Los soldados del futuro generarán su propia energía

Es posible que las tecnologías incorporadas a la vestimenta proporcionen a los soldados de los Estados Unidos energía portátil mientras están en movimiento y reduzcan el peso de los equipos que cargan para combate.

Advertisements

En París muy pronto no podrán circular los vehículos con motores diésel

La alcaldesa de esa ciudad dijo que busca aprobar la medida para 2020. Es por los altos niveles de contaminación y la relación del combustible con el cáncer de pulmón. Por la alta contaminación, París busca alternativas para la movilidad como los autos eléctricos y city cars. 

Dentro de unos años, los vehículos con motores diésel serán una especie en extinción en París. Es que la alcaldesa de la capital de Francia, Anne Hidalgo, confirmó que buscará que dejen de circular. El motivo son las emisiones contaminantes que generan esos motores, que causan cáncer de pulmón, según un nuevo dictamen de la Organización Mundial de la Salud.
“Quiero el final del diésel para 2020”, dijo Hidalgo a Le Journal du Dimanche. La capital francesa tiene desde hace años altos niveles de contaminación y esta sería la medida más drástica para combatirla, entre otras que hay en carpeta, según publicó el diario español El País.
Por un lado el Estado prepara su ley de transición energética y además con los resultados de la próxima Cumbre del Clima, la alcaldesa cree que París podrá incluso impedir la circulación de otros vehículos muy contaminantes, gracias a una identificación que próximamente será obligatoria.
Según parece, la política de movilidad del Ayuntamiento parisino ya disuadió a muchos de circular en coche por la ciudad. Hace trece años, el 40 por ciento de sus habitantes no disponía de auto propio, y actualmente esa cifra llegó al 60 por ciento. También disminuyó la cantidad de estacionamientos, que son cada vez más caros y las multas son elevadas.
Las nuevas medidas contra la contaminación, que se debatirán el 9 de febrero, dificultarán aún más el uso del auto particular al limitar también la circulación en el centro y grandes avenidas, como los Campos Elíseos y Rivoli.
Como ocurre en muchos países, en Francia, los motores diésel estuvieron históricamente subvencionados por el Estado debido a su menor emisión de dióxido de carbono. Pero el primer ministro, Manuel Valls, reconoció la semana pasada que esa política fue un error. Ocurre que el diésel emite dióxido de nitrógeno y, en ciertas condiciones, también micropartículas perjudiciales para la salud que penetran en los pulmones y la sangre.
París realiza mediciones permanentes del estado de su atmósfera, que incluso se publican en carteles inteligentes de distintos puntos de la Ciudad. Dos semanas atrás se conoció el resultado del pico de contaminación que ocurrió el 13 de diciembre del pasado año, cuando en las calles de la ciudad se respiraba el mismo aire que generan ocho fumadores en una habitación de 20 metros cuadrados.
Según una encuesta, el 84 por ciento de los habitantes de París cree que luchar contra la contaminación es una prioridad. Y el 47 por ciento indica que los que tienen un coche de diésel estarían dispuestos a cambiarlo por un auto eléctrico o el transporte público.
De todas formas el anuncio generó polémica ya que el opositor Frente Nacional atacó a la alcaldesa por su “ciego dogmatismo” y defendió a las clases trabajadoras que no pueden cambiar su viejo diésel por un vehículo más eficiente.

 
Fuente: www.clarin.com

La nueva energía eólica: aerogeneradores sin palas de Vortex Bladeless

La start-up española Vortex Bladeless ha decidido dar un giro al planteamiento y aprovechar este fenómeno  para generar energía eólica. Cuando una estructura cilíndrica, como una chimenea, se interpone en el curso de un fluido como el viento (cuando el flujo es laminar, es decir, que discurre de forma ordenada y estratificada), se produce un fenómeno denominado calle de vórtices Von Kárman. El fluido forma un patrón cíclico de remolinos de movimiento espiral que azotan la estructura y la hacen oscilar de un lado a otro. Muchas torres y chimeneas sufrieron los efectos de este fenómeno hasta que el físico Theodore von Kárman descifró su explicación aerodinámica en 1911.

