Una ciudad de España estudia bajar el rodaje a los coches eléctricos

Que Santa Cruz de Tenerife en España sea una ciudad más sostenible pasa, en primer lugar, porque el propio Ayuntamiento y sus distintas sedes den ejemplo reduciendo las emisiones contaminantes derivadas de su actividad, y en segundo lugar, por concienciar a los vecinos para que imiten esta actitud. En el primer punto el Consistorio ya trabaja y esta misma semana dará comienzo la instalación de placas fotovoltaicas en la sede municipal de Ofra para reducir el consumo energético, medidas que irán aplicando a todos los edificios municipales. En el segundo punto, el Ayuntamiento trabaja para incentivar a los vecinos para que contaminen menos y nada mejor que hacerlo a través de los impuestos, “premiando” en impuestos a los vehículos que sean sostenibles, o lo que es lo mismo, rebajando el rodaje a coches eléctricos e híbridos. Así lo anunció ayer la concejal de Medio Ambiente, Yuri Mas, durante la presentación de los talleres y conferencias que se celebran mañana en Santa Cruz con motivo del Día de la Energía Sostenible.

Mas destacó que la adhesión del Ayuntamiento capitalino al conocido como Pacto de los Alcaldes lleva consigo, además de la reducción del 20% en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta el 2020, el compromiso de organizar jornadas como la que tendrá lugar mañana con talleres en la plaza del Príncipe y conferencias durante la tarde en la sede de la Fundación CajaCanarias, charlas en las que además se presentará el proyecto Lowcarbon Plan, incluido también dentro del Pacto de los Alcaldes y cuyo objetivo es promocionar y fomentar la sostenibilidad. La edil de Medio Ambiente detalló las acciones que el Ayuntamiento capitalino va a desarrollar en busca de esa mayor sostenibilidad. Así explicó que “nuestro primer objetivo es el de concienciar a los vecinos sobre que sus acciones individuales son de vital importancia”. Añadió que las instalación de energía fotovoltaica, además de en las sedes municipales, se extenderá a los colegios públicos, “también se van a sustituir los alumbrados tradicionales por luces led, así como facilitando los medios energéticos necesarios para reducir el consumo público de agua”.

Uno de los puntos más importantes para conseguir una reducción de la contaminación en la ciudad pasa por la actividad de la refinería, de la que Mas, dijo, “tendrá que adaptar sus instalaciones a la nueva normativa”. La concejal hizo referencia a que la citada industria ha perdido el recurso presentado contra el Plan de Calidad del Aire de la ciudad, matizando que “no tenemos nada en contra de la refinería pero sí de que contamine”.

SOSTENIBILIDAD DE LA GRANJA

El representante del Clúster Ricam, Julián Monedero, y responsable del Lowcarbon Plan, anunció que en el marco de este proyecto se va a hacer un estudio de sostenibilidad del parque La Granja. “El objetivo -explicó- es analizar los consumos de agua y energía, además de la generación de residuos, para implementar medidas de ahorro”.

Fuente: www.diariodeavisos.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *