Turquía planea instalar 60GW de renovables hasta 2023

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales turco ha puesto sus planes energéticos en conformidad con la Directiva de Energías Renovables de la UE y se ha comprometido a que las energías limpias representen el 30% de su capacidad instalada en 2023. Este objetivo se ha segmentado según los tipos de tecnología: la apuesta más importante es en energía hidroeléctrica, donde el objetivo es la instalación de 34 GW nuevos, seguida por los 20 GW de eólica, 5 GW de solar y 1 GW cada uno de geotérmica y biomasa.

La nueva estrategia energética turca ha contado con el asesoramiento de la consultora Deloitte y la financiación del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD). “Este plan de acción es una hoja de ruta para un gran cambio”, dijo Terry McCallion, director del BERD para la eficiencia energética y el cambio climático. “El objetivo es ambicioso, pero con un esfuerzos decidido y concertado en todos los niveles de gobierno y con la plena participación de la industria, Turquía será capaz de liberar su potencial de energía verde. Esto tendrá un impacto positivo en los negocios, la vida de las personas y el medio ambiente “, agregó McCallion.

En el campo de la energía solar, la estrategia está más orientada a la fotovoltaica que a la tecnología de concentración solar (CSP), por lo que los objetivos formales sólo se han fijado para la fotovoltaica. De hecho, la hoja de ruta hacia el 2023 incluye 800 MW en 2016 y la meta de llegar a la marca de 3 GW en 2019. La estrategia también parte del hecho de que el apoyo y los incentivos a la energía solar en Turquía no existen y que las cuestiones de reglamentación son la principal barrera para el despliegue de la tecnología fotovoltaica.

Debido a la evolución de la tecnología solar fotovoltaica, el coste de la inversión se ha reducido durante los últimos años. Por tanto, y a la vista de la reducción de los costes experimentada en esta tecnología y la alta irradiación solar en Turquía, no sería necesario conceder incentivos a medio plazo para promover esta. Sin embargo, la confirmación del objetivo de 5 GW puede decepcionar a los desarrolladores y fabricantes de proyectos fotovoltaicos, ya que Turquía había sido anunciada en los últimos años como uno de los mercados emergentes más atractivos que quedan en Europa.

“Por lo tanto, en lugar de los aspectos financieros, la principal barrera para el desarrollo de tecnologías de energía solar fotovoltaica en Turquía está vinculada a la limitación 600 MW introducido en la Ley de Energías Renovables (No. 5346)”. El gobierno puede optar por aumentar este límite, pero el despliegue previsto de la estrategia sugiere que hay poco interés en la actualidad para hacerlo.

Fuente: www.elperiodicodelaenergia.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *