Mercedes comienza a vender baterías domésticas para almacenar energía solar

En la carrera por el almacenamiento de la energía solar en los hogares, la multinacional Daimler, propietario de Mercedes-Benz, no quiere quedarse fuera. Compitiendo directamente con el Tesla, el fabricante de automóviles, mediante su filial Deutsche ACCUMOTIVE, comenzaron a vender sus primeras unidades domésticas de baterías solares en Alemania.

Advertisements

Daimler quiere competir con Tesla presentando sus modelos de baterías estacionarias domésticas e industriales

Su instalación modular permite cargar hasta 20 kWh en versión doméstica y 500 kWh en industrial, que próximamente alcanzará los 3000 kWh, igualando las prestaciones para estabilizar la red de las actuales estaciones de carbón y nucleares.

Desde la subsidiaria Deutchsche Accumotive, Daimler está entrando en el negocio de las plantas de almacenamiento de energía estacionarias, con unidades de Iones de Litio ya activas a escala industrial.

Mercedes desarrolla un concept-car en el que la pintura convierte la luz solar en electricidad

El vehículo es de pequeñas dimensiones y lo bautizaron como “G-Code” es un prototipo conceptual construido con el fin de servir como plataforma para la presentación de tecnologías nuevas de propulsión. Todavía no tiene fecha de producción masiva ya que sobre él se estan haciendo pruebas de rendimiento exhaustivas.


El G-Code es un vehículo híbrido del que el fabricante de coches Mercedes ha dado a conocer algunos detalles recientemente y combina un motor de combustión de hidrógeno y motores eléctricos. El hidrógeno funciona como sustituto de la gasolina. A diferencia de otros coches que utilizan hidrógeno como combustible, caso del Honda Clarity FCX, este de Mercedes no lo utiliza para producir electricidad a través de una célula de combustible, sino que utiliza el hidrógeno como combustible para su motor de combustión con turbo, como sustituto a la gasolina.

Este motor más convencional se emplea para mover las ruedas del eje delantero. Por su parte, en el eje posterior emplea propulsión eléctrica, de modo que cuando funcionan ambos sistemas el vehículo es de tracción integral o 4×4. Lo más destacado del G-Code es, sin embargo, la fuente de electricidad a la que recurre para proporcionar energía al motor eléctrico del eje posterior, ya que consiste en energía solar.

publi1

La pintura ‘multivoltaica’ (‘Multi-Voltaic’ en el lenguaje comercial de Mercedes) que recubre la carrocería del vehículo es la que convierte al coche en un panel solar y en un aerogenerador rodante, ya que también convierte la fricción del aire en la carrocería en energía eléctrica.

Otros dos elementos del vehículo participan en la generación de electricidad: la más convencional y conocida frenada regenerativa (que convierte en electricidad parte de la energía en forma de calor disipada al frenar el vehículo) y otras más inusual que convierte también en electricidad los movimientos de compresión y extensión de los amortiguadores de la suspensión.

Aunque el G-Code se presentará formalmente en el próximo salón del automóvil de Los Angeles -si bien se ha dejado ver con ocasión de la inauguración del centro Mercedes de investigación y desarrollo en China-, de momento no hay pistas respecto a cuánto tardará esta tecnología en estar disponible.

Fuente: www.rtve.es