Desde entonces la ingeniería contempla estos vórtices y dispone de métodos de prevención para evitar que se comprometa la solidez de las infraestructuras. Ahora, la start-up española Vortex Bladeless ha decidido dar un giro al planteamiento y aprovechar este fenómeno  para generar energía eólica. Para ello ha creado Vortex, un aerogenerador sin palas que oscila de un lado a otro de acuerdo con el viento para captar la energía cinética.
“Estos remolinos son un problema que, habitualmente, los ingenieros tratan de evitar por todos los medios, porque se les podrían caer los edificios”, explica el cofundador de Vortex Bladeless, David Suriol. El responsable explica que su caso es justo el contrario: “Nosotros lo buscamos deliberadamente y lo optimizamos”.
Para ello, la empresa ha creado una estructura cuya geometría se acopla a la frecuencia de oscilación de los remolinos y los empuja a reproducirse de forma ordenada en torno a ella. El aerogenerador contiene un sistema de bobinas e imanes integrados en un mecanismo que además de generar energía eléctrica logra que la estructura se “sintonice” a la frecuencia adecuada para mecerse al ritmo de los remolinos de forma óptima.
A simple vista, el dispositivo se presenta como un cilindro vertical en forma de cono fabricado con fibra de vidrio, lo que lo hace tanto ligero como rígido. Los prototipos actuales alcanzan los seis metros de altura, aunque la empresa planea hacer versiones mayores. En 2015 lanzarán un modelo de 12,5 metros y de aquí a tres años, otro de más de 100 metros. “Cuanta mayor sea la altura, mayor será su rendimiento”, explica Suriol.
“Al funcionar sin palas, el diseño elimina muchas de las partes móviles y mecánicas del molino tradicional, lo que reducirá notablemente los costes de fabricación y de explotación de la energía eólica”, asegura el cofundador. Estima alcanzar una disminución de costes en el proceso de construcción de un 53% frente al de un aerogenerador normal. Además, “la reducción del tamaño y la ausencia de palas facilitará también las labores de transporte y mantenimiento”, detalla el responsable. Los materiales con los que se construye también tienen un menor impacto en la huella de carbono, “ya que como no tiene sistemas de engranaje, Vortex no necesita aceites”, añade.
Esta solución innovadora para la generación de energía ha permitido a la compañía integrar la lista de seleccionados de la primera convocatoria del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol. Después de un intenso proceso de incubación en el Centro de Tecnología Repsol, el equipo ha registrado tres patentes que incluyen todos los aspectos técnicos de Vortex. La última, tuvo lugar en octubre, antes de presentar su proyecto al concurso de start-up The South Summit 2014, donde obtuvo el premio al mejor proyecto en la categoría de Energía e Industria.
Además de abaratar costos, esta tecnología presenta otras características beneficiosas frente a otros modelos. Suriol explica que Vortex puede generar energía en un amplio rango de velocidades del viento, “mayor que el de los aerogeneradores convencionales”. En concreto, su dispositivo arranca a partir de una velocidad de viento de un metro por segundo, “menor a la requerida por un molino tradicional”, explica. Los molinos multipala se ponen en funcionamiento a partir de los tres metros por segundo.
La forma cilíndrica de la estructura también elimina la necesidad de orientar el aerogenerador en dirección a la corriente de viento, como debe hacerse con los molinos con palas, aunque, ante las mismas condiciones, la energía que produce Vortex sería aproximadamente un 30 por ciento menor a la que genera un molino tradicional.
Por otro lado, el diseño también hace a Vortex menos invasivo en el paisaje natural y la ausencia de palas lo hace menos peligroso para las aves. Tampoco hace ruido, lo que reduce aún más su impacto medioambiental.

