Comprar un nuevo smartphone: un peligro para el medioambiente

La próxima vez que quieras comprarte un nuevo smartphone por puro capricho piénsalo dos veces: la producción de los smartphones es uno de los mayores peligros para el medioambiente, y no hace más que empeorar. Te explicamos por qué son tan dañinos para el planeta.

Hoy en día casi todo el mundo tiene un smartphone: la penetración de de este dipsositivo entre los jóvenes es del 100%, y del 97% entre los 18 y 65 años, según datos de IAB Spain.

El mayor problema no es la adicción que generan los smartphones a sus usuarios – que también – sino la huella que dejan los smartphones en el medioambiente, siendo uno de los mayores peligros para el planeta tierra.

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores en la McMaster University analizó el impacto ambiental del carbono procedente del el sector TIC, y no hace más que aumentar. Mientras que en 2007 el carbono procedente de la producción de tecnología representaba un 1% del total, y en 2040 se espera que supere el 14%. Para que te hagas una idea, un 14% es la mitad de lo que genera toda la industria del transporte.

Entre todos los dispositivos y gadgets que tenemos a nuestra disposición hoy en día, el más dañino para el planeta es nuestro querido smartphone. Cuando nos compramos un ordenador o un televisor, nuestra intención es que nos aguante muchos años, pero los smartphones los renovamos cada poco tiempo.

El problema está en que entre un 85% y 95% del CO2 emitido por un smartphone en sus primeros dos años de vida procede de su fabricación. Comprarte un nuevo smartphone tiene el mismo impacto en el medioambiente que usar el móvil que ya tenías durante 10 años. Todo esto empeora por las preferencias actuales del consumidor, que opta por pantallas grandes ya que los dispositivos de última gama con una gran pantalla dejan mucha más huella que sus antecesores.

Los materiales empleados para su fabricación y la constante demanda de los consumidores provoca que para 2020 un 45% de las emisiones de CO2 del sector TIC procedan de los smartphones.

A esto se le suma la constante actualización con la nube: los servidores están usando energía 24/7. Muchas grandes compañías están mirando cómo pueden usar energías renovables para las operaciones en los servidores, aunque de momento no parece que vaya a hacer una gran diferencia. Así, son un porcentaje mínimo los consumidores que reciclan sus viejos dispositivos.

La próxima vez que tu smartphone empiece a ralentizarse no te lances a comprar uno nuevo: piensa en el medioambiente y cámbiale la batería.

Fuente: www.ticbeat.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *