En Perú quieren destinar dos mil millones de dólares a la energía eólica

Compañías peruanas y extranjeras tienen el interés en invertir 2 mil millones de dólares en la producción de energía eólica en el Perú, reveló Alfredo Novoa Peña, presidente de la Asociación Peruana de Energía Renovables (Apeger).

El directivo indicó que entre las empresas con la mirada puesta sobre el potencial eólico peruano estarían Green Power, así como firmas alemanas y brasileñas.

Sigue a Portafolio también en Facebook

Además, sostuvo que hay una capacidad de desarrollo de energía alternativa desaprovechada. Según sus cifras, hay 65 mil megavatios de potencial hidráulico, 25 mil megavatios de potencial eólico y una cantidad similar de potencial solar fotovoltaico.

Respecto a los costos que supondría el despliegue de este tipo de energía, el presidente de Apeger señaló que estos se han reducido en los últimos años.

“Tanto la energía eólica como la fotovoltaica han bajado dramáticamente sus costos. Hace algunos años, invertir en una planta eólica era de US$3.500 por kilowatt, o sea US$3,5 millones por megavatio. Hoy [la inversión] es de US$1.600 [por kilowatt]”, indicó en entrevista con RPP.

Por ello, Novoa manifestó su contrariedad ante las cifras emitidas por el Ministerio de Energía y Minas (Minem) sobre el origen de la generación eléctrica del país del año pasado. “La generación eléctrica había sido [en el 2014] 66% térmica y 32% hidráulica. Eso para mí es una tragedia porque debería ser al revés”, concluyó.

Fuente: www.elcomercio.pe

Advertisements

Empresa peruana desarrolla un Eco-Panel con botellas PET

San Luis, es una marca peruana con 61 años de trayectoria en el país, comprometida con el cuidado y conservación del planeta, a través de mensajes y propuestas innovadoras que promueven actitudes positivas a favor de la protección del medio ambiente.

Perú planea ofrecer energía solar gratuita a sus ciudadanos más pobres

Perú está iniciando un programa el cual básicamente instalará cerca de 1.250.00 sistemas de paneles solares para más de 500 mil viviendas. El resto será puesto a subasta.

Jorge Merino, ministro de Energía y Minería, dijo: “este programa se enfoca en los ciudadanos que peor lo están pasando, esos quienes no tienen acceso a electricidad y todavía usan lámparas de aceite, y que gastan sus propios recursos en pagar por combustible que dañan su propia salud”. En estos momentos cerca del 66 por ciento de la población en Perú tiene acceso a la electricidad.

Perú tiene cerca de 29.5 millones de habitantes y es el quinto país más poblado en América del Sur. Este crecimiento de la población se vio reducido desde el 2.6 % al 1.6 % entre 1950 y 2000. Mientras que la población de este país se espera que llegue aproximadamente a los 42 millones en 2050.

Con estos datos sobre la mesa, se puede conocer los ideales de este programa que empezó su primera fase el 8 de julio de este mismo año en la provincia de Contumaza, donde 1601 paneles solares fueron instalados. Justamente suministran energía a 126 comunidades de los distritos de Cupisnique, San Benito, Tantarica, Chilete, Yonana, San Luis y Contai.

Perú tiene unos importantes niveles de radiación solar que pueden llegar a los 5 kWh por m2 durante un día en la Sierra, a los pies de la cordillera de los Andes. Perú también es casa de la mayor planta solar de Latinoamérica con 40 MW. Así que la instalación de cerca de 125000 paneles solares para proveer a más de 500 mil viviendas es toda una declaración de intenciones. El coste de la instalación sería de 200 millones de dólares.

Una interesante iniciativa por parte del gobierno peruano que llevará a su país en camino hacia las energías renovables, vitales para la sostenibilidad del planeta y de las personas que lo habitan.

Fuente: www.renovablesverdes.com

En la COP20 demandan desarrollar políticas para el consumo de alimentos sanos

“Voces por el Clima” es un espacio en el que Perú, como país anfitrión de la COP20, da la bienvenida a visitantes nacionales e internacionales, y ofrece áreas de exposición e intercambio para comunicar y sensibilizar al público sobre la importancia del cambio climático. Es un espacio que refleja la diversidad de propuestas e iniciativas en relación al cambio climático, y hace énfasis en los cinco temas emblemáticos priorizados en la agenda interna del Perú: Bosques, Montañas y Agua, Océanos, Energía y Ciudades Sostenibles.

En Voces por el Clima participó Masahi Asano que es un propulsor de la agricultura sostenible y enfatizó la importancia de la producción de alimentos naturales, libre de contaminación de insumos químicos.
Uno de los mayores riesgos que trae consigo el cambio climático es la inseguridad alimentaria. Las lluvias, tormentas, heladas y demás inclemencias del  clima atacan las zonas de cultivo y merman la producción de los agricultores de cada localidad en el mundo. 
Además, el uso indiscriminado de mala tecnología (como los dañinos pesticidas que matan a las plantas), el arrojo de desechos tóxicos a los campos, la proliferación de los agroquímicos son causantes de muchas enfermedades del ser humano como la anemia o desnutrición.
Para el profesor Masahi Asano, practicante del arte del Mahikari, esta realidad tan cercana nos tiene que llevar a mejorar el tipo de alimentos que consumimos y la forma de producción de los mismos.
En ese sentido sostuvo que desde todas las esferas públicas y privadas debe promoverse el uso de energía renovable que afecta menos al ambiente y los cultivos.
Agregó que se necesita tecnología amigable con el planeta y con los seres humanos  como lo son los paneles solares fotovoltáicos, que producen un megavoltio de energía solar por día, y celebró que en la India ya haya 760 paneles instalados, los que almacenan entre 250° y 450° en 16 horas. 
También recordó la experiencia de las cocinas naturales que para octubre del 2015 permitirían a este mismo país ahorrar aproximadamente US$ 25 mil diarios, pues reemplazarán el común gas casero por energía solar, que cocinará de forma natural los alimentos con vapor.
Durante el certamen Voces por el Clima, Asano dijo que nuestros países latinoamericanos son privilegiados porque aún conservan amplias zonas dedicadas a los cultivos de productos naturales y exhortó a defender estos espacios e impedir que la mala industria los elimine. 

LOS MAS PERJUDICADOS
Por otro lado, Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, lamentó que los más perjudicados con la inseguridad alimentaria sean los propios productores.
Consideró que si bien hay avances en la materia de desnutrición, aún queda mucho camino y para el caso, solicitó un incremento del presupuesto público que se cumpla el derecho fundamental a la alimentación. 
Fue enfático al señalar que ya tenemos muchos años con conferencias, debates, los que imprimen grandes cantidades de papel pero que no lograron los resultados que el planeta y la sociedad necesitan. “Hay que trabajar para que todos podamos alimentarnos con alimentos de calidad y bien producidos”, expresó.

CLAVES PARA TENER EN CUENTA
Según Masahi Asano, el mundo recibe mil veces más sol del que necesita, por eso esta energía debe ser bien aprovechada en proyectos renovables.
Agregó que todos los gobiernos deberían tomar conciencia de la importancia de defender a los productores agrícolas.
Aprovechó para reiterar su posición contra el uso de agroquímicos pues van contra el medio ambiente, la vida misma y la necesidad de favorecer una alimentación sana.

 
Fuente: www.larepublica.pe

Se debate el acceso universal a la energía y el cambio climático en la COP20

Durante la cumbre sobre cambio climático COP20 en Lima, se debate sobre los beneficios de electrificar zonas aisladas con energía renovable como la solar fotovoltaica.

Durante la cumbre sobre cambio climático celebrada en Lima, uno de los temas tratados es cómo el cambio climático puede afectar a la población más desfavorecida y cómo la electrificación de las zonas rurales y aisladas con energías renovables es un seguro para preservar los recursos naturales y mejorar la vida de estas comunidades.
Muchos gobiernos de América Latina están haciendo grandes esfuerzos por sacar adelante políticas y estrategias para mitigar los impactos del cambio climático. Los programas de electrificación rural con energías renovables han conseguido grandes logros al respecto. El uso de paneles solares está contribuyendo a mejorar la calidad de vida a la vez que ayuda a crear un entorno más sostenible y frenar prácticas que contribuyen al cambio climático y al consumo de recursos.
Uno de los ejemplos claros de este cambio se puede encontrar en Haití. El país aún está recuperándose económicamente del paso de Huracanes como Jeanne en 2004 o Sandy en el 2012. Otro factor importante en este territorio agrava las consecuencias de los desastres naturales, la pérdida de la cubierta forestal. La deforestación en Haití es uno de los problemas ambientales más graves del país y origina la pérdida de suelo e incrementa los efectos de las inundaciones y riadas.
Esto se debe en parte a que la madera es una de las principales fuentes de energía en Haití, representando casi un el 70 % del consumo energético. La demanda energética se sigue incrementando, ya que tan solo un 10 % de la población accede a la electricidad en la isla. 
El caso de Haití no es único en América Latina, y son lugares tremendamente vulnerables a las catástrofes climáticas. La llegada tecnologías de energía renovable, como los paneles solares está siendo fundamental para reducir el uso de la leña y frenar la deforestación, avanzando hacia la sostenibilidad de estos territorios.
Las energías renovables están convirtiéndose en el instrumento clave en América Latina, tanto para combatir contra los gases invernadero y el cambio climático como una política social que está reduciendo la desigualdad social entre los ciudadanos de las ciudades y el medio rural y aislado. Además está dinamizando la economía ya que existe un nicho importante en cuanto al mercado de sistemas de generación fotovoltaica a pequeña escala, para edificios oficiales, turismos, escuelas y centros sanitarios por ejemplo.
Todos estos motivos son los que llevan a que la mayoría de gobiernos de América Latina se muestren de acuerdo en que la electrificación rural con renovables puede estar en una situación prioritaria dentro de sus programas y planes nacionales de energía, así como dentro de los programas y acuerdos internacionales para el desarrollo.

 
Fuente: www.suelosolar.es