HACIA LO PIEZOELECTRICO
A medio y largo plazo, los investigadores de Vortex Bladeless trabajan en una forma alternativa a la inducción electromagnética para generar la electricidad a partir de las oscilaciones de Vortex. Esta alternativa estaría basada en la piezoelectricidad.
Este fenómeno, descubierto en 1880 por los hermanos Pierre y Jacques Curie, ocurre en algunos cristales como el cuarzo, que carecen de centro de simetría. Al comprimirlos, su masa se polariza y genera un potencial eléctrico.
Desde su descubrimiento, la piezoelectricidad (del griego piezein, “estrujar o apretar”) ha servido para diversos propósitos, desde el diseño del sonar de los submarinos y el mecanismo de los mecheros y los relojes, hasta las pastillas que amplifican la señal acústica de las guitarras. La piezoelectricidad también se ha venido utilizando para aplicaciones de energy harvesting, pero no para generación de grandes cantidades de energía.
En el caso de Vortex, al incluir materiales piezoeléctricos en el interior del cilindro, las oscilaciones del viento deformarían los componentes, produciendo así electricidad. “Por ahora los materiales piezoeléctricos que existen no tienen la potencia suficiente para ser rentables, necesitaríamos toneladas”, explica Suriol. No obstante, ya hay distintos grupos de investigación que están trabajando en nuevos materiales, basados en plásticos y cerámicas, con mayor potencia y menor peso “que sí serían interesantes para Vortex”, concluye.

 
Fuente: www.evwind.com

Toshiba desarrolla turbinas eólicas bajo el mar

Las turbinas marinas de Toshiba trabajan por parejas, van ancladas al fondo en zonas donde las mareas y el oleaje es intenso. Ese movimiento de las gigantescas hélices, así como los cambios de temperatura del agua, serán los encargados de producir energía eléctrica más limpia en Japón.

Japón pareciera que está decidido a abandonar la energía atómica luego del desastre de Fukushima. Por eso oír hablar de turbinas submarinas no es nuevo, pero el plan iniciado por Toshiba en Japón es uno de los más serios que se han puesto en marcha hasta la fecha de forma comercial. 
Tras aprovechar la energía de las mareas o las olas con sistemas de compuertas, toca pasar a la acción con turbinas eólicas bajo el mar. No es que funcionen con el viento como las de superficie, pero la forma y funcionamiento es similar.

Toshiba y IHI Corporation, tras años de pruebas (desde 2011), han sido finalmente las elegidas por la New Energy and Industrial Technology Development Organization (NEDO) de Japón para iniciar una instalación comercial real que se pondrá en funcionamiento ya, y quedará completada en 2017. 
Si la misma tiene éxito, Japón podría considerar una implantación a mayor escala que le permita derivar la generación de energía a este tipo de instalaciones más seguras que las actuales y también con menos impacto de CO2 en la atmósfera.
Las turbinas marinas de Toshiba trabajan por parejas, van ancladas al fondo en zonas donde las mareas y el oleaje es intenso. Ese movimiento de las gigantescas hélices, así como los cambios de temperatura del agua, serán los encargados de producir energía eléctrica más limpia en Japón.
En Irlanda hay otra instalación similar, esta vez de la mano de Siemens.

Fuente: www.innovaticias.com

Perú planea ofrecer energía solar gratuita a sus ciudadanos más pobres

Perú está iniciando un programa el cual básicamente instalará cerca de 1.250.00 sistemas de paneles solares para más de 500 mil viviendas. El resto será puesto a subasta.

Jorge Merino, ministro de Energía y Minería, dijo: “este programa se enfoca en los ciudadanos que peor lo están pasando, esos quienes no tienen acceso a electricidad y todavía usan lámparas de aceite, y que gastan sus propios recursos en pagar por combustible que dañan su propia salud”. En estos momentos cerca del 66 por ciento de la población en Perú tiene acceso a la electricidad.

Perú tiene cerca de 29.5 millones de habitantes y es el quinto país más poblado en América del Sur. Este crecimiento de la población se vio reducido desde el 2.6 % al 1.6 % entre 1950 y 2000. Mientras que la población de este país se espera que llegue aproximadamente a los 42 millones en 2050.

Con estos datos sobre la mesa, se puede conocer los ideales de este programa que empezó su primera fase el 8 de julio de este mismo año en la provincia de Contumaza, donde 1601 paneles solares fueron instalados. Justamente suministran energía a 126 comunidades de los distritos de Cupisnique, San Benito, Tantarica, Chilete, Yonana, San Luis y Contai.

Perú tiene unos importantes niveles de radiación solar que pueden llegar a los 5 kWh por m2 durante un día en la Sierra, a los pies de la cordillera de los Andes. Perú también es casa de la mayor planta solar de Latinoamérica con 40 MW. Así que la instalación de cerca de 125000 paneles solares para proveer a más de 500 mil viviendas es toda una declaración de intenciones. El coste de la instalación sería de 200 millones de dólares.

Una interesante iniciativa por parte del gobierno peruano que llevará a su país en camino hacia las energías renovables, vitales para la sostenibilidad del planeta y de las personas que lo habitan.

Fuente: www.renovablesverdes.com

En la COP20 demandan desarrollar políticas para el consumo de alimentos sanos

“Voces por el Clima” es un espacio en el que Perú, como país anfitrión de la COP20, da la bienvenida a visitantes nacionales e internacionales, y ofrece áreas de exposición e intercambio para comunicar y sensibilizar al público sobre la importancia del cambio climático. Es un espacio que refleja la diversidad de propuestas e iniciativas en relación al cambio climático, y hace énfasis en los cinco temas emblemáticos priorizados en la agenda interna del Perú: Bosques, Montañas y Agua, Océanos, Energía y Ciudades Sostenibles.

En Voces por el Clima participó Masahi Asano que es un propulsor de la agricultura sostenible y enfatizó la importancia de la producción de alimentos naturales, libre de contaminación de insumos químicos.
Uno de los mayores riesgos que trae consigo el cambio climático es la inseguridad alimentaria. Las lluvias, tormentas, heladas y demás inclemencias del  clima atacan las zonas de cultivo y merman la producción de los agricultores de cada localidad en el mundo. 
Además, el uso indiscriminado de mala tecnología (como los dañinos pesticidas que matan a las plantas), el arrojo de desechos tóxicos a los campos, la proliferación de los agroquímicos son causantes de muchas enfermedades del ser humano como la anemia o desnutrición.
Para el profesor Masahi Asano, practicante del arte del Mahikari, esta realidad tan cercana nos tiene que llevar a mejorar el tipo de alimentos que consumimos y la forma de producción de los mismos.
En ese sentido sostuvo que desde todas las esferas públicas y privadas debe promoverse el uso de energía renovable que afecta menos al ambiente y los cultivos.
Agregó que se necesita tecnología amigable con el planeta y con los seres humanos  como lo son los paneles solares fotovoltáicos, que producen un megavoltio de energía solar por día, y celebró que en la India ya haya 760 paneles instalados, los que almacenan entre 250° y 450° en 16 horas. 
También recordó la experiencia de las cocinas naturales que para octubre del 2015 permitirían a este mismo país ahorrar aproximadamente US$ 25 mil diarios, pues reemplazarán el común gas casero por energía solar, que cocinará de forma natural los alimentos con vapor.
Durante el certamen Voces por el Clima, Asano dijo que nuestros países latinoamericanos son privilegiados porque aún conservan amplias zonas dedicadas a los cultivos de productos naturales y exhortó a defender estos espacios e impedir que la mala industria los elimine. 

LOS MAS PERJUDICADOS
Por otro lado, Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, lamentó que los más perjudicados con la inseguridad alimentaria sean los propios productores.
Consideró que si bien hay avances en la materia de desnutrición, aún queda mucho camino y para el caso, solicitó un incremento del presupuesto público que se cumpla el derecho fundamental a la alimentación. 
Fue enfático al señalar que ya tenemos muchos años con conferencias, debates, los que imprimen grandes cantidades de papel pero que no lograron los resultados que el planeta y la sociedad necesitan. “Hay que trabajar para que todos podamos alimentarnos con alimentos de calidad y bien producidos”, expresó.

CLAVES PARA TENER EN CUENTA
Según Masahi Asano, el mundo recibe mil veces más sol del que necesita, por eso esta energía debe ser bien aprovechada en proyectos renovables.
Agregó que todos los gobiernos deberían tomar conciencia de la importancia de defender a los productores agrícolas.
Aprovechó para reiterar su posición contra el uso de agroquímicos pues van contra el medio ambiente, la vida misma y la necesidad de favorecer una alimentación sana.

 
Fuente: www.larepublica.pe

Las carreteras que recargan a los vehículos un sueño que puede hacerse realidad

A través de la tecnología de inducción magnética es posible construir carreteras que recargan coches eléctricos mientras éstos circulan sobre ellas.

