Un innovador proyecto en Chile utiliza energía solar para la producción de vino


La viña Miguel Torres implementó un sistema de poligeneración solar, desarrollado en conjunto con las universidades de Talca y Diego Portales y que disminuye la huella de carbono de esta industria.

El proyecto de la Fundación para la Innovación Agraria de “Poligeneración Solar en la Industria del Vino se denomina “Aplicaciones en Calor de Procesos y Refrigeración para la Reducción de Huella de Carbono” aportará a una mayor sustentabilidad en el rubro con la producción simultánea de calor y frío solar.
Esto permitirá a las empresas vitivinícolas aumentar su independencia energética, y disminuir la huella de carbono, asociada a sus procesos de producción, para luego transferir la tecnología a la industria mediante servicios de consultoría y suministro de energía.
El sistema fue implementado por la viña Miguel Torres y desarrollado en conjunto entre Dictuc y las universidades de Talca y Diego Portales, además de la participación de Fraunhofer Chile como consultor. El objetivo es diseñar un sistema de poligeneración escalable que puede reemplazar hasta un 99% del consumo eléctrico para refrigeración y entre 40-60% del consumo de calor.
“La integración de estos sistemas contribuyen a mejorar la eficiencia productiva al reducir el consumo de gas, electricidad y petróleo y otorgan un valor adicional por trabajar en la reducción de la huella de carbono. Además puede generar un gran impacto porque se podría aplicar a cualquier industria que requiera energía en sus procesos y que cuente con un mínimo de recurso solar”, señaló Pía Barros, jefe de Información y Difusión de la Fundación para la Innovación Agraria.
En tanto, el gerente general de Miguel Torres Chile, Jaime Valderrama, señaló que uno de los principales intereses de la empresa familiar es búsqueda de la calidad, la sustentabilidad en la elaboración de vinos y la práctica de la responsabilidad social empresarial.
“Sabemos que en el proceso de vinificación el control de la temperatura representa uno de los puntos principales en relación al consumo eléctrico y térmico. Para enfrentar esta realidad es que decidimos desarrollar un sistema que apunte a reducir la huella de carbono en la industria del vino”, agregó.
Debido a que la demanda de refrigeración es mayor en los meses de verano, con la implementación de este proyecto se configura una oportunidad para introducir sistemas asistidos por energía solar.

 
Fuente: www.lanacion.cl
Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *