El horno solar de Odeillo, en Francia

Recorriendo los Pirineos, en la frontera entre Francia y España, en el lado francés, el viajero puede encontrar un extraño y futurista edificio. Es el gran horno solar de Odeillo, que alberga un centro francés de investigaciones sobre energía solar. Se ubica en la comuna de Font-Romeu-Odeillo-Via, en el departamento de Pirineos Orientales.

El horno solar de Odeillo es uno de los más grandes del mundo, quizá sólo comparable con uno similar que se encuentra en Taskent, Uzbekistán. Cuenta con una potencia térmica de 1 GW. Pero su importancia radica, sobre todo, en que es uno de los más importantes centros de investigación acerca de la concentración de la radiación solar y sobre el comportamiento de materiales sometidos a temperatura extremas.

02

Este gran horno solar supera en tamaño al mítico Arco del Triunfo de París. Tiene 9.600 espejos que reflejan los rayos del Sol y los concentran en un punto. Con ello, se consiguen temperaturas superiores a los 3.000 ºC. El centro de Odeillo se dedica, entre otras cosas, al estudio de materiales cerámicos y, en concreto, a comprobar su respuesta ante tan altas temperaturas.

Fue en 1949 cuando se construyó el primer horno solar en Francia, en la localidad de Mont-Louis. Basándose en éste, y teniendo en cuenta lo aprendido, se construyó el horno solar de Odeillo. Se tardaron seis años en acabarlo, desde 1962 hasta 1968. En 1970 se puso en funcionamiento.

Diferentes usos a lo largo de su historia

Al principio, se investigaba, sobre todo, cómo fundir materiales de un modo puro. Pero, desde 1973, cuando ocurrió la primera crisis mundial del petróleo, los investigadores concentraron sus esfuerzos en convertir la energía solar en electricidad. Se llegó a construir la central solar Themis, que funcionó desde 1982 hasta 1986.

En los últimos tiempos, de nuevo se ha recuperado la investigación energética y medioambiental: se estudian materiales, sistemas de producción de electricidad, métodos de extracción de hidrógeno a través del calor solar y, también, métodos de recuperación de residuos.

El horno se compone de algunas filas de espejos orientables que recogen los rayos solares y los reflejan hacia una segunda serie de espejos concentradores que forman la enorme parábola del edificio principal. Desde allí, los rayos se dirigen hacia una superficie circular de cuarenta centímetros de diámetro. Este sistema es equivalente a concentrar la energía de 10.000 soles.

Fuente: www.energiasrenovadas.com

publi1

Advertisements

Francia a punto de alcanzar a España en potencia fotovoltaica

Francia ha invertido en energía renovable en los últimos años y la industria se ha desarrollado a buen ritmo. Mientras, en España, la potencia solar fotovoltaica se ha quedado estancada por las políticas de los sucesivos Gobiernos de los dos partidos mayoritarios. El parque fotovoltaico de Francia alcanzó a finales de 2012 los 4.003 MW, 1.079 MW más que en 2011 y un incremento del 37% con respecto al año anterior.

La empresa Bookeen lanzará un eReader que se carga con energía solar

Bookeen and Sun Bookeen lanzará un eReader que se carga con energía solarEstos días está teniendo lugar en Barcelona el Mobile World Congress (MWC), un evento dónde se congrega toda empresa tecnológica que se centra en las telecomunicaciones. El evento ha alcanzado tal éxito que actualmente cualquier empresa tecnológica busca su hueco y presencia. Tal es el caso de la empresa francesa Bookeen la cuál ha aprovechado el evento para anunciar un nuevo eReader que se cargará con un panel fotovoltaico en vez de una conexión miniusb.

En la Torre Eiffel instalan energía solar y eólica con dos aerogeneradores

A la incorporación de estas dos turbinas eolícas se suma la iluminación LED, un equipamiento de energía solar fotovoltaica, sistemas de recuperación de las aguas de lluvia y bombas de calor de alto rendimiento para ofrecer un monumento que además de emblemático es ecológico. La Torre Eiffel genera energías renovables gracias a la incorporación de dos turbinas eólicas con la última remodelación del monumento.

Citroën Survolt: el superauto eléctrico que quisiera tener

Los tiempos en los que muchos identificaban “coche eléctrico = coche raro, soso y aburrido” están pasando a la historia. Y es que entre los primeros coches 100 % eléctricos que se introduciendo al mercado y presentaciones en diferentes eventos internacionales, de vez en cuando también hay tiempo para deleitar nuestros sentidos.

En Francia desarrollan un nuevo tipo de parque eólico flotante

Un parque piloto de 13 aerogeneradores flotantes de eje vertical podría emerger en Fos-sur-Mer (Francia). Los aerogeneradores fueron presentados el 23 de enero por la empresa a cargo de la producción en Marsella. Cada uno de estos aerogeneradores se espera que produzca 2,6 megavatios, generando una capacidad total de aproximadamente 30 megavatios para este proyecto piloto, suficiente para abastecer el equivalente a una ciudad de 50000 habitantes.

En París muy pronto no podrán circular los vehículos con motores diésel

La alcaldesa de esa ciudad dijo que busca aprobar la medida para 2020. Es por los altos niveles de contaminación y la relación del combustible con el cáncer de pulmón. Por la alta contaminación, París busca alternativas para la movilidad como los autos eléctricos y city cars. 

Dentro de unos años, los vehículos con motores diésel serán una especie en extinción en París. Es que la alcaldesa de la capital de Francia, Anne Hidalgo, confirmó que buscará que dejen de circular. El motivo son las emisiones contaminantes que generan esos motores, que causan cáncer de pulmón, según un nuevo dictamen de la Organización Mundial de la Salud.
“Quiero el final del diésel para 2020”, dijo Hidalgo a Le Journal du Dimanche. La capital francesa tiene desde hace años altos niveles de contaminación y esta sería la medida más drástica para combatirla, entre otras que hay en carpeta, según publicó el diario español El País.
Por un lado el Estado prepara su ley de transición energética y además con los resultados de la próxima Cumbre del Clima, la alcaldesa cree que París podrá incluso impedir la circulación de otros vehículos muy contaminantes, gracias a una identificación que próximamente será obligatoria.
Según parece, la política de movilidad del Ayuntamiento parisino ya disuadió a muchos de circular en coche por la ciudad. Hace trece años, el 40 por ciento de sus habitantes no disponía de auto propio, y actualmente esa cifra llegó al 60 por ciento. También disminuyó la cantidad de estacionamientos, que son cada vez más caros y las multas son elevadas.
Las nuevas medidas contra la contaminación, que se debatirán el 9 de febrero, dificultarán aún más el uso del auto particular al limitar también la circulación en el centro y grandes avenidas, como los Campos Elíseos y Rivoli.
Como ocurre en muchos países, en Francia, los motores diésel estuvieron históricamente subvencionados por el Estado debido a su menor emisión de dióxido de carbono. Pero el primer ministro, Manuel Valls, reconoció la semana pasada que esa política fue un error. Ocurre que el diésel emite dióxido de nitrógeno y, en ciertas condiciones, también micropartículas perjudiciales para la salud que penetran en los pulmones y la sangre.
París realiza mediciones permanentes del estado de su atmósfera, que incluso se publican en carteles inteligentes de distintos puntos de la Ciudad. Dos semanas atrás se conoció el resultado del pico de contaminación que ocurrió el 13 de diciembre del pasado año, cuando en las calles de la ciudad se respiraba el mismo aire que generan ocho fumadores en una habitación de 20 metros cuadrados.
Según una encuesta, el 84 por ciento de los habitantes de París cree que luchar contra la contaminación es una prioridad. Y el 47 por ciento indica que los que tienen un coche de diésel estarían dispuestos a cambiarlo por un auto eléctrico o el transporte público.
De todas formas el anuncio generó polémica ya que el opositor Frente Nacional atacó a la alcaldesa por su “ciego dogmatismo” y defendió a las clases trabajadoras que no pueden cambiar su viejo diésel por un vehículo más eficiente.

 
Fuente: www.clarin.com

Francia consigue crear una celda solar con una eficiencia del 50%

Las celdas solares comunes utilizan un semiconductor para convertir la luz solar en electricidad. Las de Soitec tienen cuatro semiconductores, cada uno diseñado para funcionar con una parte distinta del espectro solar. 

Una oblea con 500 diminutas celdas solares, fabricada por Soitec, ha conseguido un nuevo récord mundial. 

Soitec, una empresa de fabricación francesa, asegura haber utilizado técnicas diseñadas para fabricar microprocesadores para producir celdas solares con una eficiencia récord del 46%, convirtiendo más del doble de luz solar en electricidad en comparación con las celdas convencionales. 

Aunque las celdas son más complicadas de producir, el uso de técnicas de fabricación establecidas promete mantener bajos los costos de producción. Las celdas solares comunes utilizan un semiconductor para convertir la luz solar en electricidad.

Las celdas de Soitec al detalle

Las de Soitec tienen cuatro semiconductores, cada uno diseñado para funcionar con una parte distinta del espectro solar. Soitec produjo su primera célula de cuatro semi-conductores hace aproximadamente un año. Desde entonces ha ido mejorando el grado de eficiencia rápidamente, y parece estar en camino de ser la primera empresa en conseguir el ansiado hito de eficiencia del 50%. 
En los últimos años los costes de la energía solar han bajado más de un 80%, sobre todo porque las empresas han encontrado formas más baratas de fabricar celdas solares de silicio convencionales. Pero la energía solar sigue siendo más cara que los combustibles fósiles en la mayoría de sitios. 

Soitec es una entre varias otras compañías que intentan reducir los costes fabricando celdas solares más eficientes, para usar menos celdas y generar la misma cantidad de energía. Esto reduce los costes de instalación, que pueden llegar a suponer más de la mitad del coste de la energía solar. 

El desafío es lograr altos rendimientos sin aumentar significativamente el coste de fabricación de las celdas. Combinar varios semiconductores en una célula solar es una vieja idea que, en la práctica, resulta difícil de ejecutar. Es posible cultivar los materiales semiconductores por separado y después unirlos, pero requiere múltiples plantillas cristalinas, un proceso caro y que puede dar como resultado uniones imperfectas. 

Para fabricar sus celdas solares de cuatro semiconductores, Soitec empieza por cultivar dos materiales semiconductores atómicamente compatibles en una plantilla y dos semiconductores compatibles distintos en otra. A continuación se retira una de las plantillas para que la estructura de la célula pueda ser reutilizada (la estructura de la célula solar final hace que sea difícil quitar la otra).

Finalmente, se apilan los dos pares de semiconductores. Soitec ya ha utilizado el proceso de reutilización de la plantilla y la unión de los semiconductores desde hace años para fabricar componentes para microprocesadores y otros dispositivos electrónicos. 

La compañía planea comenzar la fabricación a gran escala de sus celdas de cuatro semiconductores en 2016. 

Sin embargo, aún no está claro cómo será de barato el proceso. La empresa no da estimaciones específicas sobre el coste por kilovatio de energía solar resultante de usar su tecnología, y asegura que las cifras dependen de la ubicación. 

Otras compañías están compitiendo por ser la primera en alcanzar el 50% de eficiencia.Este año la start-up Semprius hizo demostraciones de celdas de cuatro semiconductores con un 44,1% de eficiencia, y la compañía señala estar en camino de batir el récord mundial el próximo año.

Fuente: www.ecoticias.com