Uno de los problemas que tienen los vehículos eléctricos en este momento es la falta de puntos de carga en las ciudades y en general en cualquier tipo de vía de circulación.
Pero calma, hay investigadores empeñados en echar abajo este argumento. En concreto el sistema ideado por un equipo de la Universidad del Estado de Carolina del Norte, en Estados Unidos, proporcionaría a este tipo de vehículos una forma de carga inalámbrica que los convertiría prácticamente en independientes, pues recibirían la electricidad de las propias carreteras.
La visión de unas carreteras que recargan coches eléctricos, que estos investigadores han hecho técnicamente posible, no es precisamente nueva. En Corea del Sur este mismo año se han puesto en marcha dos autobuses eléctricos que realizan una ruta de 24 kilómetros a lo largo de los cuales van recargando su batería, sin que sea necesario que se detengan a cargar energía. El origen de la energía está en unos cables instalados bajo la superficie de las calles del recorrido.
Al igual que los investigadores de la Universidad del Estado de Carolina del Norte, el sistema coreano se sirve del campo magnético para transmitir la energía al vehículo. La idea de propulsar a los coches a través de las carreteras es tan antigua que en la exposición Futurama, celebrada en Nueva York el año 1939, el diseñador Normal Bel Geddes planteó vías que aportaban energía a los vehículos eléctricos que circulaban sobre ellas.
Han tenido que pasar muchas décadas hasta que se han desarrollado sistemas fiables, aunque su implantación comercial aún esté lejos. La problemática de los coches eléctricos está ligada a su autonomía. Para favorecer su autonomía se han inventado sistemas de carga inalámbrica, más cómodos, mientras que también se ha investigado para aumentar la duración de la batería.
Con la presente investigación, un vehículo eléctrico podría incrementar su autonomía de los 100 kilómetros a los 500 kilómetros. Ello sin que hubiera que rehacer las carreteras enteras, pues sería posible colocando bobinas de carga en el 10 por ciento de las vías. Su sistema tiene la particularidad de utilizar componentes electrónicos poco costosos para propiciar una carga inalámbrica a través de inducción magnética.
Los cargadores, situados bajo el asfalto, se conectan con una bobina que produce un campo magnético. Cuando un vehículo que cuenta con su propia bobina se coloca encima, los sistemas que proporcionan energía se activan y ésta se envía a través del campo magnético. Sin embargo, si no hay coches o no tienen receptor, la bovina genera un campo magnético débil, con lo que evita el derroche de energía.

 
Fuente: www.blogthinkbig.com
 

El reto de una ciudad sostenible

Una neoyorquina cultiva tomates, albahaca y escarola en una terraza de Brooklyn

Construcción, transporte, iluminación y residuos con una gestión más ecológica y económica. Estos son los retos de futuro de las grandes ciudades, que ya acogen el 80 por ciento de la población europea.

En el año 1700, solamente uno de cada diez europeos vivía en una ciudad. En 2014, ocho de cada diez viven en un entorno urbano. Y en 2030 no serán solo los europeos. En todo el mundo, 5.000 millones de personas vivirán en ciudades según ESMAP, la división del Banco Mundial encargada de estudiar la eficiencia energética en las ciudades.
En España se han puesto en marcha en ciudades medidas de ahorro energético, algunas locales y otras de carácter estatal, como el certificado de eficiencia energética y otras impulsadas por la UE para cumplir los llamados compromisos 20-20-20. Eso es, en 2020, los países miembros estarán obligados a reducir en un 20 por ciento sus emisiones y aumentar en el mismo porcentaje su eficiencia energética y uso de energías renovables.
De cualquier modo, que la gran mayoría de españoles viva en una ciudad no representa, de por sí, un lastre. Según datos de la Agencia Internacional de la Energía, en Europa las emisiones y el gasto energético de las personas que viven en una urbe son menores, debido principalmente a un mayor uso del transporte público. Por otro lado, también es donde más margen de mejora hay.

