergy Australia dice que la planta enviará una señal al mundo: “Es hora de empezar a generar energía solar amorosa”.
 
El mundo de la energía solar fotovoltaica, según parece, da para todo.
 
Fuente: www.sunwindenergy.com
 

Las tejas solares y térmicas cada vez más comunes: Diseños para todos los gustos

Todavía la gente no se ha convencido de usar energías renovables y de colocar en sus casas elementos que se las proporcionen. Pero poco a poco se ve que cada vez hay más casas que han adoptado por ejemplo tejas especiales, o placas solares. Un techo que cumpla con la función adicional de proveer energía renovable, es desde todo punto de vista una opción que vale la pena considerar.

La solución, que está muy de moda en algunos países, son las tejas solares que además de ser muy estéticas, te ahorrarán una buena suma de dinero en la cuenta de los servicios de agua luz y gas. La inversión, que puede parecer alta en un principio, se salva tras varios meses de no pagar cuentas de electricidad.
En el mercado existen ya gran variedad de estas tejas solares que cuentan con materiales que las hacen más flexibles y que  adopten cualquier forma. Además, algunas de estas tejas  tienen una apariencia similar a las tradicionales tejas de barro, ideales para viviendas o casas de campo. Un techo lleno, o parcialmente cubierto de estas tejas solares, fácilmente puede cubrir las necesidades energéticas de una familia.
Tejas “TechTile” con PLEXIGLAS®
La empresa italiana REM S.p.A produce tejas solares de plástico con cubiertas moldeadas por inyección de PLEXIGLAS®. Las llamadas tejas TechTile tienen el aspecto óptico de una teja tradicional de arcilla, pero contienen en su interior células fotovoltaicas o bien módulos solares térmicos para calentar agua.
Según lo reporta el sitio Energía solar OK , “un tejado orientado al sur con un tamaño de 18 m2 y un ángulo de inclinación de 30 grados produce 1.650 kilovatios-hora de electricidad al año bajo el sol del sur de Italia. Esto cubre unos cinco sextos del consumo de electricidad anual de un hogar unipersonal en Alemania”.
Las tejas solares permiten obtener energía renovable sin afectar la estética del edificio, pues son muy parecidas a las convencionales en forma o color, pero la gran diferencia es que además de cubrir el techo de la casa, producen electricidad pudiendo ser aprovechada para generar calor.
Esas tejas pueden cubrir todo el techo o sólo una parte de él, según las energías renovables que necesiten en la casa o la energía que quieran ahorrar.
Son como las placas solares, están construidas para convertir la luz solar y transformarla en energía, manteniendo la estética y armonía.
Esa energía eléctrica obtenida del sol es libre de contaminación.
En Venecia, es donde más se han colocado estas tejas.
Diversas compañías estadounidenses y europeas han desarrollado diversos modelos que ya permiten ser instalados en cualquier tejado. Venecia es una de las principales ciudades que cuenta ya con estos tejados solares.
Las  tejas solares, están basadas en el desarrollo de nuevos sistemas y materiales, como el silicio amorfo o monocristalino, que permiten a los paneles ser completamente flexibles y por lo tanto, adaptarse a cualquier forma. Es por eso que son casi iguales que una teja convencional, con la propiedad añadida de producir energía solar, libre de contaminación.
Tejas “Tegolasolare”
La compañía italiana Area Industrie Ceramiche, quien fabrica una teja roja resistente que absorbe menos agua y calor, diseñó su versión de teja solar con la llamada “tegolasolare”. La teja, de 48 centímetros cuadrados, está fabricada con cuatro celdas solares y se puede instalar de manera convencional,  conectándole los paneles solares para crear un campo fotovoltaico.
Estas tejas se pueden instalar en todo el techo o sólo en una porción, para evitar las partes con sombra u otras zonas problemáticas. La gran ventaja es que si una teja se rompe, puede ser remplazada sin afectar el sistema. Según la compañía que las produce, un área de 40 metros cuadrados cubierta con estas tejas tiene una capacidad de generar 3 KW de energía.
Teja “SolTech Energy” de cristal transparente
SolTech Energy, una compañía sueca que comercializa soluciones en energía solar, fue premiada en el 2010 con el “Mejor Nuevo Material 2010” por su sistema único de calefacción con tejas fabricadas con simple cristal transparente. Sin dudas es una de las más lindas de todas. Las atractivas tejas le dan un aspecto único a tu techo, como una especie de hielo que no puedes conseguir de otra forma.
y ¿qué hace al sistema tan especial y digno de ganar un premio? Para empezar, las tejas están fabricadas con vidrio ordinario y pesan lo mismo que las tejas de barro. Segundo, estas tejas no calientan agua, sino aire limpio. Las tejas son instaladas sobre un lienzo negro en donde están montados los espacios de aire. El color negro absorbe el calor y por lo tanto el aire que circula por debajo. Este aire luego se utiliza para calentar agua o directamente una habitación.
El sistema genera alrededor de 350 kWh de calor por metro cuadrado, dependiendo del clima.
Teja de “Solarcentury” 
La produce la empresa británica líder en energía solar Solarcentury. Su novedosa teja de energía solar térmica “C21t” ganó el prestigioso galardón Rushlight Award for Solar Power por sus tejas solares. Lo novedoso de este producto es que se trata de un sistema que combina energía solar fotovoltaica y térmica en una sola teja.
Los premios Rushlight Award promueven, reconocen y celebran las tecnologías e innovaciones en materia del medio ambiente en el Reino Unido.
Por su parte, el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña (España) al referirse a este producto asegura que “la teja C21t facilita la producción de energía solar térmica gracias a su rápida y sencilla instalación, así como a su adaptación con cualquier tipo de teja”.
Analizando estas opciones nos damos cuenta de que existen alternativas para todos los gustos, mucho más sostenibles que las tradicionales tejas sin afectar la estética del tejado. Una oportunidad del siglo XXI que debe ser considerada por todo constructor.
Estas tejas solares ya empiezan a invadir el mercado, por su belleza en el diseño y sus bondades para obtener energía renovable en los hogares y así permitir que cada uno pueda disfrutar de las ventajas de tener su “propia energía” limpia y sostenible para ayudar al Planeta.
Fuente: www.lavidalucida.com

¿Cuánto necesitamos para abastecer al mundo entero con electricidad solar?

En 2009, el consumo total de electricidad en el mundo era 20.279.640 GWh. El sol crea esa energía y más en tan solo una hora. La parte difícil es recoger esa energía y convertirla en electricidad útil con los paneles solares.
¿Qué zona tendría que cubrirse con paneles solares con el fin de capturar suficiente energía para satisfacer la demanda global? En realidad, no es tanto como se podría pensar.
La imagen de arriba tiene tres cajas de color rojo. Alemania debería cubrir el área más pequeña (D), Europa la (EU-25), y el mundo entero el área más grande.
Entonces, ¿qué estamos esperando? Empecemos obtener más paneles solares y a colocarlos en los tejados!!!
Fuente: www.iflscience.com

En busca del panel solar autoinstalable más barato y eficiente del mundo


El Centro Fraunhofer (el mayor centro de investigación europeo) para sistemas de Energía Sostenible trabaja en un ambicioso proyecto de paneles solares que persigue que cada ciudadano sea capaz de instalar por sí mismo y producir su propia energía solar de un modo mucho más barato para convertir en esta fuente de electricidad en una realidad generalizada.

La nueva apuesta del centro Fraunhofer, todavía en fase de pruebas, se trata de una vuelta de tuerca más al trabajo que han venido realizando históricamente este campo. Durante el año 2013, ya consiguieron desarrollar la celda de energía fotovoltaica más eficiente del mundo. Una innovación que ahora buscan incorporar en una nueva generación de panales solares autoinstalables. Cristian Hoepfner, director del centro, explica cómo, actualmente, “parte del coste de la instalación fotovoltaica proviene de la infraestructura, cableado e instalaciones necesarias para montarla”. Según esta institución, se requieren al menos 26 horas de trabajo de un operario especializado en esta tarea. Un tiempo al que habría que sumar la contratación de especialistas en otros oficios para integrar los paneles solares en el marco arquitectónico del edificio. En total, el coste final actual ronda 4.90 dólares por cada vatio de potencia instalado. Mientras tanto, el sistema en el que trabaja Fraunhofer permite montar los paneles en serie sobre una estructura flexible con capacidad autoadesiva en los techos y un sistema de montaje pensado para que los propios usuarios puedan hacerlo por sí mismos. No requiere mano de obra especializada, y su montaje total está presupuestada en tan sólo de 10 horas de trabajo con un coste de 1.50 dólares por vatio de potencia instalado.

Con ayuda de un electricista este sistema puede simultanearse con la red eléctrica, instalarse en solitario para la autogeneración o utilizarse como fuente de energía simultánea que, por ejemplo, sirve como alimentación de los vehículos eléctricos. Además, esta tecnología cuenta con un programa de gestión inteligente capaz de detectar fallos o anomalías en su montaje y que envía a la red en tiempo real los datos de generación y consumo de cada uno de los domicilios instalados.

Fuente: www.elmundo.es

 

Chile construye planta de energía solar para riego de frutales en el desierto de Atacama

En el valle de Copiapó, en pleno desierto de Atacama, una empresa chilena exportadora de fruta usará la energía del sol para extraer agua desde napas subterráneas y regar casi 300 hectáreas donde siembran nada menos que uva de mesa.

Se trata de la primera planta fotovoltaica en Chile que se va a dedicar en su totalidad al desarrollo de la agricultura. El proyecto, actualmente único en su tipo, no solo permite cultivar fruta de exportación en el desierto más árido del mundo, sino también generar energía completamente limpia.

Según José Miguel Fernández, gerente general de Subsole, una de las cinco mayores exportadoras de fruta del país y pionera con este proyecto, “la idea es que la producción de productos frescos tenga un cuidado con el medio ambiente, esté libre de emisiones y sea amigable. Por otra parte los costos de energía se han disparado en los últimos años por lo que nosotros, al crear esta planta fotovoltaica, estamos optando por un seguro para eventuales alzas de precios, que es lo más probable que ocurra en los próximos años”, comenta Fernández.


Con una inversión total que ronda en los 3 millones de dólares, los paneles solares cubrirán una hectárea, en el predio Agrícola don Alfonso Ltda., en la localidad de Hornitos, a 800 km. al norte de Santiago.

El lugar, que es propiedad de Subsole y que está en plena cosecha, cuenta con una superficie de 289 hectáreas, de las cuales 265 están destinadas a la producción de uva de mesa temprana para exportar a los cinco continentes.

En una primera etapa, los paneles fotovoltaicos serán capaces de generar 300 Kw. Al sumar dos etapas siguientes, la capacidad generadora podrá llegar hasta 1 Mw, energía suficiente como para abastecer a 600 hogares. Este nivel de generación de electricidad es tan alto, que la exportadora podrá vender excedentes a productores de fruta vecinos o a mineras cercanas.

El proyecto es parte de los planes de expansión de Subsole, que proyecta embarcar cerca de 7 millones de cajas de uva de mesa esta temporada a los mercados internacionales. La inversión le permitirá a la empresa aumentar significativamente su producción en el valle de Copiapó durante los próximos cuatro años.

“El parque fotovoltaico de Copiapó genera un precedente para la agricultura nacional y mundial, y para el desarrollo de energías limpias y renovables en el sector productivo de Chile. Demuestra que es posible recurrir a energías con cero emisiones de dióxido de carbono para producir fruta de calidad. Al mismo tiempo, esta planta nos permite asegurar costos estables de energía y una mayor eficiencia”, dice Miguel Allamand, presidente y socio fundador de Subsole.

El proyecto es replicable en otras zonas del país con alta radiación solar y en cualquier tipo de industria agrícola y productiva. Permite además adecuarse a los estándares en los mercados internacionales de destino, cada vez más exigentes en materia de cuidado del medioambiente y producción sustentable.

La construcción del parque solar contó con la asesoría de la Fundación Chile y el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La empresa alemana Kraftwerk Renewables Power Solutions y su filial en Chile desarrollaron y construyeron la planta tras un estudio de prefactibilidad para implementar tecnología solar, mejorar métodos de riego y almacenamiento de agua.

Fuente: www.emol.com

Seguinos en Facebook
Seguinos en Twitter
Seguime en Google+

De qué se trata la energía solar fotovoltaica de alta concentración HCPV

Si algo tiene la tecnología solar, tanto la fotovoltaica como la térmica , es que uno nunca se detiene en sorprenderse sobre la evolución permanente de tecnologías.
Es así como en este artículo vamos a hablar de la energía solar fotovoltaica de alta concentración o HCPV (de Hight Concentrated PhotoVoltaic) donde se aplican los principios de la concentración solar. Además de para las más conocidas aplicaciones térmicas de generación de electricidad, es también utilizada en la energía solar fotovoltaica.
Hace más de 20 años varias compañías iniciaron los estudios para superar una de las dificultades que más ha limitado el desarrollo de la electricidad fotovoltaica: los elevados costos de los materiales fotovoltaicos.
Estos estudios han dado sus frutos y actualmente, la fotovoltaica de concentración es ya una realidad y se presenta como una alternativa más a la generación de electricidad limpia. Claro que es una tecnología que no se encuentra aún en la Argentina, que está en pañales en cuanto a las tecnologías solares. De hecho México es el único país en América latina en disponer de esta tecnología en el estado de Durango.
Pero veamos en qué consiste  concepto del HCPV. Pues bien la tecnología solar fotovoltaica tradicional, por llamarla de alguna forma, para obtener volúmenes importantes de electricidad, necesita contar con amplias superficies de paneles fotovoltaicos, lo que se traduce en el empleo de mucho material fotovoltaico.
La tecnología de concentración fotovoltaica o HCPV plantea una ingeniosa estrategia para encarar este problema: en vez de disponer el material fotovoltaico en toda la superficie del panel, busca concentrar la luz solar que recibe el panel. Para ello utiliza elementos económicos como espejos y lentes, que concentran la luz en pequeñas celdas solares. Con ello se consigue emplear una mucho menor cantidad de material fotovoltaico y reducir los costes de forma importante.
Ya que se requiere una menor superficie de material fotovoltaico, se puede invertir en una tecnología fotovoltaica más eficiente ya que, aunque sea más cara, al ser muy poca cantidad la necesitada compensará sobradamente su precio más elevado.
De esta forma se obtienen paneles solares con celdas solares que tienen un rendimiento de entorno entre el 39 % y el 41% frente al rendimiento de las celdas convencionales de silicio que se sitúa entorno al 13% y el 19%.
En resumen, esta tecnología busca, mediante el empleo de una mucha menor cantidad de células fotovoltaicas muy eficaces, reducir los costos y a la vez mejorar el rendimiento.
En otra nota desarrollaremos detalladamente cuales son los componentes de una instalación de HCPV, que si bien tiene sus puntos en común, difieren en ciertas condiciones específicas que se deben cumplir.

Fuente: www.sitiosolar.com

Cinco mitos sobre la energía solar fotovoltaica


Por confusión, o quizás por intereses creados, se han difundido ciertas ideas sobre la Energía Solar Fotovoltaica, que por su nivel de repetición en muchos foros o publicaciones, podrían ya recibir la calificación de “mitos”. Vamos a revisar algunos de ellos

Para el 2050 la energía solar podría ser la fuente de electricidad mas usada ?

En un informe presentado por la Agencia Internacional de Energía (AIE), se señala que la energía solar podría ser la principal fuente de electricidad en el año 2050, debido al desplome de los costos de los equipos para generarlo.

En los informes de la AIE dichos sistemas solares fotovoltaicos podrían generar hasta el 16 por ciento de la electricidad mundial en 2050, mientras que la electricidad solar térmica podría proporcionar un 11 por ciento adicional. 

“La rápida disminución de costos de los módulos y sistemas fotovoltaicos en los últimos años ha abierto nuevas perspectivas para el uso de la energía solar como una fuente importante de electricidad en los próximos años y décadas”, dijo el director ejecutivo de la AIE Maria van der Hoeven.

La energía solar fotovoltaica es la tecnología que registra el más rápido crecimiento de las energías renovables en el mundo desde el año 2000 en adelante, aunque sigue representando menos del 1 por ciento de la capacidad mundial de energía.

La AIE dijo que la expansión fotovoltaica sería liderado por China, seguido por Estados Unidos, mientras que en la solar térmica también podría crecer en los Estados Unidos, junto con África, India y el Medio Oriente.

Fuente: The Guardian