EDIFICIOS MAS EFICIENTES
La construcción es uno de los sectores con una asignatura pendiente si hablamos de las grandes urbes. La Comisión Europea calcula que, de cada cuatro edificios que habrá en 2050, tres ya están construidos. Esto significa que, aunque el sector de la construcción es responsable del 40 por ciento del gasto energético y el 36 por ciento de las emisiones, las principales medidas de ahorro deben enfocarse en convertir los edificios viejos en eficientes. El gasto energético de un edificio depende, por supuesto, de su uso. En los comerciales, el mayor gasto suele ser en iluminación y, en los residenciales, en calefacción.
Los 120.000 habitantes de Reykjavik, la capital de Islandia -considerada por diversos estándares la ciudad más eficiente del mundo- se calientan con energía hidroeléctrica y geotérmica, esta última con poca implantación en nuestro país. En un estudio publicado en “Renewable Energy” en junio, investigadores de la Universidad de Valladolid calcularon el impacto energético que la geotérmica renovable podría tener para nuestro país: 3,2 GW. «Parece poco, pero es el equivalente a tres centrales nucleares», aclaró el ingeniero César Chamorro, uno de los autores del trabajo. Aunque ciudades como Orense y Gerona son de las más audaces en emplearla en sus edificios, este tipo de energía tiene un gran potencial en el resto de Galicia, Cataluña, Castilla y León, Andalucía y el Sistema Central.
En cuanto al consumo de electricidad en los edificios, empresas como Onyx Solar, que fabrica con gran éxito paneles de revestimiento y suelos fotovoltaicos transitables, pueden tener la clave. Leonardo Casado, su director de proyectos de I+D, apuntaba a INNOVA + que, «aunque hace el 90 por ciento de su facturación en el extranjero, Onyx Solar ha hecho grandes proyectos en España», como recubrir con paneles solares el Centro de Investigación Genómica y Oncológica de Granada, que cada año genera para el edificio más de 31.000 kilovatios/hora totalmente limpios.
Pero España tiene además otras vías de ahorro. Por ejemplo, en los ascensores, ya que, de acuerdo con un informe de Credit Suisse hecho público recientemente, el nuestro es el país del mundo con más ascensores, en concreto 19 por cada 1.000 habitantes, casi el doble de la media de Europa Occidental. Los ascensores representan hasta el 7 por ciento del gasto energético de un edificio. «Si el sistema tiene menos de 15 o 20 años, hay un gran potencial de eficiencia energética y fiabilidad simplemente por los avances tecnológicos que ha habido en este tiempo», afirmaba recientemente Bill Lippman, vicepresidente de modernización de la empresa Schindler.

TRANSPORTE MAS LIMPIO
Pero, si hay un sector donde la energía sea relevante, ese es el tráfico. La mayor densidad de población de las ciudades plantea muchas oportunidades para el ahorro en el transporte. Según el INE, en España, ciudades como Barcelona alcanzan los 16.000 habitantes por kilómetro cuadrado, y Madrid, Sevilla y Valencia superan los 5.000. Ninguna de las 25 ciudades más pobladas del país baja de los 500 habitantes por kilómetro cuadrado y prácticamente nadie vive a más de 400 metros de un punto de transporte público, que es la distancia que muchas instituciones internacionales establecen como fundamental para un sistema de transporte público eficiente. ¿Y para el tráfico de coches?
Más allá del carril bici, los vehículos municipales eléctricos y los autobuses de hidrógeno, disciplinas como la inteligencia artificial pueden resolver muchos problemas. En Málaga, Sevilla y Córdoba ya se han empezado a experimentar con semáforos inteligentes que se coordinan en función del nivel de tráfico para reducir los embotellamientos (momento en el que el vehículo gasta más energía y es, por tanto, más ineficiente), siguiendo un algoritmo desarrollado en la Universidad de Málaga por el ingeniero informático Enrique Alba y su equipo. Entre las medidas aconsejadas por la UE, están las de equipar el transporte público con medidores de uso de combustible y sistemas de información de tráfico en tiempo real, para optimizar la combustión.
También quedan medidas sencillas por llevar a cabo. Por ejemplo, en iluminación, sustituyendo las viejas farolas por leds. Las luces de bajo consumo y larga duración, reconocidas este año con el Nobel de Física, son la mayor revolución en iluminación desde la aparición de la bombilla. Duran cuatro veces más, iluminan el triple y reducen la factura eléctrica de un ayuntamiento entre el 30 por ciento y el 70 por ciento. En la localidad albaceteña de Salobre lo han podido comprobar ya. Con la colaboración de Gas Natural, a través de sus programas Ledplus, el municipio y su pedanía ha renovado el alumbrado público con estas luces eficientes, además de instalar sistemas de telegestión punto a punto que han permitido a la localidad reducir en más de un 75 por ciento el consumo energético. Pese a que muchas ciudades españolas ya se han autoproclamado ya “smart cities” -la red española de ciudades inteligentes RECI supera ya la decena-, aún les queda un largo camino para ser eficientes.

 
Fuente: www.elnortedecastilla.es
 

Llegan los gimnasios que generan energía mientras se ejercitan ?


Todos sabemos los beneficios a la salud del ejercicio regular y si le añadimos que con ejercitarnos estamos generando energía para mantener nuestro gimnasio favorito, la ecuación es ganar-ganar.

La idea de generar energía por una actividad humana no es nueva, en Brasil algunos presos reducen sus condenas pedaleando para generar electricidad para el alumbrado de la ciudad, también existen discotecas que aprovechan los pasos de baile para energizar el local y en algunas ciudades los peatones generan electricidad al caminar por veredas y calles de la urbe.
Era solo cuestión de tiempo para que un visionario encontrara la forma de aprovechar los watts producidos por las personas que hacen ejercicio físico.
Transformar en electricidad la energía que producimos a diario puede ser sin duda un mecanismo eficiente no solo para ampliar el acceso a la luz, sino también para reducir el uso de sistemas que producen un alto nivel de contaminación en la ciudad.
Esta forma de instalar gimnasios gratuitos al aire libre es una interesante idea, ya que además de promover la salud pública a través del ejercicio, permite relacionarse a la comunidad y que la energía producida se puede utilizar, por ejemplo, para el alumbrado del propio parque.
Además, para aquellos que odian pasar horas en un gimnasio cerrado realizando un aburrido ejercicio físico, ahora hay una razón de peso a tener en cuenta, proteger el medio ambiente al generar energía limpia mientras haces ejercicio.
La electricidad producida en este momento en las máquinas de ejercicio en los Gimnasios del Corazón Verde (Green Heart Gym) ilumina el sitio donde están ubicados gracias a las lámparas LED que incorporan. Pero la empresa está manteniendo contactos con la Federación Nacional de la Vivienda para identificar lugares donde podría ser instalado un gimnasio de este tipo y que pudiese alimentar con la energía que genera a edificios cercanos, o suministrar la electricidad producida a la red.
El propósito de The Green Heart, además de concienciar sobre la generación y consumo de energía, es también motivar a jóvenes y adultos a comprometerse con su salud, ya que brinda guías médicas, escalas de medición de la altura, tips para una vida más saludable, entre otros.
Esperemos que gimnasios ecológicos como éste y otros sistemas de producción de electricidad basados en la actividad de las personas puedan ser una alternativa que se expanda rápidamente en todo el mundo.

publi1
Fuente: www.diarioecologia.com
 

En Villa Carlos Paz proponen bajar un 50 por ciento las tasas municipales a quienes instalen energías alternativas

En la búsqueda de una solución alternativa para atenuar en Villa Carlos Paz los efectos de la crisis energética estructural que padece el país en general y la provincia de Córdoba en particular, el presidente del Concejo de Representantes de esta Ciudad, Walter Gispert, presentó un proyecto de ordenanza por el cual propone rebajar 50 por ciento a tasa de Servicios a la Propiedad a todos aquellos vecinos que instalen en sus casas o comercios sistemas alternativos de energía como los solares o eólicos.
“Aquellos contribuyentes que inviertan en maquinaria o equipamiento para abastecerse de manera total o parcial de energía proveniente de fuentes renovables serán beneficiados en el año fiscal inmediato posterior al de la instalación de los mismos con una eximición de hasta 50 por ciento del monto que les corresponda abonar en concepto de tasa municipal de Servicios a la Propiedad”, sostiene en su artículo 1 el proyecto de ordenanza que promueve Gispert.
Se considerará “fuente renovable” a aquellas que por su naturaleza o mediante un aprovechamiento adecuado se consideran inagotables, tales como la energía solar en todas sus formas y la energía eólica.

 
Fuente: www.lmcordoba.com.ar